6 abr. 2015

Mensaje 3 abril 2015 - Luz de María - Viernes Santo

MENSAJE DE LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA A SU AMADA HIJA LUZ DE MARÍA 3 DE ABRIL DEL 2015
VIERNES SANTO
 
Amados hijos de Mi Corazón Inmaculado: 

MIS HIJOS, EN ESTE INSTANTE, SE MANTIENEN COBIJADOS POR MÍ Y NO PERMITEN QUE LA VOLUNTAD HUMANA LES DEBILITE, SINO AL SUMERGIRSE EN LA ENTREGA DE MI  HIJO, SE FUSIONAN EN EL AMOR DIVINO, DE DONDE EMANAN TODOS LOS BIENES PARA LAS CRIATURAS HUMANAS.

Mis hijos conocen a Su Pastor y obedecen el Llamado.

Saben que deben instruirse para aumentar el conocimiento y no mantenerse lejanos de cuanto sucede  a su alrededor, en todo el mundo. Los dolores y el padecer abarcarán toda la Tierra.
Amados Míos:

LA CRUZ DE MI HIJO ES VICTORIA SOBRE TODO MAL, SOBRE LA MUERTE MISMA. ASÍ MIS HIJOS SABEN QUE CAMINAN EN MEDIO DE TROPIEZOS, PERO VENCERÁN EN EL NOMBRE DE MI HIJO.

En este instante cada uno de ustedes debe ser el que tome la Sangre Bendita y Divina comprometiéndose a ser el custodio de tan gran Milagro de Amor. La Sangre Divina de Mi Hijo no se derramó sin dar frutos en Sus hijos, y frutos de Vida Eterna.  El Pan de cada día del cristiano es el Pan Eucarístico para fortaleza del espíritu, pero a la vez del cuerpo.

Hijos, las batallas de cada instante no pueden ser vencidas sin Mi Hijo, soliciten a Mi Hijo la gracia de recibirle dignamente en tan gran Sacramento. Ante el Sacramento Eucarístico toda rodilla se inclina, adorando lo más Grande de la cristiandad.

Amados:

LA CRUZ DE MI HIJO CONTIENE LOS PECADOS DE TODAS LAS CRIATURAS HUMANAS Y DE AHÍ QUE EL PESO DE LA MISMA ES COMPARTIDO POR TODA LA HUMANIDAD. AHORA DEBEN REPARAR Y ENMENDAR, ALEJÁNDOSE DE TODO AQUELLO QUE LES LLEVA AL MAL.

Hijos, son instantes de dolor para varios países, no lo miren de lejos, pues se extenderá por toda la Tierra.

EL CRISTIANO DE ESTE INSTANTE SE INSTRUYE Y CONOCE LO QUE SUCEDE A SU ALREDEDOR, SIENDO SOLIDARIO Y VIVIENDO A PLENITUD EL AMOR AL PRÓJIMO.

Sea cada uno quien enjugue el Divino Rostro, Signo de la presencia, de la compañía, del reconocimiento de Mi Hijo como Salvador de la humanidad y grabe en su corazón, no sólo el dolor, sino el Amor que supera el amor: el Amor Divino.

MI HIJO CARGA LA CRUZ COTIDIANA DEL HOMBRE, PERO VIENE DE NUEVO EN SU SEGUNDA VENIDA A DESTERRAR EL MAL.

 VIENE HACIA SUS HIJOS CON GLORIA Y ESPLENDOR, CON PODER, ACOMPAÑADO DE SUS LEGIONES, ESTREMECIENDO CIELOS Y TIERRA.
VIENE A SANAR CORAZONES HERIDOS Y A SER EL AMOR INFINITO PARA FELICIDAD DE MIS HIJOS Y DE MI CORAZÓN.

Oren, hijos Míos, por Italia padecerá enormemente.

Oren, hijos, oren por los sacerdotes para que  sean una donación total hacia su rebaño, para que no permanezcan dormidos  cuando las criaturas humanas les necesitan.

Oren, hijos Míos, oren por las grandes potencias, éstas no comprenden que el mal se
 empeñó en engañarles para que generen el último dolor de la humanidad.

Oren por ustedes mismos, para que el mal no cause estragos y les lleve a separarse del Verdadero Camino.

SEA CADA UNO DE LOS MÍOS EL CIRINEO DEL HERMANO, NO EXISTAN CONTIENDAS ENTRE USTEDES, TODOS SON MIS HIJOS Y COMO HIJOS MÍOS, SON FORTALEZA, OBEDIENCIA, AMOR, ENTREGA, SOLIDARIDAD, UNIDAD, ESPERANZA, FE, SILENCIO Y SEGUIDORES PERENNES DE MI HIJO.

Como hijos de Mi Hijo, sumérjanse en Su Corazón Sacratísimo, conságrense a Él y sean muralla que se eleve sin permitir al mal penetrar en sus corazones a través de los sentidos. Dominen los sentidos, no permitan que los sentidos les dominen. 

Amados:

RECONOZCAN AL MAL PARA QUE ÉSTE NO PENETRE EN USTEDES POR LA SENSIBILIDAD, SEAN HUMILDES, NO PERMITAN QUE LES ALEJE DEL CAMINO RECORRIDO.
 
 CADA ALMA QUE SE ALEJA DEL CAMINO DE MI HIJO, ES UN TRIUNFO PARA SATANÁS. 

Vengan a Mí, que como Madre les acojo, con Mi Amor les defiendo e intercedo para que la hiel sea dulce.

No son hijos sin Madre, son Mi gran tesoro.  

Acompañen a Mi Hijo camino al Calvario para que destierren por siempre el poder que le han otorgado al “ego” y sea el Tú Divino, el palpitar del corazón de Mis hijos.

NO PARTICIPEN DE LA MALDAD EXISTENTE EN EL MUNDO, SEAN LA DIFERENCIA, SEÑAL DE QUE SON PARTE DEL RESTO SANTO. LES AMO.

En este instante en que conmemoran la muerte de Mi Hijo, den muerte al yo humano para que Mi Hijo continúe vivo en ustedes.

Hijos:

PRONUNCIEN CONVENCIDOS DE CORAZÓN LA ENTREGA TOTAL HACIA MI HIJO, RECONOCIENDO A MI HIJO COMO EL REY DE REYES Y SEÑOR DE SEÑORES.

Mi bendición es para todos, a todos amo.

Mamá María

AVE MARÍA PURÍSIMA, SIN PECADO CONCEBIDA. AVE MARÍA PURÍSIMA, SIN PECADO CONCEBIDA. AVE MARÍA PURÍSIMA, SIN PECADO CONCEBIDA.

No hay comentarios:

Publicar un comentario