14 sept. 2015

Mensaje 12 septiembre 2015 - Brasil - Continuen rezando el santo rosario todos los dias

MENSAJE DIARIO EXTRAORDINARIO DE MARÍA, ROSA DE LA PAZ
        TRANSMITIDO EN LA SAGRADA CASA MADRE PAULISTA, SAN PABLO, BRASIL,
        AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN


Queridos hijos:
Hoy he venido para pedirles que continúen rezando el Santo Rosario todos los días, porque así como lo dije en Fátima, la ira de Dios podrá ser aplacada por la amorosa oración de todos.
En este tiempo, hijos Míos, eso no evitará que la humanidad entera sea purificada, porque aún muchos de Mis hijos en el mundo se vinculan con los caminos del mal. Es por esta causa extraordinaria de salvación que Vuestra Madre Celeste padece el dolor y la ingratitud del mundo y, a la vez, estos sentimientos de perdición son transmutados por los instrumentos que la Madre de Dios escogió, así como fue en todas las apariciones del pasado.
Nuevamente vengo al Brasil, para recoger de los corazones mansos todas las oraciones y novenas que humildemente Me puedan ofrecer. Será a través de ese ofrecimiento sincero, de todos Mis queridos hijos, que Yo podré interceder o al menos aliviar el miedo a la muerte que muchas consciencias están padeciendo en estos tiempos sin paz.
Por eso, hijos Míos del Brasil, Vuestra Madre Celeste, así como en Fátima, desciende del Cielo para despertar a través de la oración del Santo Rosario los rayos de la devoción y de la paz. Hijos, en este ciclo, que sus vidas sean oración, porque si son pura oración, ustedes serán devoción y a través de la santa devoción el mundo alcanzará la esencia de la paz.
Con Mi mano derecha sobre el Corazón Inmaculado y la mano izquierda tendida hacia el mundo, vengo para ofrecer simplemente a todos Mis hijos orantes, el camino del rayo de la devoción. Sus corazones pueden expresar esa devoción, así como una flor que se abre para recibir los rayos del sol.
Queridos hijos, deseo que a través del rosario, sus vidas ya sean otras, sean colmadas por las vertientes de este rayo de la devoción, vertiente que brota del Corazón de Vuestra Madre Celeste, así como la compasión, la paz, la elevación, la esperanza y la cura.
Hijos Míos, no teman a las cosas del mundo, llegó la hora de que sean Mis verdaderos siervos de la oración, así al menos una parte de la humanidad no perecerá. Sigamos orando, siempre orando; la Gracia y la Misericordia son urgentes para el mundo.
Yo los amo. Yo los contemplo. Yo les agradezco por rezar a Mi Corazón lastimado.
La Paz sea en sus seres,
Vuestra Madre María, Rosa de la Paz

No hay comentarios:

Publicar un comentario