30 dic. 2015

Mensaje 27 dic 2015 - Jacarei

FIESTA DE LA SAGRADA FAMILIA
"Por siempre sean alabados Jesús, María y José."

MENSAJE DE LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA
"Mis Hijos, pídan Mi Llama de Amor."

“Mis Queridos Hijos, ahora que se aproxima el fin de año, Yo quiero invitarles a una nueva, profunda y verdadera conversión de sus corazones para Dios.

El fin de año les invita a meditar cómo ustedes pasaron éste año y cómo deben comenzar el año nuevo. De manera que ello sea el recomienzo, o mejor, el comienzo de una nueva vida para ustedes.

Ustedes no pueden más continuar atados a los mismos pecados y a la misma vida sin Dios que llevaron hasta ahora, ni tampoco pueden continuar en el mismo grado de amor a Dios que ustedes vivieron hasta ahora.

Ustedes deben subir, subir cada vez más alto, atravesar cada vez más alto la montaña del amor a Dios y de la Perfección, subir más peldaños en el amor a Dios, en el amor a Mí misma, para que verdaderamente, ustedes se tornen Santos como Dios desea y como Yo también deseo aquí.

Vean que la Santidad al cual Dios llama a aquellos que vienen aquí es muy grande. Y cada vez más, Él pedirá un mayor amor, una mayor renuncia de ustedes, a la voluntad de ustedes mismos, a las opiniones propias de cada uno y también, renuncia a los apegos del mundo y a las criaturas. Y aquellos que no estén dispuestos a ésta renuncia, no conseguirán subir nuevos peldaños en el Verdadero Amor a Dios y en la Santidad.

Por eso, Yo les invito en estos últimos días del año a que dediquen más tiempo a la Meditación y a la Oración, a la Reflexión, de cómo va la vida espiritual de ustedes y si ustedes no están paralizados en el crecimiento del amor.

Y si ustedes perciben que están paralizados en el crecimiento en el amor, ustedes deben con su Oración, buscar y pedir el crecimiento en éste Verdadero Amor y la fuerza interior para renunciar a todo lo que les impide de subir nuevos peldaños en el Amor a Dios, en el Amor a Mí misma y en la Santidad.

Pidan aún con mayor fuerza Mi Llama de Amor, para que ella entre en su corazón y consuma, destruya en él, todo lo que aún les ata a la tierra, para que ustedes puedan subir velozmente los peldaños del Verdadero Amor a Dios como tantos Santos subieron velozmente.

Y así, en el próximo año, ustedes se tornen verdaderamente, en hornos de amor ilimitado a Dios, hornos de amor ilimitado a Mí misma, Su Madre y así, ustedes puedan inflamar todos los corazones que vengan aquí y también aquellos que crucen el camino de ustedes con Mi Llama de Amor.  

De manera que ustedes esparzan Mi Llama de Amor rápidamente por todas partes, transformando el mundo entero en un gran horno de amor por el Señor y por Mí. Por lo tanto, en estos últimos días, recen mucho más y abran mucho más sus corazones a Mi Llama de Amor.

Mi Llama de Amor actuará poderosamente en ustedes el próximo año, en la medida en que ustedes se abran a ella y que ustedes verdaderamente la quieran con todas las fuerzas de su voluntad ahora.

Por eso, recen, recen y recen, para que cada vez más, Mi Llama de Amor les inflame y por medio de ustedes a sus familias e inflame los corazones del mundo entero.

Aquí en este lugar, donde Mi Corazón Inmaculado encontró en el corazón de Mi Hijito Marcos la Llama de Amor inflamadísima por Mí. Aquí, donde Mi Corazón Inmaculado encontró en él todo Su Consuelo, todo Su Alivio, todo Su Descanso, Yo seguiré realizando en el próximo año, maravillas de Mi Amor Materno, para todos aquellos que Me buscan aquí con el corazón abierto y con confianza. También seguiré tocando los corazones duros, convirtiéndolos y aproximándolos cada vez más de Dios.

En la persona y en el trabajo de Mi Hijito Marcos, seguiré manifestando cada vez más Mi Luz, que se tornará cada vez más fuerte cuanto más se impregne las tinieblas de la apostasía, de los errores y de la negación de Dios en todo el mundo.

Aquí, en la persona de Mi Hijito Marcos, seguiré realizando las obras maravillosas de Gracia de Mi Corazón Inmaculado y conduciendo a las almas cada vez más a que ardan con Mi Llama de Amor Verdadero por Dios y por Mí.

Sigan adelante con Mi Hijito Marcos. Tal como Moisés, el Señor y Yo lo enviamos a ustedes para conducirlos en el trayecto de este gran desierto de su tiempo: desierto de apostasía, desierto de falta de Fe, desierto de falta de amor a Dios, de odio, de violencia y de pecado.

Aquellos que sigan con él, llegarán a la tierra prometida, o sea, el Nuevo Cielo y la Nueva Tierra, el triunfo de Mi Corazón Inmaculado.

Aquellos que se rehúsan a caminar con él, se perderán en este desierto y se transformarán en presas de fieras y de los demonios que habitan en el desierto de este mundo.

Por eso Mis Hijitos, sigan adelante, rumbo a la tierra que el Señor y Yo preparamos para ustedes, o sea, el tiempo de Gracia, de Santidad, de Felicidad y de Amor, que todos los días Nosotros preparamos para ustedes, que vendrá muy pronto con el regreso de Mi Hijo Jesús y con el mayor triunfo de Mi Corazón Inmaculado en el mundo entero.

A todos con amor Yo bendigo: de FÁTIMA… de LA SALETTE… y de JACAREÍ.”

No hay comentarios:

Publicar un comentario