22 may. 2017

Mensaje 20 may 2017 - Santa Maria: Esta palabra es para que Despierten...


MENSAJE DE LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA
A SU HIJA AMADA LUZ DE MARÍA
20 DE MAYO DEL 2017




Amados Hijos:

DESEO QUE ABRAN SUS OJOS ESPIRITUALES PARA QUE LA CEGUERA SE ALEJE DE USTEDES.

Quien no desee continuar viviendo dentro de la maldad, tiene que poseer valor para dejar de lado las acciones indebidas, las malas enseñanzas que haya recibido, la ignorancia, el irrespeto, pero sobre todo, hasta que Mis hijos no abandonen la soberbia con que tratan los asuntos de Mi Hijo, no lograrán crecer y por lo tanto no lograrán mantener una mirada clara guiada por el Espíritu Santo.

ESTA PALABRA ES VOLUNTAD DE DIOS PARA QUE DESPIERTEN DEL LETARGO EN QUE LES HAN SUMIDO Y SE MANTIENEN COMODIDOSAMENTE VIVIENDO, COMO SI NADA FUESE A ACONTECER.

Así es como el hombre se mantuvo en la generación de Noe: nada les movía, se mofaban de las palabras de Noé y de lo que él construía en obediencia a Dios. Algunos se mostraron incrédulos, otros le creían loco o poseído por un espíritu maligno que le inducía a construir un arca.

Así camina el hombre de esta generación: adormecido por la posesión de cuanto desea, manteniendo su seguridad en el dios metal con el que logra un “status” que le brinda superioridad sobre el resto de la sociedad. Saben que lo material no durará para siempre ni es motivo de seguridad perpetua, pero como sordos y mudos, viviendo de falsos razonamientos continúan siendo llevados a la desobediencia.

Algunos de Mis hijos asisten a escuchar y participar de la Cena de Mi Hijo en la Santa Misa, oran diariamente para encomendarse a Dios y Me ofrecen unas Ave Marías. Se dicen a sí mismos que no dañan al prójimo ni causan daño a nadie, pero no son espirituales, son mediocres, les da temor la renuncia a lo mundano, creen a medias viviendo una “vida ligera”, creen cumplir con los Mandamientos y con Dios, pero no escuchan el Llamado, consumen sus días en las múltiples ocupaciones de sus labores. Y ¿cómo se encuentra el corazón? Han olvidado que en donde está el corazón, está la Fe.

Amados hijos:

MI HIJO ESPERA QUE SE RESPONDA A SU PEDIDO Y QUE SU PUEBLO LE PIDA: “VENGA A NOSOTROS TU REINO”.  Y LES PREGUNTO: ¿EN QUÉ REINO VIVEN USTEDES? ¿EN EL DEL MUNDO?

No permitan que el maligno les distraiga, este mantiene a sus milicias sobre la Tierra tentándoles constantemente para que les distraigan con lo que a ustedes más daño les causará espiritualmente, para que cada instante se cierren más sobre el acontecer de los verdaderos sucesos que les afirman las señales de estos instantes.

A ustedes, hijos Míos, les llamo a mantenerse despiertos, han sido engañados para que crean esperar al Salvador y engañados recibirán al anticristo. La Humanidad se enfrenta a la guerra, el orden en la Tierra no existirá, la hambruna se posesionará de toda la Humanidad y entrará el anticristo a dar a Mis hijos una supuesta paz, una falsa seguridad y les dará alimento…

Y ¿cómo reaccionarán los que desconocen a Mi Hijo y se han negado a escuchar estos Llamados?  Serán presos del engaño y actuarán siguiendo al anticristo, rindiéndole un culto nefasto. Los hombres le adorarán porque les ofrecerá la inmortalidad, una inmortalidad sin Dios, pero la Humanidad, necia e ingrata, se entregará y le seguirá, ignorando que el deseo del mal es extinguir la mayor cantidad de la población mundial.

Hijos Míos, en este instante se encuentra el escenario preparado para que los hombres caminen hacia ese escenario.  Con el pasar de los siglos el maligno ha acumulado con sus artes malignas lo que necesita en este instante, ha alimentado el esoterismo, las falsas doctrinas, ha llevado al hombre al desconocimiento de la Verdad, les ha provisto de una falsa seguridad y de la negación de Dios.

TODO CUANTO LES EXPRESO, HIJOS, ES REAL.
CADA UNO DE USTEDES TIENE QUE CONOCER Y RECONOCER A MI HIJO
PARA QUE NO CAIGAN EN EL MAL.

Cada criatura humana que se adhiere a las artes de la oscuridad, que se adhiere a la comodidad y exageración, cada uno de ustedes que rinde culto al dios dinero y se afana por poseerlo para mantener seguridad, cada uno de ustedes que ha vivido y cometido actos en contra del Espíritu Santo, cada uno que ha vivido difamando al hermano, cada uno que desea el mal para el hermano, INCULCA, AUNQUE LO IGNORE, ESA PARTE CON QUE HA VIVIDO EN SU INTERIOR Y LO TRANSMITE DENTRO DE SU GENÉTICA, ESA HERENCIA QUE DESPIERTA EN ESTE INSTANTE EN LA JOVEN GENERACIÓN.

Les llamo a romper esas ataduras del pasado…
Les llamo a ser criaturas nuevas…
Les llamo a rebosar en el Amor a Mi Hijo…
Les llamo a renacer a una vida nueva que les aleje del deseo desmedido de posesión material y se avoquen al enriquecimiento del alma, para que vivan en la plenitud de quienes piden: “Venga a nosotros Tu Reino”

PREPAREN EL REINO PARA QUE SE CUMPLA LA VOLUNTAD DIVINA EN LA TIERRA COMO EN EL CIELO.

DEBEN PREPARARSE EN ESTE MISMO INSTANTE PARA QUE RECONOZCAN LO QUE NO ES DE DIOS.

Hijos Míos, el maligno opresor poseerá el poder de cambiar la Ley Natural y con ello convencerá a Mis hijos y se entregarán a él, siendo esta la gran y terrible prueba de la Iglesia.

Amados Míos, saben de esto, lo escuchan, no son ignorantes de cuanto les he mencionado, sin embargo, existe una gran diferencia entre saber y hacer; entre saber y reconocer, entre saber y corregirse.

En I Corintios 15,58:
“Así que: estad firmes y constantes, creciendo en la Obra del Señor siempre, sabiendo que vuestro trabajo en el Señor no es en vano.”

En 1 Tesalonicenses 5, Pablo concluye una lección sobre la venida de Cristo con estas palabras:
“Por tanto, no durmamos como los demás, sino velemos y seamos sobrios.”

Amados hijos, ¿qué hubiese pasado si los Apóstoles no hubieran trabajado más después de la Resurrección de Mi Hijo, si no hubiesen trabajado para el Reino de Dios, si hubieran esperado sin laborar? ¿El Evangelio se habría conocido? ¿La Palabra sería conocida?

USTEDES QUE SE LLAMAN A SÍ MISMOS SEGUIDORES, AMADORES, ADORADORES, HIJOS, DISCÍPULOS Y CRISTIANOS, TIENEN EL DEBER DE RESPONDER COMO MI HIJO LES ORDENA, Y ANTE EL CONOCIMIENTO DEL INMINENTE REGRESO DE MI HIJO, TIENEN LA OBLIGACIÓN DE DAR EL MÁXIMO ESFUERZO CADA INSTANTE COMO SI ESE INSTANTE FUERA EL ÚLTIMO, Y ES QUE CADA INSTANTE, ES EL GRAN REGALO DIVINO PARA CADA UNO DE USTEDES.

En 1 Juan 3, 2-3:
“Amados, ahora somos hijos de Dios, y aún no se ha manifestado lo que hemos de ser; pero sabemos que cuando Él se manifieste, seremos semejantes a Él, porque le veremos tal como Él es. Y todo aquel que tiene esta esperanza en él, se purifica a sí mismo, así como Él es puro.”

VIENE EL FINAL DE LOS TIEMPOS, EL PECADO SOBREABUNDA, como Madre les he alejado del pecado y no agradecen, no responden…
Ven cómo las enfermedades aumentan…
Ven cómo la ira posee a los hombres…
Ven las grandes protestas en todo el mundo y no creen…   AL CONTRARIO, SE NIEGAN A CUANTO TIENEN QUE CAMBIAR, NO DESEAN SER MEJORES, SE OBSTINAN EN SUS PENSAMIENTOS Y CON ESTAS NEGATIVAS QUE REPERCUTEN EN SUS HERMANOS, CONTINUAN HIPÓCRITAMENTE RECIBIENDO A MI HIJO EN LA EUCARISTÍA, SIN UN DEBIDO EXAMEN DE CONCIENCIA EN ESPÍRITU Y VERDAD.

Amados hijos de Mi Corazón Inmaculado, sucederán tantos eventos y se suscitan tantas contradicciones que los que no están preparados, abandonarán a Mi Hijo. La Iglesia de Mi Hijo padecerá aún más y cantidad de Mis Hijos la abandonarán.

La negación, el pecado, el desacato, la soberbia, la falta de caridad, son grandes murallas que levantan ustedes mismos en contra de Dios  y Él por respeto del libre albedrío, no las traspasa y, ¿qué sucede dentro de esas murallas?  ¿Está Dios o no está?

EL CAMINO DE LA HUMILDAD, DE LA ENTREGA, DE LA OBEDIENCIA, DEL CUMPLIMIENTO DE LOS MANDAMIENTOS Y DEL DESPRENDIMIENTO DE LOS APEGOS, LES DA LA MISERICORDIA DE DIOS Y ÉL LES LLEVA POR EL CAMINO QUE LES ALEJA DEL PECADO.

En este instante los pecados contra el Espíritu Santo sobreabundan.  Los pecados en contra del Espíritu Santo los cometen constantemente.

Mi Hijo les ha explicitado la Verdad, no les engaña con ideas bonitas ni les dice que esta generación cumple con Él. ¿Saben por qué, hijos? PORQUE LA VERDAD ES FUERZA PARA EL ALMA, ES ALIMENTO PARA EL ALMA, ES LIBERTAD PARA EL ALMA, DE AHÍ QUE EN ESTOS LLAMADOS EL CIELO LES HABLA CON LA VERDAD.

El que ama es libre, sabe bien que su libertad se encuentra en Mi Hijo y no en los hombres, por ello no se siente cautivo.

Amados hijos de Mi Corazón Inmaculado, el instante es instante y dentro de él, el Amor de Mi Hijo por cada uno de ustedes, le lleva a amarles y a perdonarles, a amarles y a acogerles, a amarles y a guiarles. LLÁMENLE, BÚSQUENLE, REENCUÉNTRENSE CON ÉL, ARREPIÉNTANSE DE LOS ERRORES Y PECADOS CON LOS QUE LE HAN OFENDIDO, CONFIESEN SUS PECADOS Y SALGAN LIMPIOS AL ENCUENTRO DE QUIEN JAMÁS LES HA ABANDONADO.

Prepárense y mantengan presente la Segunda Venida de Mi Hijo.

Oren hijos Míos, oren por España, este pueblo sabrá del dolor.

Oren hijos Míos, oren por Venezuela, el dolor continuará hasta encontrar la libertad.

Oren hijos Míos, oren, la tierra continúa estremeciéndose.

Oren hijos Míos, oren, no olviden que la enfermedad sale de los laboratorios, ustedes utilicen cuanto les he mencionado para la salud.

Oren hijos Míos, una gran catástrofe ocurrirá en el mar.

Amados hijos de Mi Corazón Inmaculado:

Yo estoy con ustedes, Soy Su Madre y una Madre no abandona a Sus hijos.

MI BENDICIÓN ES PARA CADA UNO BÁLSAMO PARA SUS HERIDAS, PREOCUPACIONES Y SALUD.

UNIDOS ADOREMOS AL REY DE REYES Y SEÑOR DE SEÑORES.

Les bendigo.

Mama María.

AVE MARÍA PURÍSIMA, SIN PECADO CONCEBIDA
AVE MARÍA PURÍSIMA, SIN PECADO CONCEBIDA
AVE MARÍA PURÍSIMA, SIN PECADO CONCEBIDA

Mensajes 20-21 may 2017 - EE.UU

20 de Mayo del 2017
Mensaje Público

María Refugio del Amor Santo dice:  “Alabado sea Jesús.”

“Si en medio de cualquier problema pueden ustedes practicar el perdón, con mucha frecuencia Dios los tomará de su mano y los guiará con sabiduría a través del momento más oscuro.  Muchas veces, los problemas son el resultado de la mala comunicación, de la incapacidad para actuar como uno debe para cumplir con sus deberes y de la impaciencia.  Si hacen todo lo posible para resolver los problemas, entonces tienen que dejar el resto en las Manos de Dios.”

“Ustedes pueden ver que, en el mundo, las guerras inician de esa forma, pero no se resuelven porque el perdón no interviene en la situación.  La sabiduría no forma parte de las dictaduras ni de la falta de respeto por la vida humana.  La falta de sabiduría no corrige el comportamiento equivocado, sino que lo intensifica.”

“Recen pidiendo sabiduría en los corazones de aquellos que se oponen a ustedes.”

21 de Mayo del 2017
Mensaje Público

María Refugio del Amor Santo dice:  “Alabado sea Jesús.”

“Dios juzga cada situación, cada alma, a todas las personas y a todas las naciones con la balanza del Amor Santo.  El Amor Santo es el barómetro del bien frente al mal.  Lo que determina la eternidad del alma es la profundidad y la presencia del Amor Santo en el corazón, o la falta de él.”

“Si pueden imaginar un lugar donde no hay amor, entonces tienen tan sólo una pequeña idea de la condenación.  Es por eso que me envían a este lugar;  para fortalecer y fomentar el Amor Santo en los corazones.  Ese es el camino a la salvación;  el sendero de la verdad.  Hay muchísimos obstáculos, muchísimas distracciones, por el camino.  Tienen que ser de un solo corazón y de un solo espíritu para ayudarse mutuamente a lo largo del camino del Amor Santo.  Ese es el sendero a la paz y tranquilidad, incluso en medio de la confusión.”

20 may. 2017

Mensaje 14 may 2017 - Jacarei

MENSAJE DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO

“Amados hijos Míos, Yo, Jesús, vengo hoy en el centenario de las Apariciones de Mi Madre Santísima para decirles: “Grande fue el amor de Mi Sagrado Corazón por la humanidad cuando hace 100 años atrás envié a Mi Madre Santísima en Fátima para salvar a toda la humanidad.”

Grande fue el amor de Mi Sagrado Corazón en el día 13 de Mayo de 1917, enviando a Mi Madre a la Cova de Iría para a través de Nuestros Pastorcillos, dar al mundo entero el Mensaje del amor, de la conversión, de la oración, de la misericordia y de la paz.

Grande fue el amor de Mi Sagrado Corazón por la humanidad, cuando Mi Madre salió de Mi presencia en el Cielo llena de gloria, poder, majestad y amor, y bajó a la Cova de Iría para poder dar a Nuestros Pastorcillos y al mundo entero por medio de ellos, la gran oportunidad misericordiosa de la salvación que Nuestros Corazones ofrecían.

Sí, Mi Sagrado Corazón en aquel momento bendijo a toda la humanidad, hizo brillar nueva luz en el mundo y abrió para la humanidad dilacerada por las guerras, por la acción del demonio, por su propio pecado, abrió para la humanidad la nueva senda de la salvación, la gran oportunidad de la paz, de la conversión que lleva a todos a la salvación.

Mi Sagrado Corazón amó inmensamente el mundo cuando Mi Madre propuso a Nuestros Pastorcillos que ellos se ofreciesen totalmente a Mí, soportando todos los sufrimientos que Yo les quisiese mandar para salvar a los pecadores, para detener las guerras, salvar a la humanidad y llevar a toda la humanidad a la gran victoria de Mi Sagrado Corazón y del Corazón de Mi Madre.

En aquel momento, en el “Sí” de aquellos Pastorcillos, abrí para toda la humanidad el sendero luminoso de la paz, de la misericordia, de la salvación, que destruye la guerra, destruye el pecado, destruye las tinieblas de Satanás, destruye el misterio de la iniquidad.

Y en el “Sí” de aquellos tres niños, Mi Sagrado Corazón se satisfizo, Mi Sagrado Corazón descansó, Mi Sagrado Corazón verdaderamente exultó de alegría, porque allí encontré un “Sí” generoso, profundo, verdadero, como raras veces encontré en la tierra y entonces, verdaderamente podía Yo con Mi Madre, hacer suceder Mi plan misericordioso de amor.

Mi Sagrado Corazón amó profundamente a la humanidad cuando en aquel 13 de Mayo y también en las apariciones siguientes de Mi Madre, mes a mes, Yo ofrecía a toda la humanidad la posibilidad de la paz, de la conversión, de la salvación, ofreciendo por medio de Mi Madre los remedios para el mundo: el Tercio, el Rosario, la penitencia, la práctica del sacrificio, la mortificación, la conversión.

En Fátima verdaderamente Mi Sagrado Corazón fue glorificado en aquellos tres niños y ofreció a todo el mundo la misericordia, el perdón, Mi Amor como en un abrazo amoroso del Redentor, del Salvador a todo hombre. Por eso, Yo quise que Mi Imagen, la Imagen de Mi Sagrado Corazón, estuviese bien allí en frente de la Capillita de las Apariciones de Mi Madre, para mostrar al mundo entero que a través de Mi Madre en Fátima, abrió Mi Sagrado Corazón lleno de amor para ofrecer a los hombres: perdón, gracia y misericordia como en un gran abrazo divino de amor.

Sí Mis hijos, Fátima es el triunfo de Mi Amor y del Amor de Mi Madre. Por eso, deseo que todos ustedes continúen viviendo el Mensaje de Fátima y darlo a conocer al mundo. Por eso, quiero que este mes ustedes den 30, 30 películas que Nuestro amadísimo Marcos hizo de la Aparición de Mi Madre en Fátima para 30 personas. Quiero que todas ellas conozcan el Amor de Mi Madre, conozcan Mi Amor y el Mensaje del amor, de la paz, de la conversión que Yo hice resonar en la Cova de Iría para toda la humanidad.

El centenario de las Apariciones de Mi Madre en Fátima fue un momento de júbilo, de alegría para Mí es verdad, pero también fue un momento de gran tristeza, porque veo que a pesar de haber pasado una centena de años, la humanidad continuó siguiendo el camino del pecado, de las guerras, de la perdición, despreciando el Mensaje de Mi Madre y Mi Mensaje. Nuestro Amor fue pisado y es por eso que, sin embargo, muchos han sido salvos por causa de Fátima, muchos se perdieron porque Fátima fue despreciada por los que la conocían y no fue dada a conocer a aquellos que no la conocían.

Por eso quiero Mis hijos, que verdaderamente todos ustedes lleven el Mensaje de Mi Madre en Fátima, que es Mi Mensaje de amor y de misericordia, que es el abrazo de Dios, ofreciendo la salvación para toda la humanidad, al conocimiento de todos Mis hijos, para que así, se conviertan y se salven.

Quiero también que ustedes en este mes puedan dar de regalo a 40 hijos Míos la Coronilla Meditada de los Pastorcillos número 2 que Nuestro amadísimo Marcos hizo para todos, para que así, conociendo e imitando el ejemplo de Nuestros Pastorcillos, la humanidad pueda encontrar en fin su remedio, su conversión, su salvación y su paz.

A todos Yo bendigo con amor ahora juntamente con Mi Madre Santísima y especialmente a todos Mis hijos que ayudan a Nuestro predilectísimo hijo Marcos a tornar conocido, amado y propagado el Mensaje de Mi Madre Santísima en Fátima.

Y también bendigo a ti Mi amadísimo hijo Carlos Tadeo. Consolaste enormemente Mi Corazón en el momento de Mi coronación de espinas. En aquel momento cuando las espinas perforaron Mi cabeza y Mis enemigos Me escupían, Me golpeaban con la caña, Yo pude verte en la visión sobrenatural y mística. Y tu futura fidelidad, amor a Mí y a Mi Madre, consoló Mi Corazón que también era traspasado por las espinas de la ingratitud, de la maldad, de la brutalidad humana.

Sí Mi hijo, consolaste Mi Corazón en aquella hora, el dolor que Yo sentí principalmente por causa de la soberbia de los hombres y que Yo por lo tanto, expiaba, safisfacía, aceptando ser coronado por aquellas dolorosísimas espinas, aquel dolor fue amenizado por tu humildad, por tu espíritu de sumisión a Mi Madre, a Mí, por tu profunda y total obediencia, por tu total entrega a Nuestros Corazones, viviendo todos los días en amor, en obediencia, en servicio humilde y operoso para Mí, para Mi Madre y para la salvación de las almas.

Sí Mi hijo, tu humildad consoló Mi Corazón y alivió el dolor de Mi corona de espinas que Yo soporté para expiar todos los pecados de soberbia del mundo. Por eso, alegra tu corazón porque fuiste el consolador de tu Dios en el momento en que Él sufría aquel acerbísimo dolor causado por todos los pecados de soberbia del mundo. Permanece así, obedeciendo a Mi Madre y a Mí con esa humildad, esa simplicidad y candor de los niños que tienes en tu corazón y así, todos los días, continuarás cerrando las heridas causada por tantas otras espinas con que los pecadores Me coronan todos los días, despreciando Mi Amor, prefiriendo vivir sin Mí, renegando la salvación que Yo ofrezco todos los días con el pecado de la soberbia.

A ti hijo Mío que tanto Me consolaste y consolaste a Mi Madre en Mi pasión, Yo ahora bendigo con amor y a todos ustedes: de FÁTIMA… de MONTICHIARI… y de JACAREÍ.”



MENSAJE DE LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA


“Amados hijos Míos, Yo Soy la Señora del Rosario, Soy la Mujer vestida de sol, coronada de doce estrellas, que bajó a la Cova de Iría terrible como ejército en orden de batalla.

Fátima es uno de los sellos del Apocalipsis, es también una de las trompetas del Apocalipsis: “Y apareció en el cielo una gran señal, una Mujer más brillante que el sol, revestida de sol.” Sí, Fátima es uno de los sellos del Apocalipsis que fueron abiertos, que fue abierto en el día 13 de Mayo de 1917. Esto les indica que están en el fin de los tiempos, que el Apocalipsis se cumple y que el retorno de Mi Hijo Jesús en la gloria es inminente. Levanten sus corazones a lo alto para ver el Salvador que ya viene lleno de poder y gloria para juzgar a la tierra entera.

En la Cova de Iría hice a Mis pequeñitos Pastorcillos la invitación: “¿Quieren ofrecerse a Dios?” La misma invitación les hago ahora: “¿Quieren ofrecerse a Dios para por medio de la oración, del sacrificio, de la penitencia, salvar muchas almas? ¿Quieren ofrecerse a Dios para con amor todos los días, vivir en la gracia de Dios, en la santidad, en el cumplimiento perfecto de Sus Mandamientos y de Su ley de amor? ¿Quieren ofrecerse a Dios para como Mis Pastorcillos, despreciar el mundo, sus honras, sus glorias, su propia voluntad, las seducciones y los placeres mundanos, para vivir una vida completamente vuelta para el Cielo, para Dios, para salvar almas, dar gloria a Dios, consolarlo y glorificarlo?” Si quieren eso, entonces Mis hijos, verdaderamente podré cumplir en todos ustedes la Voluntad del Altísimo y los planes misericordiosos de salvación del Corazón de Jesús y de Mi Corazón.

El “Sí” de la Cova de Iría debe resonar todos los días en su vida también. Así, ustedes serán todos la continuación del “Sí” de Mis Pastorcillos y de Mi propio “Sí” materno, y a través de ese “Sí” que consolará el Corazón del Padre, de Mi Hijo, del Espíritu Santo, la puerta de la salvación y la benevolencia, la misericordia del Altísimo será abierta para tantas almas que sin este su “Sí”, no tendrían ninguna chance de salvación.

El “Sí” de la Cova de Iría debe resonar de la vida de ustedes, en su vida todos los días, principalmente cuando el Padre Eterno pida a ustedes, a cada uno de ustedes, el sacrificio de la propia voluntad, la renuncia al propio querer, a aquello que más desean, a sus placeres, para sufrir por un poco la cruz, la humillación, la persecución, para con ese sufrimiento, salvar a tantas almas y sobre todo, reparar el peor pecado de esta humanidad perdida y desviada: el pecado de la soberbia, con el cual la humanidad alza sus manos al Cielo y exclama: “¡No serviré al Señor!”

Su “Sí”, el “Sí” de la Cova de Iría, debe resonar todos los días en sus vidas, en la vida de ustedes, principalmente cuando Dios les permita un sufrimiento, una enfermedad, un dolor y así, a través de ese sacrificio amoroso ofrecido en el silencio y en el ocultamiento de la oración, Yo pueda hacer Mis maravillas salvando a las almas, los pueblos y las naciones, y siempre más derribando por tierra todo lo que Mi enemigo con gran soberbia levanta y construye en la humanidad para poder llevarla a su propia destrucción.

El “Sí” de la Cova de Iría debe resonar en la vida de ustedes, en sus vidas todos los días, como sucedió, como fue con Mis Pastorcillos, que no Me dieron solamente un único “Sí” en el día 13 de Mayo, pero todos los días repitieron ese “Sí”. Entonces, muchas almas serán salvas, el comunismo será destruido y aplastado por Mí en el mundo entero. Las guerras acabarán, el mundo tendrá paz y por fin triunfará Mi Inmaculado Corazón.

La victoria de Mis Pastorcillos que tuvieron su santidad reconocida por fin por toda la Iglesia y por la humanidad, es el triunfo del “Sí”, el triunfo del Amor. Por eso Mis hijos, den también su “Sí” a Mí, el “Sí” de ustedes a Mí como ellos y un día también toda la humanidad alabará, celebrará y se rejubilará por la victoria del “Sí” de ustedes a Mí, del “Sí” del Amor, por la victoria del Amor Eterno.

Continúen rezando Mi Rosario todos los días, pues por medio de ello, siempre más triunfaré en sus vidas y en la vida de todos Mis hijos.

Bendigo a todos ustedes y especialmente a ti Marcos, Mi gran apóstol de Fátima, Mi cuarto pastorcillo y también a ti Mi amadísimo Carlos Tadeo. Consolaste profundamente Mi Inmaculado Corazón cuando divulgaste Fátima en los cenáculos que tú hiciste en tu Ciudad y hoy solemnemente te digo: “Verdaderamente consolaste mucho el Corazón de Mis Pastorcillos cuando estaban presos. Ellos te vieron, Yo te mostré a ellos en una visión intelectual e interior y ellos también conocieron tu futura obediencia, fidelidad, amor a Mí y eso les consoló y les dio también ánimo para sufrir por Mí la prisión y hasta el martirio, que por designios ocultos de la divina misericordia, no sucedió. Ellos te vieron juntamente con Mi amadísimo Marcos y eso les consoló.”

Por eso hijo Mío, imite siempre la bondad, la humildad, el candor, la obediencia, la simplicidad de estos niños, amándome como ellos Me amaron y un día tú serás también grande en el Reino de los Cielos como ellos, que se hicieron tan pequeños y por eso en el Cielo, son tan grandes.

A todos bendigo con amor: de FÁTIMA… de BONATE… y de JACAREÍ.”



MENSAJE DE SOR LUCÍA DE FÁTIMA


“Amados hermanos Míos, Yo, Lucía del Corazón Inmaculado de María, Me alegro por venir hoy una vez más para bendecir a todos ustedes y decir: “Luchen por la Inmaculada.”

Sean verdaderos apóstoles y soldados de la Inmaculada, anunciando los Mensajes de Ella por todas partes.

Sean los soldados de la Inmaculada, enseñando por todas partes que el tiempo llegó, el Reino de los Cielos está próximo y todo árbol que no dé buen fruto, será cortado y arrojado en el fuego. Por eso, que todos se conviertan y den los frutos sabrosos de la santidad, del amor para la mayor gloria del Señor.

Sean los verdaderos soldados de la Inmaculada, proclamando por todas partes que Ella es la Medianera, Abogada y Co-Redentora de toda la humanidad. Porque ese Dogma de la Madre de Dios no fue reconocido ni enseñado por la Iglesia, las almas no conocen a la Madre de Dios, no saben lo que deben a Ella por haber sufrido tanto con Jesucristo por la salvación de toda la humanidad. Por eso, es que Ella Me apareció a Mí y a Mis primos en Fátima con Su Corazón Inmaculado coronado de espinas, para enseñar al mundo que Ella es la Co-Redentora de la humanidad, que ofreció Sus sufrimientos junto con Jesús por la salvación de todos.

Cuando la humanidad conozca el Dogma de la Co-Redención de Ella, sentirá la necesidad de conocerla, de amarla, de corresponder a Su Amor Materno y de todos ser los verdaderos hijos de Ella, y como dijo San Luis de Montfort: “Cuando todos fueren verdaderos hijos de María, todos serán verdaderos hijos de Dios y cuando María reine en todos los corazones, Jesucristo también reinará en los corazones de todos los hombres.”

Vayan y enseñen a todos el Dogma de la Co-Redentora, hagan a todos comprender cuánto deben a Ella, a esta Madre, por haber sufrido tanto por la salvación de la humanidad y enseñen a todos a amar este Corazón Doloroso e Inmaculado, haciendo a todos entender que la mayor reparación que Ella quiere, a parte de los cinco primeros sábados, es la reparación del amor, Ella quiere un Amor-Filial, profundo, verdadero, sincero, desinteresado, que todos Sus hijos la amen justamente por eso, porque es la Co-Redentora de la humanidad, que por todos sufrió los mayores dolores con Cristo y por eso merece todo amor, toda obediencia, toda alabanza de todos Sus hijos.

Si ustedes hicieren eso, serán verdaderos soldados de la Inmaculada, de la Bella Señora de la encina y entonces, el Corazón Inmaculado de Ella triunfará y la tarea, la misión profética de Fátima se cumplirá culminando aquí con el triunfo del Inmaculado Corazón de Ella.

Continúen rezando el Santo Rosario todos los días. Yo Me torné Santa por el Santo Rosario y por ello también ustedes se tornarán Santos como Yo y Mis primos Francisco y Jacinta.

A todos Yo bendigo con amor y especialmente a ti Marcos y a Mi amadísimo hermano Carlos Tadeo, a quién también mucho amo y por el cual todos los días rezo en el Cielo, y a todos que tienen como tú Marcos un corazón fatimista, lleno de amor por el Mensaje de Fátima y son los soldados de la Señora más brillante que el sol, a todos bendigo con amor: de FÁTIMA… de COIMBRA… de PONTEVEDRA... de TUY… y de JACAREÍ.”



EL VIDENTE MARCOS PIDE A LA MADRE DE DIOS QUE TOQUE ALGUNOS SACRAMENTALES Y ELLA ACCEDE. DESPUÉS ELLA CONTINÚA DICIENDO...

(María Santísima): “Conforme ya prometí antes, adonde quiera que uno de estos rosarios, cuadros, escapularios y medallas llegaren, allí Yo estaré viva llevando las grandes y abundantes gracias del Señor.

Aquí terminaré aquello que comencé en Fátima. Aquí Mi Corazón Inmaculado triunfará y finalmente el mundo reconocerá Mi Corazón Doloroso e Inmaculado y Yo seré venerada, amada, reconocida como Co-Redentora, Medianera y Abogada de toda la humanidad y entonces, todo el universo Me reconocerá y reinaré y Conmigo reinará para siempre Mi Hijo.

A todos dejo la paz. Buenas noches.”

(Jesucristo): “Amado hijo Carlos Tadeo, no revestiste apenas a Mi Madre con el oro puro del amor y de la alegría, a Mí también revestiste. Por eso, te revisto ahora de las copiosas gracias de Mi Divino Corazón.

Buenas noches hijo. Vuelve en paz para casa.”

Mensaje 13 may 2017 - Jacarei: Santa Maria - Francisco - Jacinta...


MENSAJE DE LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA


“Queridos hijos, hoy, cuando ustedes celebran aquí el centenario de Mis Apariciones en Fátima a Mis Tres Pastorcillos electos y escogidos: Lucía, Francisco y Jacinta, vengo una vez más del Cielo para decir: “Soy la Reina victoriosa del mundo.”

La santidad de Mis Pastorcillos Francisco y Jacinta en fin reconocida no solo por la Iglesia, pero por toda la humanidad, es un triunfo de Mi Corazón Inmaculado, es una señal segura para ustedes Mis hijos, de que Yo siempre triunfo de todos Mis enemigos y Mis hijos obedientes y fieles a Mí como Mis Pastorcillos, siempre también en el final triunfarán.

Mi Gloria, la Gloria de Mi Corazón Inmaculado, de Mi Amor, de Mi Poder, de Mi presencia en Fátima fue en fin vista y conocida hoy por toda la humanidad. Y esa es la señal que Yo doy para ustedes, que en el final Yo triunfaré porque Soy la Reina victoriosa del mundo y Mis hijos fieles y obedientes Conmigo también triunfarán.

Yo Soy la Reina victoriosa del mundo y hace 100 años bajé en Fátima para llamar a todos Mis hijos a la oración, a la penitencia, que llevará a toda la humanidad a la victoria, a la victoria de Mi Corazón Inmaculado, liberando a todos los pueblos y naciones del comunismo, del socialismo, del ateísmo y de todas las fuerzas satánicas que oprimen a Mis hijos y que impiden a Mis hijos de tener la vida plena en abundancia que Mi Hijo Jesús vino traer y que sólo en Él, Mis hijos pueden encontrar.

Sí, bajé en Fátima para dar a Mis hijos las armas infalibles de la victoria: el Rosario y el sacrificio, con los cuales podrán vencer todas las batallas, convertir a todos los pecadores, vencer y superar todas las dificultades personales, sociales, mundiales y así, llevar al mundo entero a la verdadera paz, la paz duradera, la paz de Dios.

Yo Soy la Reina victoriosa del mundo y hace 100 años en Fátima prometí: “Por fin, Mi Corazón Inmaculado triunfará.” De ustedes Mis hijos quiero apenas confianza en Mi Poder, docilidad a Mi voz, obediencia a Mis Mensajes, fidelidad a la consagración a Mi Corazón Inmaculado. Si ustedes hicieren eso, Mi Corazón deprisa triunfará y finalmente podré realizar Mis secretos dados en Fátima, Mis planes comenzados en Fátima y que aquí llevaré a la plena realización a través de Mi hijito Marcos.

Hoy es un día de gran alegría para el Cielo y para la tierra, pues, el triunfo de Mis Pastorcillos Francisco y Jacinta es también Mi triunfo y es la señal cierta del triunfo de todos Mis hijos que Me aman, que Me obedecen, que oyen Mi voz y que siguen fielmente por la senda de la oración, de la penitencia, de la santidad, del desprecio de sí mismo y del mundo para sólo hacer la Voluntad de Dios que Yo les revelo aquí en Mis Mensajes.

Sí, Mi triunfo sucederá tan cierto como sucedió el triunfo de Mis Pastorcillos Francisco y Jacinta, y aquellos que fueren obedientes y dóciles a Mí como ellos, también triunfarán del mundo, del infierno y también de sí mismos.

Hoy bendigo con todo Mi Corazón Inmaculado a todos Mis hijos aquí presentes y a los que Me escuchan, doy a Mis hijos que están aquí “Mi Bendición Especial” que podrán transmitir a todos aquellos que encontraren y doy la “Indulgencia Plenaria” a Mis hijos que rezan el Rosario todos los días, tanto a los que están aquí cuanto a los que Me están oyendo de lejos y sobre todos Mis hijos amados, derramo las gracias copiosas de Mi Corazón Inmaculado y de Mi centenario que la Santísima Trinidad Me concedió para derramar sólo hoy sobre aquellos que estaban en Fátima y que están aquí.
Continúen rezando Mi Rosario todos los días, pues por medio de ello Mis hijitos, he de salvar a todos ustedes.

A todos Yo bendigo con amor y especialmente a ti Mi hijito Marcos, Mi cuarto pastorcillo.

Sí, gracias a ti, Mi Mensaje de Fátima salió del olvido, fue dada a conocer a millones de hijos Míos. La vida, los ejemplos, las oraciones y sacrificios de Mis Pastorcillos, hoy ya son conocidos por muchos de Mis hijos que ya los aman y que los quieren seguir e imitar en el mismo sendero de santidad por el cual Yo los llevé. Gracias a ti, Mis hijos piensan, recuerdan y viven más Mi Mensaje de Fátima. Gracias Mi ángel querido.

En Mi centenario de las Apariciones de Fátima, hoy, tú tienes derecho a una bendición particular, extraordinaria, singular y especialísima de Mi Corazón Inmaculado, pues, durante todos estos años has sido verdaderamente Mi cuarto pastorcillo, arduo defensor de Mi Mensaje de Fátima, Mi fiel apóstol del Mensaje de Fátima que mucho ha consolado Mi Inmaculado y Doloroso Corazón.

Y también a ti Mi amadísimo hijo Carlos Tadeo, que también has ayudado tanto a Mi hijito Marcos a tornar Fátima más conocida y amada, Mi Mensaje obedecido por todos Mis hijos. Tú que eres verdaderamente también la esperanza de Mi Corazón, que junto con Mi hijito Marcos, eres toda Mi esperanza. Sobre ti también baja hoy una especialísima bendición de Mi Corazón Inmaculado por ocasión de Mi centenario. Sobre ti baja hoy una copiosa bendición de la Santísima Trinidad por las manos de Mis Pastorcillos también.

A todos y a estos Mis hijos amadísimos que aquí Me han dado su “Sí”, sus cuerpos y sus vidas, Mis Esclavos de Amor, a todos bendigo: de FÁTIMA… de BONATE… y de JACAREÍ.”



MENSAJE DE SAN FRANCISCO MARTO

“Amados hermanos Míos, Yo, Francisco Marto, que hoy ya pueden llamar San Francisco Marto, vengo con la Madre de Dios y con Mi hermana Jacinta para decir a ustedes: “Obedezcan a la Madre de Dios con todo el corazón, para que Ella les dé la Llama de Amor de Ella y esa Llama pueda entrar en los corazones de ustedes, abrasándolos completamente como hizo Conmigo, con Mi hermana Jacinta y a Mi prima Lucía, para que a través de ustedes la Madre de Dios también pueda hacer maravillas para mostrar Su Gloria, Su Poder para el mundo entero, para convertir a los pecadores, para traer a todas las almas para Dios.”

Obedezcan a la Madre de Dios con todo el corazón, dando a Ella todos los días el “Sí”, el mismo “Sí” que Nosotros dimos a Ella en la primera aparición de hoy hace 100 años atrás: “Sí, queremos, queremos ofrecernos a Dios.”

No tengan miedo de ofrecerse a Dios porque Dios es la verdad, Dios es el amor, Dios es la paz, Dios es la felicidad, Él conduce a Sus Santos por el camino estrecho y apretado que lleva a la Vida Eterna, y mientras que los pecadores van por el camino largo que lleva a la perdición, pero los Santos de Dios nunca están solitos, en ese camino apretado, estrecho y difícil, Dios está allí confortando con Su Gracia, Nuestra Señora está allí confortando a Sus hijos con Su Gracia y dar la fuerza a ellos para que no desanimen y como dice la Palabra de Dios: “Volarán como águilas, correrán y no se cansarán nunca.”

Obedezcan a la Madre de Dios con todo el corazón, para que así, día tras día, el Corazón Inmaculado de Ella triunfe en ustedes como triunfó en Nosotros los Pastorcillos y así, de triunfo en triunfo, ustedes un día lleguen al gran triunfo de Ella como hoy Yo y Mi hermana Jacinta llegamos.

Nosotros triunfamos delante de toda santidad, triunfamos delante de todo el Cielo y la tierra, Nuestra Santidad fue reconocida y la verdad de Fátima finalmente fue confirmada y establecida. Por eso, Mis amados hermanos, confíen en la Madre de Dios y en el final, ustedes también triunfarán de toda prueba y tribulación, de todo pecado y llegarán como Nosotros, gloriosos a la Vida Eterna.

Yo bendigo a todos, especialmente a Nuestro amadísimo Marcos, que como Nosotros, tiene la misión de convertir este mundo perverso y dominado por el pecado y de llevar los pedidos y llamados de la Madre de Dios para que él se convierta.

A ti amadísimo amigo y hermano predilecto Nuestro bendecimos y también a ti, Nuestro amadísimo Carlos Tadeo, que tienes como Nuestro amadísimo Marcos, la misión de tornar los Mensajes y los llamados de Fátima conocidos del mundo entero. A ti damos una bendición especialísima hoy y todos los días 13, Yo y Mi hermana Jacinta, vendremos para bendecirte y vez por otra darte un mensaje.

A todos, Nosotros bendecimos con amor: de FÁTIMA… de la CUEVA DE LA CABEZA… y de JACAREÍ.”



MENSAJE DE SANTA JACINTA MARTO


“Amado hermano Carlos Tadeo, Yo también te bendigo hoy con Mi hermano Francisco.

Todos los días 13 vendré con Él para darte una bendición especial y vez por otra un mensaje.

También en el día 20 de Febrero de cada año, Nuestra fiesta, tú también recibirás una gran bendición especial.

Y a todos ustedes digo: “Amen el Corazón Inmaculado de María con todo el corazón, con todas las fuerzas, porque sólo este Corazón merece todo el afecto, cariño, obediencia y amor de sus corazones.”

A todos Yo digo: “Recen el Rosario todos los días. Ello Me llevó al Cielo y ha de llevar a todos ustedes también.”

A todos bendigo con amor: de FÁTIMA… de la CUEVA DE LA CABEZA… y de JACAREÍ.”

contador