24 jul. 2016

Menasaje 17 jul 2016 - Jacarei

LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA
 
“Mis Queridos Hijos, hoy, nuevamente estoy muy feliz por verles aquí junto de Mí hasta ahora, esperando Mi Mensaje.

Mi Corazón se alegra por su presencia de amor aquí y nuevamente les pido hoy: “Sean Mis Rosas Místicas de Amor, dejando crecer en sus corazones el Verdadero Amor por Dios y por Mí.”

Es hora de que verdaderamente ustedes se tornen aquel Mi Rosedal de Amor que Yo vine procurar aquí Mis Hijos. Por eso, ahora es hora de rezar más, porque el tiempo se acaba. Muy pronto vendrán los Castigos y los 3 días de tinieblas y nadie más podrá siquiera meditar sobre el Verdadero Amor y mucho menos aún crearlo en el corazón.

Por eso, dejen de una vez: todas las cosas mundanas, que hasta ahora tomaron en sus corazones el lugar de Dios y creen por Él el Verdadero Amor y Correcto Amor-Filial que Él desea y que Él espera de todos ustedes aquí.

De esta manera, las rosas negras de las cosas mundanas, del apego a ellas y a la voluntad de ustedes, morirán en sus corazones. Y finalmente surgirán, germinarán en sus corazones, las rosas de amor verdadero por Dios.

Yo Soy Su Celeste Jardinera, es Mi misión cultivar y plantar en sus corazones esas rosas de verdadero amor. Déjenme actuar, trabajar en ustedes y Yo verdaderamente haré en sus corazones crecer esas rosas de verdadero amor. Sólo les pido docilidad, oración y amor, y el resto Yo lo haré.

Verdaderamente Mis Hijos, el tiempo se acaba, no hay más tiempo a perder con las cosas mundanas que son pasajeras. Apliquen todo su esfuerzo y su amor en aprender con los Santos el Verdadero Amor a Dios y a crearlo, cultivarlo en sus corazones.

Vean Mis Hijos que aquí es Mi Escuela de Amor, pero cuantos de ustedes aún están duros y fríos, y muy lejos del Verdadero Amor. Cuando Dios les pide una renuncia o sacrificio, ustedes no consiguen hacer. Por eso, el amor de ustedes es débil, aún es muy inconstante, es muy pobre. Yo vengo por lo tanto, para aumentar el amor de ustedes, fortalecer su amor y tornar el amor de ustedes: bello, precioso, rico a los ojos de Dios y capaz de hacer cualquier sacrificio de amor por Él.

Por eso, déjense inflamar por Mi Llama de Amor que quiere trabajar en sus almas y corazones poderosamente, ahora que queda poco tiempo. Yo aún puedo apresurar y acelerar la santificación de ustedes y hacerla llegar al “Grado Máximo” que Dios desea, pero sin la colaboración de ustedes no puedo hacerlo.

Por eso, denme su “Sí” y colaboren Conmigo, haciendo todo lo que Yo les pido, para que Mi Llama de Amor verdaderamente purifique, limpie, inflame, santifique, embellezca, ilumine, perfume sus corazones con aquella Santidad Suprema que Dios desea de ustedes.

Amen a Dios y también amen Mi Corazón Inmaculado con el Amor-Filial y Yo les prometo Hijitos: “A cambio, el Padre Eterno y Yo también, les amaremos con todo Nuestro Amor. Sentirán Nuestro Amor, recibirán Luces y Gracias en sus almas y corazones que nunca recibieron antes, porque las Gracias más preciosas, más sublimes y más profundas, esas Nosotros no la damos a aquellos que nos sirven, a aquellos que nos aman, que nos procuran con un Amor-Servil, con temor de los castigos, de las puniciones o aquellos que nos procuran y nos aman por interés de Nuestras Gracias y Consolaciones. Nosotros sólo damos las Gracias más profundas, más fuertes, más sublimes de Nuestro Amor, a aquellos que nos procuran y que nos aman con el Verdadero Amor-Filial.”

Ámenos así y Nosotros les daremos todo Nuestro Amor, dándoles Luces, Gracias, Bendiciones que nunca recibieron antes. Sobretodo, recibirán un amor, una alegría tan fuertes, tan intensas en sus corazones, que nunca tuvieron antes. Y ese amor y esa alegría llenarán e inflamarán tanto sus corazones que nada, nada más desearán sobre la tierra. Tendrán todo, tendrán el propio Amor Divino en pura transformación en sus corazones: Mi Llama de Amor.

Y con esta Llama ya comenzarán a vivir el Cielo aquí en la tierra, a sentirlo ya aquí en la tierra y después sólo lo continuarán en la eternidad. Su corazón exultará con el mismo amor y alegría con que los Bienaventurados aman y exultan en el Cielo. Y entonces Mis Hijos, la vida de ustedes será un verdadero, perfecto y perenne himno de amor al Señor y a esta Su Madre que nada más desea que la salvación de ustedes.

A cada día que pasa, Yo les amo más. A todos ahora miro con amor. Amo con todo el amor de Mi Corazón y bendigo ahora con toda ternura de Mi Inmaculado Corazón: de FÁTIMA… de MONTICHIARI… y de JACAREÍ.

Continúen rezando Mi Rosario todos los días y todas las Oraciones que les di aquí. Por medio de esas Oraciones y de Mi Rosario, inflamaré sus corazones con Mi Llama de Amor y les transformaré finalmente en Mi Rosedal Místico de Amor, rosas cuyo perfume de santidad alejarán todas las serpientes, o sea, los demonios de este mundo y lo transformarán, transformarán el mundo en Mi Divino y Materno Rosedal de Amor.


A todos dejo Mi Paz. Queden en la Paz del Señor.”

No hay comentarios:

Publicar un comentario

contador