20 jul. 2016

Mensaje 17 jul 2016 - España - Visitadme en el Sagrario con amor...

Alabado sea por siempre el Santísimo Sacramento del Altar.
Hijos de Dios, sabiendo como sabéis la grandeza de Jesús Sacramentado, pocos vais a resarcirle de tanto oprobio y dolor que hay en el mundo, por causa precisamente del alejamiento de Dios de los gobiernos y de muchos, muchos católicos. Yo, Jesús, os hablo
Quien viene a Mí y pasa sus minutos Conmigo, es lo mejor que puede hacer, cuando ese rato que Me dedica lo hace de corazón y movido por su amor a Mí. Pero muchos de los católicos olvidan que estoy en el Sacramento del Amor esperándolos. Para Mí todos sois importantes, desde el más pequeño al más anciano y a todos os espero ardientemente. Por tanto hijos, considerad estas palabras que os digo y que es una llamada para que Me dediquéis vuestro tiempo, el que podáis dedicarme, porque Yo os lo devolveré con creces cargado de bendiciones para vosotros, vuestros hijos y familia.
Quien no se olvida de Mí en el Santo Sacramento del Amor, Yo no Me olvidaré tampoco de él en las tribulaciones, por tanto, venid y adoradme y hacedlo con fe y amor, para que esa adoración os beneficie en primer lugar a vosotros y después a todo el Cuerpo Místico del que sois parte. Yo, Jesús, os hablo.
Enseñáis de todo a vuestros menores: a nadar, a los idiomas, al deporte a los estudios y Me parece bien, pero poco les enseñáis a que Me adoren y a que por encima de todas las cosas Me reconozcan en sus vidas como Dueño y Señor de las mismas. Quien pone a Dios en su lugar, Dios lo tendrá en cuenta en todos sus asuntos. Por tanto hijos, es la primera obligación que tenéis para Conmigo, ponerme el primero en vuestras vidas y acciones. Yo, Jesús, os hablo.
Si decís que pertenecéis a la Iglesia Católica, vivid como auténticos cristianos católicos, porque aquel que Me da lo que por justicia Me corresponde y lo que por ser Dios y Señor Me corresponde, Yo no lo olvidaré ni el último instante de su vida ni a la hora del Juicio Final. Yo, Jesús, os hablo y os instruyo. Paz a todo aquel que leyendo este mensaje lo cree y lo pone en práctica.

No hay comentarios:

Publicar un comentario