29 nov. 2013

TODO LO SOPESARÉ
LO BUENO Y LO MALO
Y PAGARÉ SEGÚN VUESTRAS OBRAS E INTENCIONES

27 DE NOVIEMBRE DE 2013

Hijos Míos, poneos cada uno en vuestro lugar, aquel que os corresponde socialmente y por vuestro estado y profesión de vida. Yo, Jesús, os hablo.

Tened cuidado con pretensiones que nada tienen que ver con vuestra profesión, estado de vida o posición social. No ambicionéis bienes terrenales que os pueden llevar a la perdición en la vida. No os creáis con derechos a todo, ni reivindiquéis derechos que no os corresponden, entre ellos el aborto. La mujer no es dueña de la vida que fecunda porque solo Dios es dueño de la vida y El la crea y El la extingue en este mundo, para luego darle según sus méritos Cielo o Infierno. Yo, Jesús, os hablo.

No pretendáis los seglares tener competencias propias de los sacerdotes. Ellos están ordenados, han recibido el Sacramento del Orden y los seglares no. Asimismo los sacerdotes no deben tomar derechos propios de los seglares, ellos deben guardar celosamente su celibato y defenderlo de todos los peligros y circunstancias que puedan dañarlo. Yo, Jesús, os hablo.

Hijos, sed ejemplares en el trato con vuestros jefes y compañeros y no os lucréis más de lo que debéis a la hora de entregar la factura a vuestros clientes. Porque de todo, hijos, DE TODO, se os pedirá cuentas. No hurtéis en vuestro trabajo nada que no os corresponde, no seáis remolones a la hora de cumplir con vuestros deberes y no veáis la paja en los ojos de vuestros jefes o directores cuando vosotros tenéis la viga en los vuestros (Lc 6,41)

Sed honrados hasta en la minucia, sed buenos y diligentes con vuestros compañeros, no les dejéis en el trabajo lo más ingrato, compartid lo bueno y lo malo entre todos, que a Mí Me agrada mucho que en los trabajos haya armonía y compañerismo. Aquel que se salta todo esto, está guiado por Satanás para que se subleve, para que no cumpla, para que se haga detestable ante sus compañeros y subordinados, pero Yo, hijos, todo lo sopesaré, todo lo valoraré, lo bueno y lo malo y, os pagaré según vuestras obras e intenciones. Yo, Jesús, os hablo y os aviso. Paz a todo aquel que leyendo este mensaje lo cree y lo pone en práctica.

No hay comentarios:

Publicar un comentario