21 dic. 2013

14 de diciembre de 2013 - Jacareí - Mensaje de Santa Lucía

14 de Diciembre del 2013 - Mensaje de Santa Lucía de Siracusa al Vidente Marcos Tadeu



MENSAJE DE SANTA LUCÍA DE SIRACUSA




“Amados hermanos Míos, Yo, Lucía, vengo hoy nuevamente con la Madre de Dios y con el Ángel de la Paz, para bendecirles, para dar la paz a sus corazones, para llenarlos cada vez más de gracias del Señor. Y decirles verdaderamente: ¡Grande es el Amor de Dios por ustedes! Este amor que les escogió y que les llamó de todas las partes del mundo como son, para conocerlo, para aquí probarlo, experimentarlo sin medida y gratuitamente.

Este Amor está aquí, bien delante de ustedes, bien al alcance de la mano y no quiere, no puede, no pide otra cosa de ustedes sino que ustedes le entreguen su corazón, le den su sí.

Ustedes fueron creados por Dios con un amor tan extremo, que Él conoce cada célula y tejido del cuerpo de ustedes que fue Él mismo que formó. Y, por lo tanto, Él sabe todo lo que está en esas células, cuáles las que están bien y cuáles las que no están.

Él conoce todo, es un ciencia altísima y grandiosa y es por eso que no deben nunca dudar, que Dios sabe todo lo que va con ustedes, de todo lo que les sucede y por eso deben entregarse a Él con toda la confianza porque Él quiere escuchar la súplica de ustedes, la entrega de ustedes, el corazón de ustedes, el sí de ustedes, el permiso de ustedes para que Él pueda actuar en la vida de ustedes.

El Amor de Dios por ustedes es tan grande, que Él les escogió así como son, les perdonó, les comprendió, les llamó para si y les dio todas las Gracias de Su Amor para capacitarles y transformarles en verdaderos hijos, siervos y apóstoles de Él.

Deben ahora llevar esta llama de Amor, de la cual Yo también fui inflamada y que Dios les dio aquí, para darla al mundo entero, para que el mundo la conozca, para que el mundo pueda convertirse y finalmente tener la paz.

Yo, Lucía, estoy con ustedes, renuncien a toda tentación del enemigo, a toda envidia, celos, soberbia,  a toda dureza de corazón, desobediencia, rencor, vanidad desordenada. Para que el alma de ustedes nunca se aleje del verdadero camino y del verdadero espíritu de santidad que Dios desea de ustedes.

Continúen rezando el Santo Rosario todos los días, continúen rezando Mi Coronilla todos los días, o entonces, siempre que lo pudieran. Para que Yo pueda cada vez más realizar en ustedes Mis Milagros de Amor, Mis Maravillas, para que el mundo entero crea que Yo estoy aquí en estas Apariciones con la Madre de Dios. Y así, todos los corazones vengan  a entregarse a Nosotros, para que Nosotros les entreguemos al Padre Eterno que ama a todos y a todos quiere salvar.

Yo les bendigo ahora con amor y bendigo también estas Imágenes que están aquí a Mis pies y junto Conmigo las bendice la Madre de Dios y el Santo Ángel de la Paz.

Donde quiera que estas Imágenes lleguen, Nosotros juntamente con el Arcángel Rafael estaremos vivos acompañándolas, realizando las grandes y portentosas gracias en el corazón de todos los hijos del Señor y de la Inmaculada Madre de Dios.

A todos en este momento bendigo,  de CATANIA, de SIRACUSA y de JACAREÍ.

La Paz Mis hijos queridos, Yo les bendigo con todo Mi amor”

(Marcos): “La Paz, amada hermana Santa Lucía y perfecta figura de la Madre de Dios para nosotros, también Madre de nuestras almas. Yo te agradezco por la bendición tuya, por la tarde de hoy, por esa película y por todas las curas que con ella realizaste aquí: en Marcos Augusto, en Doña Dina, en la Madre de Gabriel, en Filismina y en todos”

No hay comentarios:

Publicar un comentario