15 dic. 2013

15 de diciembre de 2013 - Mensaje a Luz de María

MENSAJE DE LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA
A SU AMADA HIJA LUZ DE MARÍA
15 DE DICIEMBRE DEL 2013


Amadísimos hijos de Mi Corazón Inmaculado:

LES AMO INTENSAMENTE… VENGO A USTEDES UNA Y OTRA VEZ, NO A LLAMAR SÓLO A UNOS, SINO A TODOS.

No excluyo a ninguno de Mis hijos, acojo a todos dentro de Mi Corazón Materno. No vengo a llamar a unos cuantos elegidos, anticipando el juicio de Dios Padre, vengo con la Misericordia de Mi Hijo y el Amor de Mi Corazón Materno a llamar a todos los hombres a la conversión.

MI HIJO ES MISERICORDIA INFINITA, NO HAY CRIATURA ALGUNA QUE LA PUEDA NEGAR Y LA JUSTICIA DEL PADRE ES JUSTICIA PERFECTA, NO EXISTE CRIATURA ALGUNA QUE LA PUEDA NEGAR.

Esta generación no es diferente y no es merecedora de un trato diferente para sí misma, sino que es la Misericordia de Mi Hijo la que les ha llamado y a la vez la Justicia Recta del Padre, la que viene a separar el trigo de la cizaña, para que Sus hijos retornen al verdadero camino.

Amados hijos de Mi Corazón Inmaculado, voy llamando de corazón en corazón, uno a uno, tocando la puerta para que a través de Mi Intercesión, acudan prontamente retornando al camino recto.

La oscuridad ha invadido la Tierra. Es la oscurecida voluntad humana la que ha permitido ser posesionada por el mal, esa voluntad humana descarriada y sumergida en el pecado constante, viviendo de lo inmediato y cediendo ante el mínimo capricho. Esa voluntad humana gobernada por el libre albedrío, ennegrece y oscurece la Tierra entera.

Esperan la llegada del mal, de las fuerzas del mal que dominarán a la humanidad, sin tomar en cuenta que la voluntad humana, perdida por el pecado, va posesionando a la humanidad de criatura en criatura como una peste; la voluntad del hombre está gobernando las almas de gran cantidad de Mis Hijos.

Amados Míos:

AL HOMBRE QUE SE CREE ESPIRITUAL, A ÉSE, LE ES DIFÍCIL ACEPTAR LA JUSTICIA DEL PADRE, Y LE ES DIFÍCIL PORQUE AL SER O CONSIDERARSE DEMASIADO ESPIRITUAL, SE SIENTE DIGNO DE UN TRATO ÚNICO DE MISERICORDIA Y ESTO NO ES POSIBLE, YA QUE CON ESTO ESTARÍA DESCARTANDO Y ANULANDO LA POTESTAD DEL PADRE.

Amados Míos de Mi Corazón Inmaculado, los eventos naturales continúan su avance.

Les llamo a orar por Italia; oren, el Volcán Etna causará gran desastre.
Amados hijos, oren por Japón, nuevamente será estremecido y un tsunami azotará.
Oren, hijos Míos, por Brasil, padecerá fuertemente.
La humanidad se ha entregado en manos de aquellos que mantienen algún poder terreno y esto les llevará a padecer. Los países se sumirán en revoluciones internas; poco a poco éstas se expandirán y la violencia azotará por doquier. No serán sólo unos, sino que esto se generalizará. No olviden que la guerra se encuentra próxima, viven un pequeño tiempo de espera y luego sufrirán en demasía la crueldad del hombre, que se extenderá por completo y los bajos instintos llevarán el dolor y la muerte.

Hijos Míos, oren. La oración es necesaria, alerten a la humanidad sobre Mi Pedido.

Amados Míos, esta Madre, al igual que Mi Hijo, peregrina de corazón en corazón con Amor infinito, clamando a cada uno piedad para sus hermanos.
Amados hijos de Mi Corazón Inmaculado, no se detengan en la oración, acérquense a recibir a Mi Hijo.

LA IGLESIA DE MI HIJO SE SACUDE Y SE DIVIDIRÁ. NO SE APARTEN DE LOS MANDAMIENTOS, SON INELUDIBLES.

Amados Míos, mantengan la Fe; aunque la Iglesia sea estremecida, acérquense a Mi Hijo continuamente.

NO APARTEN SU MIRADA DE LO ALTO. La ayuda ha descendido de lo alto en cada generación y en este instante no será diferente, el auxilio viene de lo alto, la bendición viene de lo alto, el Pueblo fiel encontrará su auxilio directamente de lo alto.

NO TEMAN, HIJOS, NO TEMAN.
NO QUEDARÁN SOLOS EN NINGÚN INSTANTE, BAJO NINGUNA CIRCUNSTANCIA.
El polvo, el polvo descenderá del cielo y causará un calor interno en las criaturas.

AMADOS HIJOS, PREPÁRENSE, PERO A LA VEZ NO CEDAN EN LA FE, QUE ÉSTA SEA INAMOVIBLE. Así como el Sol alumbra constantemente, la Fe debe mantenerse en pie, instante a instante.

El Sol se acerca. El hombre de ciencia será consciente de que ante la fuerza de la Naturaleza él es insignificante y que sólo Mi Hijo es el que todo lo puede, porque: “No todo aquel que diga: Señor, Señor, entrará en el Reino de los Cielos, sino aquel que viva en la Voluntad del Padre”.

Amados hijos, les amo, les bendigo.

AVE MARÍA PURÍSIMA, SIN PECADO CONCEBIDA.
AVE MARÍA PURÍSIMA, SIN PECADO CONCEBIDA.
AVE MARÍA PURÍSIMA, SIN PECADO CONCEBIDA.

No hay comentarios:

Publicar un comentario