28 abr. 2014

Mensaje 27 abril de 2014 - Luz de Maria - ¿QUÉ LES HE HECHO PARA QUE NO ME AMEN?

DIÁLOGO DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO
CON SU HIJA LUZ DE MARÍA
DÍA DE LA DIVINA MISERICORDIA
27 DE ABRIL DEL 2014


Cristo:

Amado Pueblo Mío:

EN ESTE DÍA EN QUE MI IGLESIA CONMEMORA LA FIESTA DE MI MISERICORDIA, LAS PUERTAS DE MI CORAZÓN MISERICORDIOSO PERMANECEN ABIERTAS A LA ESPERA DE LOS QUE DESEEN ACERCARSE A RECIBIR LAS GRACIAS ESPECIALES QUE DE MI VOLUNTAD SE DESPRENDEN.

Mi Misericordia no se cierra jamás cuando una criatura Mía viene con corazón contrito y humillado y con firme propósito de enmienda ante MÍ.

Por más de dos mil años he permanecido acudiendo a la humanidad, llamando con insistencia y sin descanso…

Buscan Mi Presencia en el mundo y sus deleites; no la encontrarán ahí.
Buscan Mi Presencia en las cosas simples que dan felicidad y aliento por unos minutos; no la encontrarán ahí.

Amada Mía, ¿sabes cómo me buscan las criaturas humanas?

Luz de María:

Creo que lo que miran sus ojos, eso les da seguridad; a Ti no te miran.

Cristo:

Yo llamo a los pequeños y sencillos, a los fuertes, a los poderosos del mundo, a todos llamo para perdonarles, aun a los más culpables. Yo no necesito de los hombres, Mi Gloria y Mi Reino no pueden ser reducidos por ninguna criatura. Pero si no es por medio de la Cruz, no se llega hasta Mí, y los hombres le temen a Mi Cruz y la desprecian. Cada uno lleva una cruz personal, si la deja en el camino y continúa sin ella, es señal de que no desea caminar a Mi lado.

Amada, ¿sabes si todas las criaturas humanas Me aman?

Luz de María:

Desearía responderte afirmativamente, Señor; pero no todos te aman.

Cristo:

YO COMO REY, LES PREGUNTO A MIS HIJOS: ¿QUÉ LES HE HECHO PARA QUE NO ME AMEN?

Conozco la respuesta: los padres en el hogar no hablan de Mí, en Mis Templos se escucha sólo de Mi Misericordia y el hombre crece pensando que soy un Dios sordo y mudo, por lo que se entregan al placer sin reparos, ofendiéndome sin medida, despreciando Mi Misericordia porque no desean enmendarse, y en la otra vida sufrirán el poder de Mi Justicia Divina, pero antes sufrirán el haberme despreciado.

ESPERABAN EN ESTE INSTANTE UN LLAMADO DE TOTAL COMPLACENCIA…, PERO MI MISERICORDIA ES TAN INFINITA QUE EN ELLA SE ENCIERRA EL LLEVARLES POR EL SENDERO DE LA VERDAD. QUIEN NO CARGUE SU CRUZ Y ME SIGA, NO TRANSITA MI MISMO CAMINO.

Es un día de gozo, y luego, ¿qué será?... Todos llegarán a su Monte Calvario, y algunos levantarán la Cruz, otros la habrán dejado en el camino, inclusive los que me sirven en el Altar.

Amada, ¿será la humanidad consciente de la Redención?

Luz de María:

Señor Mío y Dios Mío… ¡cómo herirte más con una respuesta!

Cristo:

Miro a la Tierra y Ella misma agoniza, miro al hombre cómo agoniza, miro a Mi Iglesia y la miro agonizante. Tantos de Mis hijos han dejado Mi Cruz en el camino para entregarse a lo fácil, a los que no me aman y desean oscurecer Mis Leyes y Preceptos.

Lo que Mi Iglesia sufre, no es más de lo que padecí Yo, y no es más que Mi Sufrimiento…

Tantas criaturas cerca de Mi Iglesia por apariencia… Me hacen sufrir más. Tantas malas interpretaciones a lo que no es para interpretar, sino para obedecer… Me hace sufrir más. ¡Cuántos denigran a Mi Iglesia…! Y Me hacen sufrir más. ¡Cuántos la azotarán hasta dividirla…! Eso me hace sufrir.

MI IGLESIA TRIUNFARÁ, AL FINAL TRIUNFARÁ; ANTES DE ELLO HABRÁ DIVISIÓN Y ME HARÁN SUFRIR, YA QUE MIS MÁS GRANDES ENEMIGOS ESTARÁN DENTRO DE ELLA. Una separación será necesaria para que miren en su conciencia el mal y a la vez el bien que deben seguir.

Llamo a Mi Pueblo a ser firme y a no separarse, las pruebas provienen de los hombres y del mal que ha tomado las almas, dándoles un dios que no soy Yo, que les complacerá con las más bajas bestialidades.

La misma Naturaleza se muestra agotada y se pone en contra del hombre. Yo busco reposo en los Míos, en Mis fieles, en los que permanecen llevando Mi Cruz y no se separan de Ella.

Mi Misericordia busca al hombre, le llama, le suplica pero éste sale a Mi encuentro con el mal, prepara guerras que emergerán en instantes, los Pueblos se debaten en encarnizadas luchas que se esparcen por todo el mundo.

Los antiguos sufrimientos de las generaciones pasadas no serán otra cosa que el preludio de lo que vendrá…

MI JUSTICIA NO ESPERA MÁS, NECESITO BUSCAR AL HOMBRE QUE SE ME OCULTA. EL HOMBRE NO DESEA MI MISERICORDIA QUE LE BUSCA INCESANTEMENTE Y YO NO DESEO PERDER A MIS CREATURAS; ASÍ QUE VENGO CON MI JUSTICIA A RESCATAR ALMAS.

El hombre es obstinado, y cuando llego frente a él y miro su debilidad y su resistencia a Mí, miro que es necesario tocarle, sí, tocarle en aquello que necesita para subsistir, hasta que bajo un castigo, regrese a Mis Brazos. No así los que se hayan amparado bajo el total dominio del mal; éstos reniegan contra Mí y se sumergen más en el fango, alejándose de Mí. Pero Yo vengo a rescatar a los Míos.

Amada, ¿sabes cómo sufro?

Luz de María:

Sí, mi amado, lo sé…

Cristo:

Me duelo por la humanidad sufriente que no me permite intervenir, ha colocado una barrera entre ellos y Yo. Mi Cruz la miro a un lado de algunos que no la aceptan, Mis Legiones la recogen y la besan, caminan al lado del hombre esperando el instante en que éstos recapaciten, retornen y la tomen. Pero el mundo ofrece distracciones y acalla los lamentos con bebidas que embriagan y canciones que nublan la mente y doblegan el espíritu hacia el mal, actuando en Mi contra.

YO ENCONTRARÉ LOS MEDIOS PARA ESTABLECER NUEVAMENTE MI REINO EN MEDIO DE LAS CRIATURAS. MI MISERICORDIA NO ENCONTRARÁ DETENTES, SINO SE DERRAMARÁ SOBRE TODOS MIS HIJOS CON REGOCIJO, Y ELLOS SERÁN MI PUEBLO Y YO SERÉ SU REY.

Oren amados Míos, Mi Misericordia solicita oración por Japón, se estremecerá la tierra. Oren en Mi Misericordia por Chile. Oren en Mi Misericordia por Estados Unidos, padecerá por la Naturaleza.

Les bendigo.

EL QUE ACUDE A MI MISERICORDIA, ENCUENTRA EL GOZO POR ADELANTADO. LES BENDIGO.

Su Jesús

v AVE MARÍA PURÍSIMA, SIN PECADO CONCEBIDA.
AVE MARÍA PURÍSIMA, SIN PECADO CONCEBIDA.
AVE MARÍA PURÍSIMA, SIN PECADO CONCEBIDA.

No hay comentarios:

Publicar un comentario