4 jul. 2014

Mensaje 1 julio 2014 - Jacareí - San Gerardo Mayela: Conviértanse

01 de Julio del 2014
MENSAJE DE SAN GERARDO MAYELA 

 "Amados hermanos Míos, Yo, Gerardo, vengo una vez más para bendecirles y darles la Paz. Yo les amo y quiero ayudarles a llegar al Cielo, donde serán felices juntamente con Nosotros, los Santos de Dios, con la Madre de Dios y el Señor para siempre. Por eso les digo: les digo lo mismo que decía a todos los pecadores mientras Yo vivía en la Tierra: CONVIÉRTANSE.

No pueden imaginar cuanto dolor causan al Sagrado Corazón de Jesús con un solo pecado de ustedes. No pueden imaginar cuántas Lágrimas hacen escurrir de los ojos de la Madre de Dios con un solo pecado de ustedes. CONVIÉRTANSE.

No pueden imaginar el horror que es sufrir en el fuego del infierno un minuto que sea y mucho menos por toda la eternidad. Por eso, les digo: CONVIÉRTANSE.

La conversión no es difícil, difícil es el corazón desapegarse de las criaturas y de los pecados a los cuales se apegó. Pero si el alma hiciera ese esfuerzo aún que heroico y se convierte verdaderamente a Dios, su vida mudará, la conversión será fácil para ella y la santidad será alcanzada rápidamente. Piensen en la recompensa eterna que les espera en el Cielo y ustedes sentirán el corazón ser movido a la conversión y al arrepentimiento. Recen mucho porque solamente con la Oración, ustedes tendrán la fuerza interior para que renuncien a todo pecado y para que deseen la perfecta conversión del corazón de ustedes.

Yo, Gerardo, les amo mucho y no quiero perderles, son Mis hermanos. Por eso, celo por ustedes, velo por sus almas, rezo por ustedes, alejo de ustedes todas las tentaciones de Satanás. Pido todos los días muchas bendiciones y gracias de Dios para ustedes. Pero ustedes continúan con sus corazones cerrados, apegados a sus pecados. Abran el corazón renunciando al pecado y verán cuántas gracias bajarán sobre ustedes, que les transformarán en obras extraordinarias de la Gracia de Dios y la vida de ustedes será repleta de bendición sobre bendición.

Yo les defiendo de muchas tentaciones de Satanás, les inspiro siempre en el corazón la fuerza y el deseo de renunciar a las tentaciones del diablo y a querer siempre más aquello que es de Dios, que es puro, que es santo, que es del Cielo.

Recen el Santo Rosario, porque ello les tornará fuertes e invencibles contra todas las tentaciones del demonio para el pecado.

Digan a todos: QUE APRESUREN SU CONVERSIÓN PORQUE LOS TRES DÍAS DE TINIEBLAS ESTÁN MUY PRÓXIMOS, EL CASTIGO ESTÁ MUY PRÓXIMO, HAGAN PENITENCIA, HAGAN MUCHA ORACIÓN.

A todos les bendigo con amor: de MURO LUCANO… de MATERDOMINI… y de JACAREÍ.

Gracias por haber rezado hasta ahora. Gracias por haber vencido el cansancio y por haber perseverado en la Oración que tanto les costó. Por causa de esto muchas almas más son salvadas por la Oración de ustedes."

No hay comentarios:

Publicar un comentario