18 ago. 2014

Mensaje 13 agosto 2014 - Jacareí - Sean mis Rosas Místicas de oración, sacrificio y penitencia

13 de Agosto del 2014 - Mensaje de la Virgen María a Marcos Tadeu

MENSAJE DE LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA

“Amados hijos Míos, hoy, día 13, día a Mí consagrado como les revelé en Montichiari y también aquí. Vengo nuevamente para decirles: Recen y recen mucho, porque solamente la Oración es lo que está manteniendo este mundo todavía de pie.

Solamente la Oración es que mantiene la sobrevivencia de este mundo y de los hombres que están en el, porque caso contrario, si no fuesen las almas que todavía rezan el mundo ya habría sido destruido por el fuego del Castigo de la Justicia Divina, por causa de tantos pecados que se cometen todos los días.

Recen, pues con sus oraciones pueden alejar muchos castigos del mundo, pueden alcanzar la conversión de muchos pecadores. Y cada pecador que se convierte es un alma a menos que hace el pecado y así, atrae nuevos castigos de la Justicia Divina sobre el mundo.

Recen, porque solamente por la Oración Yo puedo protegerlos de los ataques de Satanás y solamente por la Oración puedo librarlos de todo lo que Mi enemigo planea contra ustedes.

Soy la Madre de ustedes, vengo del Cielo para decirles nuevamente: Sean Mis Rosas Místicas de: oración, sacrificio y penitencia.

¡Recen mucho! Sean Mis Rosas Blancas, de oración, rezando con el corazón todos los días, rezando con concentración, meditando en aquello que rezan.

Sean Mis Rosas Rojas de sacrificio, ofreciendo todos los sufrimientos que Dios les permite en acto de súplica por la conversión de los pecadores. También ayunando y haciendo pequeños actos de sacrificio para conseguir la conversión de los pecadores más obstinados.

Sean Mis Rosas Amarillas, de penitencia, de expiación, ofreciendo todos los días actos penitenciales. Y también aceptando los sufrimientos que Dios les permite para expiar sus pecados y los pecados del mundo entero, para que no tengan que expiarlos y lavarlos en su propio sangre en el futuro.

Por eso, Mis queridos hijos, siguiendo Mi Mensaje y siendo Mis Rosas Místicas de: oración, sacrificio y penitencia. Ustedes me darán todos los días una gran fuerza de oración, de sacrificio, de expiación y reparación para que Yo pueda desagraviar….(falló la transmisión)

(continuación)… El enemigo sabe que es poquísimo el tiempo que le resta, dará sus últimos pasos para tentar ganar la guerra, más ya sabe que en el final sólo Yo seré vencedora. Pero las almas todavía corren el peligro de un momento para el otro de pasar de Mis Manos para las manos del diablo.

Por eso recen, recen, recen mucho para que no sean del número de esas almas infelices que por descuidarse de la oración y del sacrificio pueden pasar de Mis Manos para las manos de Satanás.

¡Recen, recen mucho!. ¡He aquí Mi Mensaje!.

A todos bendigo con amor: de MONTICHIARI… de KERIZINEN… y de JACAREÍ”

No hay comentarios:

Publicar un comentario