1 sept. 2014

Mensaje 31 agosto 2014 - Jacareí - Brasil - Piensen en el infierno y no pecarán


MENSAJE DE LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA 


"Amados Hijos Míos, hoy, nuevamente les llamo a la Oración, a la Conversión, al Amor Verdadero de Dios. El tiempo avanza, y los corazones de los hombres no mudan. ¡Conviértanse! Dejen el pecado decididamente, porque aquel que no lo dejare, no entrará ni en el Cielo, ni en Mi Reino, el Reino del Señor que vendrá para la tierra.

Piensen en el Infierno y no pecarán. Todos ustedes ya alguna vez en la vida soportaron el dolor de una quemadura, sino saben que el dolor de una quemadura es muy grande y que nadie puede soportar tener su cuerpo tocado por el fuego ni por pocos segundos. Si no pueden soportar el dolor de la quemadura del fuego de este mundo. ¿Cómo podrán soportar el dolor de las quemaduras del fuego del infierno que nunca será apagado? Por ahí ven !Qué locura monstruosa es la del ser humano que peca! Él mismo atrae para sí una vida de tormentos eternos en el infierno que nunca tendrá fin y no puede haber mayor insensatez y locura de que esa: cambiar a Dios con las delicias que Él ofrece a todos ustedes en el Paraíso por los tormentos del infierno en la horrible compañía de los demonios. 


Sí Mis Hijos, las llamas del infierno provocan un dolor mucho mayor de que aquellas quemaduras de la tierra. ¿Y ustedes no tienen miedo? ¿No piensan en el dolor que sentirán por toda la eternidad? Si no piensan en esto y prefieren el pecado, son locos. ¡Qué pena Me dan! ¡Qué pena Me dan! ¡Qué locura tienen!

Despierten de esta locura, despierten de esta muerte y cancelen para ustedes mismos la eternidad de tormentos que ustedes están creando para ustedes con sus pecados. ¡CONVIÉRTANSE! Sean Santos, sean conformes a los Mandamientos de Dios, la Palabra del Señor, y ustedes que ya están en el camino de la conversión, dejándose guiar por Mí con la mano de ustedes en Mis manos, a tanto tiempo; no sean locos como la mujer de Lot, no miren de nuevo para Sodoma y Gomorra, con añoranza de Sodoma y Gomorra, o sea, no miren de nuevo para el mundo con sus pecados con añoranza de ellos, porque si lo hicieren, serán castigados con la muerte eterna, con el mismo castigo de la mujer de Lot, el alma quedará árida como una estatua de sal. El Espíritu Santo saldrá de ustedes, Dios les abandonará a ustedes mismos a merced de sus pecados y del diablo, y triste será el fin de ustedes.

Caminen Conmigo en el camino del Amor y de la Gracia, caminen Conmigo en el camino de la Oración y de la Penitencia y fidelidad a Dios que les garantizará la entrada de ustedes en el Paraíso, donde serán Gloriosamente Coronados por Mí y por Mi Divino Hijo Jesucristo.

Hijitos Míos ¿Qué más puedo hacer para despertarles de este sueño de muerte en que están? ¿Qué más puedo hacer para disipar el humo de Satanás que entró en el alma de ustedes, en todo entenebreció y les mantiene torperizados en ese somnífero mortal del pecado? ¡Despiértense antes que Dios se canse de ustedes! Y sus pecados ultrapasen el límite de Su Paciencia.

Vuelvan a Dios, que les espera con un Amor tan grande y listo para perdonarles si viera arrepentimiento sincero en ustedes.

Yo estoy felicísima con aquellos que han progresado en la Oración, en la Meditación, en la Penitencia. Avancen y no paren por nada. Recen más, mediten, porque con la meditación verán las Virtudes que deben pedir a Dios y los defectos también que deberán arrancar de ustedes, los pecados que tienen y que deben ser extirpados. Entonces, Hijitos Míos, el camino que deberán seguir, quedará claro para ustedes.

Recen mucho, porque el mundo está por un hilo. Una gran guerra como nunca se vio, está para caer sobre ustedes y se arrastrará para el mundo entero. Recen, solamente la Oración de ustedes podrán salvar a la humanidad, si no pueden soportar el dolor del fuego de la tierra, ¿Cómo podrán soportar el fuego que caerá del cielo como castigo sobre toda la humanidad? Les digo: "Cuando el fuego que Yo pre-anuncié en Akita, en el Japón caiga sobre la tierra, él producirá una quemadura que ningún remedio podrá curar.

La carne de muchos arderá, freirá noche y día y hasta se desprenderá de sus cuerpos. Este será el Gran Castigo por la desobediencia del mundo a los Mandamientos de Dios, por su impureza, por su maldad e ingratitud para con el Señor. Yo avisé al mundo en Akita, pero no prestaron atención a los Mensajes que di a Mi Hijita Agnes Sasagawa, ni incluso a las 101 lacrimaciones que Yo allí hice, las lágrimas que Yo derramé. Por eso el mundo no tiene perdón, pues fue avisado por Dios, por Mí en Akita, y Mi Hijito Marcos al hacer Mi Vídeo, Mi Película de Akita, repitió Mi Aviso para todos ustedes. Por eso el mundo no podrá tener ninguna disculpa.

Saber más sobre Akita

Clamen ahora que Mis oídos y los oídos del Señor les pueden oír. Clamen muy alto, pidiendo perdón, haciendo Penitencia, rezando mucho. Clamen Misericordia ahora, porque cuando caiga aquel fuego, que nadie podrá apagar y cuya quemadura ningún remedio podrá curar, será tarde demás para clamar piedad.

¡CONVIÉRTANSE! Éste es el Mensaje que les dejo. Dios prepara para todos ustedes una gran Santidad, quiere transformarles en aquello que Yo misma Soy "LA PERFECTA HUMANIDAD DIVINIZADA, REALIZADA EN ÉL". Pero eso solo hará si ustedes dejaren, si ustedes quisieren.

Den hoy su "Sí" y el Espíritu Santo vendrá a ustedes, les transformará en una obra maravillosa de Santidad y Amor.

Yo estoy felicísima por lo que fue hecho con Mi Imagen Milagrosa, a través de la cual derramé aquí varias veces "lágrimas", por cuya presencia produjo un óleo milagroso que ustedes no conocen y no saben de dónde viene. En verdad, lo que Yo dije hace 20 años atrás lo repito: "Ésta Mi Imagen tiene Mi propia Gracia y semejanza. Gracia mayor que estar mirando para ella, contemplándola, sólo la Gracia de verme y de contemplarme en persona. Quien mire para Ella, recibirá Grandes Gracias Mías, quien abra su corazón para Mí delante de Ella, recibirá Mi visita consoladora en su alma y corazón, y mayor Gracia de que estar delante de ésta Mi Imagen, solamente la Gracia de verme en carne y hueso, Gloria y Majestad. Por eso, respeten Mi Imagen. Hónrenla. Venérenla. Tomen cuidado para no hacer pecados delante de Ella porque serán severamente castigados. Cuiden de Ella como si fuese que están cuidando de Mí misma y Mi Hijo les recompensará. Todo aquel que Honrare Mi Imagen, será Honrado por Mí igualmente en la Gloria del Paraíso.

A todos en este momento Yo bendigo con amor y les digo: "Continúen haciendo todas las Oraciones que aquí les di, porque por ellas a cada día avalo más y más el reino de mi enemigo y libero muchas almas que están en poder de él. A todos bendigo: de CASANOVA STAFFORA..., de BONATE...y de JACAREÍ.

La Paz Mis Hijos Amados. La Paz a ti Marcos, el más esforzado y abnegado de Mis Hijos."

No hay comentarios:

Publicar un comentario