28 oct. 2014

Mensajes 24-26 octubre 2014 - EE.UU - Santa María: Mi advocación ‘Protectora de la Fe’

24 de Octubre del 2014
Mensaje Público
 


“Yo soy tu Jesús, nacido Encarnado.”

“La prueba de Amor Santo en cada corazón es la confianza.  Para poder confiar, el alma primero debe amar.  El amor es el cimiento de cada virtud, pero sobre todo, el amor sienta las bases para la confianza.  ¿Cuántas veces dicen:  ‘¡Yo no confío en tal persona!’?  Las fragilidades humanas son la razón;  pero si ustedes aman a la persona débil con Amor Santo, entonces pueden ver que la persona es muy capaz de convertirse, y ustedes, más que confiar en la persona en cuestión, confían en Mi gracia para ayudarla.”

“Yo no puedo llamar a nadie a la virtud heroica si primero no ama y luego confía en Mí.  El sendero de la perfección tiene muchos obstáculos, pero el alma puede y va a perseverar si confía en la Voluntad de Dios para ella.  El alma que confía solamente en sí misma y en el esfuerzo humano es, en el fondo, insegura.”

“No pongan su confianza en los líderes que son demasiado débiles como para depender de Dios o que dependen de falsos dioses.  El camino que siguen es el de la perdición.  La confianza es una señal de fuerza espiritual.  Por lo tanto, la confianza en Dios es un blanco favorito del enemigo.  Ustedes no pueden progresar por los Aposentos de los Corazones Unidos sin la Santa Confianza.  Recen por esta virtud.”

Lean 1ª Timoteo 4:7-10
Rechaza esos mitos ridículos, esos cuentos de viejas, y ejercítate en la piedad.  Los ejercicios físicos son de poca utilidad;  la piedad, en cambio, es útil para todo, porque encierra una promesa de Vida para el presente y para el futuro.  Esta es doctrina cierta y absolutamente digna de fe.  Nosotros nos fatigamos y luchamos porque hemos puesto nuestra esperanza en el Dios viviente, que es el Salvador de todos los hombres, especialmente de los que creen.
(Cita tomada de la Biblia en línea de www.vatican.va y solicitada por Jesús.)

24 de Octubre del 2014
Oración de los Viernes
Por todos los que son acusados falsamente dentro de la sociedad, los gobiernos y dentro de los círculos de la Iglesia.  Para que la verdad revele todas las calumnias y por la paz del mundo.

Jesús está aquí con Su Corazón expuesto.  Dice:  “Yo soy tu Jesús, nacido Encarnado.”

"Mis hermanos y hermanas, cuando hacen reparación a Nuestros Corazones Unidos, el mundo está más seguro y el mal que hay en ciertos corazones no tiene efecto.”

"Yo recibo con agrado esta reparación.”

“Esta noche les imparto Mi Bendición del Amor Divino.”

25 de Octubre del 2014
Mensaje Público

 

Llega María, Protectora de la Fe, y dice:  “Alabado sea Jesús.”

“He venido para decirles por qué Mi advocación ‘Protectora de la Fe’ es todavía más importante hoy de lo que fue hace décadas cuando la solicité.  Actualmente las personas han hecho un falso dios de las elecciones de la libre voluntad.  Cualquier cosa que quieren se racionaliza en algo legal.  Todo tipo de placer se vuelve una necesidad.  Los medios sociales han arruinado totalmente la vida sacramental esmerada.  Los líderes están más interesados en ser aceptados que en dirigir.  Por lo tanto, las personas no se preocupan por el pecado ni se sienten responsables de su salvación.  Todo esto lo confirman los templos vacíos, el cierre de templos y escuelas, y la falta de respeto por los Sacramentos.”

“Siendo que esto sucede hoy en día, ¿quién tendrá fe cuando llegue todavía más confusión en el futuro?  ¡Mis hijos tienen que correr a Mi protección más que nunca pues una nube de división se ha asentado sobre la Iglesia!  Yo no les fallaré en su momento de necesidad.  Aunque muchos solamente creerán en lo que es más fácil de creer, Yo los voy a guiar conforme a la Tradición, si me lo piden.  No permitiré que sean lanzados contra las rocas de la controversia.  Con un toque suave y amoroso, Yo guiaré sus almas al puerto seguro de la verdad.”

“En toda su confusión y dudas, invóquenme como María, Protectora de la Fe.  Yo vendré rápidamente en su ayuda.”

Lean 2ª Tesalonicenses 2:9-12, 15
La venida del Impío será provocada por la acción de Satanás y está acompañada de toda clase de demostraciones de poder, de signos y falsos milagros, y de toda clase de engaños perversos, destinados a los que se pierden por no haber amado la verdad que los podía salvar.  Por eso, Dios les envía un poder engañoso que les hace creer en la mentira, a fin de que sean condenados todos los que se negaron a creer en la verdad y se complacieron en el mal.  Por lo tanto, hermanos, manténganse firmes y conserven fielmente las tradiciones que aprendieron de nosotros, sea oralmente o por carta.
(Citas tomadas de la Biblia en línea de www.vatican.va y solicitadas por María, Protectora de la Fe)

26 de Octubre del 2014
Mensaje Público

María, Protectora de la Fe dice:  “Alabado sea Jesús.”

“Hoy quisiera hablar de lo que causa la pérdida del don de la fe.  La libre voluntad tiene que abrir la puerta a las dudas.  Las dudas se originan en el afecto por el mundo:  reputación, poder, bienes materiales o soberbia intelectual.  Esta última amenaza para la fe –la soberbia intelectual– promueve el deseo de cuestionar todo y buscar pruebas.  Pero la fe acepta aquello que los estándares terrenales no pueden probar.  La fe cree en lo que no se ve y en aquello que es imposible probar.”

“Actualmente, el corazón del mundo se ha entregado al cinismo.  La verdad es cuestionada y distorsionada.  Entonces se negocia la fe tal como se negocia la verdad.”

“La lucha por conservar la fe se hace aún mayor cuando el liderazgo no adopta una postura firme contra el pecado y el error, sino que apoya una confusión general.”

“Yo siempre estoy presente para ayudar a quienes se esfuerzan.”

Satanás huye ante Mi advocación de ‘María, Protectora de la Fe’.  Yo quiero, queridos hijos, que comprendan el verdadero tesoro que es su fe.  Es la suma total de su salvación.”

Lean 2ª Timoteo 1:13-14
Toma como norma las saludables lecciones de fe y de amor a Cristo Jesús que has escuchado de mí.  Conserva lo que se te ha confiado, con la ayuda del Espíritu Santo que habita en nosotros.
(Cita tomada de la Biblia en línea de www.vatican.va y solicitada por María, Protectora de la Fe.)
 


No hay comentarios:

Publicar un comentario