13 nov. 2014

Mensaje 11 noviembre 2014 - EE.UU

11 de Noviembre del 2014
Mensaje Público

Santo Tomás de Aquino dice:  “Alabado sea Jesús.”

“Nada de lo que está sucediendo en el mundo actual tiene sentido a menos que comprendan la infinita misericordia de Dios.  Estos tiempos son todos una parte de Su misericordia y un signo de gracia, pues conforme el mal aumenta, el Señor incrementa el Resto Fiel.  Así como las huellas de Satanás están por todas partes en los líderes de gobierno y en sus políticas, el bien se está uniendo a pesar de algunos conflictos.”

“Recuerden que la confianza en el Señor invoca un mayor favor de Dios sobre ustedes, y no se desanimen.”

Lean 1ª Tesalonicenses 1:2-3
Siempre damos gracias a Dios por todos ustedes, cuando los recordamos en nuestras oraciones, y sin cesar tenemos presente delante de Dios, nuestro Padre, cómo ustedes han manifestado su fe con obras, su amor con fatigas y su esperanza en nuestro Señor Jesucristo con una firme constancia.

(Cita tomada de la Biblia en línea de www.vatican.va y solicitada por santo Tomás de Aquino.)

11 de Noviembre del 2014
Mensaje Público


“Yo soy tu Jesús, nacido Encarnado.”

“Solemnemente les digo que cualquier cosa –pensamiento, palabra o acción– que no apoye la verdad de la diferencia entre el bien y el mal no proviene de Mí y es del mal.  Se les han dado los Diez Mandamientos y los mandamientos del Amor Santo para que conforme a ellos ustedes hagan sus elecciones y tomen sus decisiones.  La libre voluntad errónea del hombre es la que trata de eliminar esta línea claramente definida entre el bien y el mal.”

“No intenten interpretar las leyes de Dios para satisfacer sus propios deseos.  Los líderes tienen la responsabilidad ante Mí de marcar claramente el camino de la verdad a todos sobre los que ejercen influencia.  Los líderes no deben ceder a la presión pública o a las opiniones, sino deben mantenerse firmes en su definición de la verdad.  Los líderes, laicos y religiosos, están llamados a unir sus corazones a Mi Desoladísimo Corazón.  Tenemos que trabajar juntos para lograr la victoria de la verdad y la revelación de todo mal.”

Lean 1ª Timoteo 2:1-4
Ante todo, te recomiendo que se hagan peticiones, oraciones, súplicas y acciones de gracias por todos los hombres, por los soberanos y por todas las autoridades, para que podamos disfrutar de paz y de tranquilidad, y llevar una vida piadosa y digna.  Esto es bueno y agradable a Dios, nuestro Salvador, porque él quiere que todos se salven y lleguen al conocimiento de la verdad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario