12 feb. 2015

Mensaje 10 febrero 2015 - EE.UU

10 de Febrero del 2015
Mensaje Público

“Yo soy tu Jesús, nacido Encarnado.”


“Nuevamente les digo que lo que cuenta no es a quién obedecen, sino lo que obedecen.  Es posible que una persona esté sobre el trono más alto, que lleve un título que exija el máximo respeto, y hasta ser respaldada por leyes que exigen obediencia;  pero ante Mis Ojos, la persona no es nadie a menos que tenga Amor Santo en su corazón.  El Amor Santo le da sentido a cada acción del hombre justo.  El Amor Santo es el sendero y la puerta a la salvación.”

“El Amor Santo en el corazón merece estima y actúa con integridad.  Un corazón así es incapaz de mentir.  Por lo tanto, un corazón impregnado de Amor Santo no puede herir Mi Desolado Corazón con la negociación de la verdad.  Un líder así o una persona de estima jamás abusaría de su autoridad, pues no tiene egoísmo en el corazón.  Por lo tanto, es fácil obedecer a alguien así por medio del Amor Santo y respeto mutuo.  Alguien así protege la reputación de sus partidarios.  En él no hay engaño ni planes ocultos.”

La persona que vive en Amor Santo está en paz, pues confía en Mí.  Confía en Mi misericordia y en Mi provisión.  Sin el cimiento del Amor Santo, el alma se vuelve demasiado dependiente de sí misma.  Entonces abre su corazón a obedecer lo que no es piadoso.”

“Recuerden estas cosas que les digo cuando vean la situación del mundo.”

No hay comentarios:

Publicar un comentario