23 feb. 2015

Mensaje 20 febrero 2015 - EE.UU - Para el RESTO FIEL: El Amor Santo

20 de Febrero del 2015
Mensaje Público

Para el Resto Fiel
Quinta Norma Moral de la Verdad

Llega Nuestra Señora como María Refugio del Amor Santo.  Dice:  “Alabado sea Jesús.”

“Para que una persona distinga el bien del mal, su conciencia tiene que estar formada en la rectitud, en la piedad.  Esto sólo se puede lograr por medio del Amor Santo.  Esto me lleva a la quinta máxima de la verdad para el Resto Fiel:  El Amor Santo define el bien y los lleva a su salvación.

“El Amor Santo –amar a Dios sobre todas las cosas y al prójimo como a sí mismos– es la personificación de todos los Diez Mandamientos.  Nadie entra al Cielo fuera del Amor Santo.  No hay acceso alterno, no hay negociación.  El Amor Santo es el sendero a la santidad personal y su salvación.”

“Una conciencia que no acepta completamente el Amor Santo es transigente.  Mientras a más personas influencie el alma con su negociación de la verdad, más grande es su pecado.  Para buscar la verdad, el alma no necesita más que recurrir al Amor Santo como una norma.  Cualquier cosa que se opone al Amor Santo está cooperando con el mal.

“No pueden darle a Dios todo su corazón si reservan parte de él para ustedes.  Por lo tanto, lo que aman en el mundo –reputación, poder, autoridad, apariencia física o posesiones terrenales– son obstáculos para el Amor Santo.  Utilicen todas las cosas como un medio para su salvación.”

“La esperanza del Resto es permanecer fieles al Amor Santo y considerar todo a través de los ojos del Amor Santo.  Esta es la forma de evitar el engaño de Satanás, la negociación de la verdad y el abuso de autoridad.  El Amor Santo es la verdad y la Voluntad de Dios para toda la humanidad.”

“No pueden mantenerse firmes en el Resto de la Fe si no se mantienen firmes en el Amor Santo.”

Lean 1ª Juan 3:19-24
En esto conoceremos que somos de la verdad, y estaremos tranquilos delante de Dios aunque nuestra conciencia nos reproche algo, porque Dios es más grande que nuestra conciencia y conoce todas las cosas.  Queridos míos, si nuestro corazón no nos hace ningún reproche, podemos acercarnos a Dios con plena confianza,
y él nos concederá todo cuanto le pidamos, porque cumplimos sus mandamientos y hacemos lo que le agrada.  Su mandamiento es este:  que creamos en el nombre de su Hijo Jesucristo, y nos amemos los unos a los otros como él nos ordenó.  El que cumple sus mandamientos permanece en Dios, y Dios permanece en él;  y sabemos que él permanece en nosotros, por el Espíritu que nos ha dado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario