23 abr. 2015

Mensaje 21 abril 2015 - EE.UU - El mandamiento No robaras...

21 de Abril del 2015
Mensaje Público

“Yo soy tu Jesús, nacido Encarnado.”

Consideremos por un momento el mandamiento de Mi Padre:  ‘No robarás’.  Este mandamiento no se refiere nada más a crímenes como robar un banco, sino también a transgresiones más sutiles.  Por ejemplo, se puede robar la reputación de una persona por medio de chismes o del juicio precipitado.  Se puede robar la verdad por medio de la transigencia.  Se puede robar la fe de los corazones por medio del orgullo intelectual o al ceder a las dudas.  Las libertades se hurtan por medio del abuso de autoridad y de la tergiversación de la verdad.”

“Estos crímenes pasan desapercibidos en el combate cotidiano contra el mal.  Están escondidos, por así decir, motivando e incitando actitudes malvadas en el corazón del mundo.  Eventualmente, estos latrocinios hacen estragos y salen a la luz, pero dejan detrás un rastro de destrucción y muchas veces es demasiado tarde o imposible reparar el daño.

“Es por eso que es necesario dejar que el Amor Santo sea la inspiración y la motivación de cada pensamiento, palabra y obra.  Entonces el corazón del mundo se purificaría y se renovaría en toda forma positiva.”

“Si miran el estado del mundo ahora, la forma en que el sistema legislativo está apoyando cosas malas tales como el uso ilícito de drogas, el aborto, la sodomía y la decadencia moral en general, podrían ver fácilmente cómo Satanás está robando la rectitud del mundo.”

“Mi llamado a ustedes es a la piedad por medio de la verdad del Amor Santo.  Estén unidos en esta verdad.”

Lean Efesios 4:25, 5:1-2;  6-10
Por eso, renuncien a la mentira y digan siempre la verdad a su prójimo, ya que todos somos miembros, los unos de los otros.  … Traten de imitar a Dios, como hijos suyos muy queridos.  Practiquen el amor, a ejemplo de Cristo, que nos amó y se entregó por nosotros, como ofrenda y sacrificio agradable a Dios.  …No se dejen engañar por falsas razones:  todo eso atrae la ira de Dios sobre los que se resisten a obedecerle.  No se hagan cómplices de los que obran así!  Antes, ustedes eran tinieblas, pero ahora son luz en el Señor.  Vivan como hijos de la luz.  Ahora bien, el fruto de la luz es la bondad, la justicia y la verdad.  Sepan discernir lo que agrada al Señor.

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario