17 sept. 2015

Mensaje 13 septiembre 2015 - Jacarei



  (Marcos): “Sí. Sí. Haré eso. Sí Querida Madre, lo más pronto posible yo haré. Sí. Sí, haré.”
 
(Diálogo entre el Vidente y la Madre de Dios)

MENSAJE DE LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA
 Aparición de la Madre en La Salette, llorando por los castigos que vendrán a la pobre humanidad, delante de los Pastorcillos: Melania y Maximino (Francia-1846)

“Mis Queridos Hijos, hoy, cuando ustedes ya conmemoran Mi Aparición en La Salette, deseo nuevamente decirles: “Soy la Madre Dolorosa de todos ustedes. Soy la Madre que aún hoy sufre por la pérdida de tantos Hijos Míos que salieron del buen camino de la salvación y caminan todos los días el camino del pecado que lleva a la condenación eterna.”

Soy la Madre Dolorosa de todos ustedes, que a cada hora que pasa, ve más un Hijo alejarse de Mí y perderse eternamente. 

Soy la Madre de todos ustedes, llena de dolores, que aún hoy, llora por la pérdida eterna de tantos Hijos Míos, que van por el camino de la perdición. 

Yo lloro porque en estos tiempos malos en que ustedes están viviendo, el hombre se alejó de Dios, se rebeló contra Dios, quiso librarse de Dios y ser independiente de Dios. Y eso hizo con que el ser humano se tornase: egoísta, malo, se tornase violento, dado al pecado y transformase el mundo en este mar de desorden, pecado y violencia que hoy ustedes ven. 

SOLO DIOS ES “AMOR”. El hombre por la fe y por la unión con Dios, tiene el Amor de Dios. Cuando el hombre se aleja de Dios, pierde este “Amor”, no puede tener este “Amor”, porque el “Amor” no procede del hombre, procede de Dios, solo Él es el “AMOR”. Por eso, el ser humano al querer ser independiente de Dios, perdió el “Amor” por Dios y por su prójimo.

Y hoy, la regla de vida del ser humano y de la sociedad es únicamente: el egoísmo, el querer derribar al otro para vencer y prevalecer sobre todos. Por eso, en medio de ustedes abundan ahora: las injusticias, las maldades, los errores, la violencia, la discordia, y las guerras. 

Lloro porque en las familias no hay más la Oración del Rosario, solo programas venenosos y pecaminosos de TV, Cine y hasta de ese nuevo medio de comunicación que ustedes tienen: Internet. 
Sí, en las familias no hay más Oración, solo programas malos y otras cosas que comen el tiempo, que consumen el tiempo de Oración. Por eso en las familias solo hay luchas, discordias, egoísmo, los corazones están fríos y distantes unos de los otros. No hay más bondad, ni delicadeza, ni comprensión, ni gentileza, ni amor.  

Y es por eso que muchas familias se tornaron tumbas, sepulcros, donde el “Amor” murió, donde la unión murió, donde la Paz murió, donde el Cariño murió.

Lloro porque ahora la Iglesia conoce la hora de su mayor tiniebla, de su mayor apostasía. Los Pastores de la Iglesia abrieron las puertas: para los errores, para el comunismo, el protestantismo, el modernismo y todas las demás cosas que oscurecieron la belleza, la santidad de la Iglesia y la luz de la Verdad, de los Dogmas de la Iglesia. 

Por eso ahora los errores terminan de ser asimilados y absorbidos por el pueblo, que envenenado durante tantos años, ahora agoniza y muere espiritualmente. 

Solamente Yo puedo revertir esa situación y salvar las almas de esos Mis Hijos que envenenados por los errores de esos Sacerdotes Judas Traidores, ahora están agonizando para morir espiritualmente. 

Si ellos aceptan la ayuda que Yo doy, que son Mis Mensajes, aún tendrán salvación. Si no aceptan, estarán irremediablemente perdidos para la eternidad. Por eso les invito a todos Hijitos, a aceptar Mis Mensajes y hacer los Grupos de Oración que Yo pedí por todas partes. Ellos serán el antídoto, ellos serán el remedio que irán salvar espiritualmente muchas almas que están envenenadas por esos errores. 

Solamente Mis Mensajes, Mis Rosarios Meditados, las Horas de Oración que Yo les di aquí, solamente las películas que Mi Hijo Marcos hizo para ustedes, podrán salvar a esas almas envenenadas por tantos años de errores y de venenos mortales, que fueron inyectados en ellos en los sermones, en los Grupos de la Iglesia que ahora conoce la hora de su agonía mortal. 

Si ustedes Mis Hijos aún hoy aceptan Mi ayuda, aceptan Mi mano, Yo podré salvarles y podré reconducirles por el camino de la Conversión, de la Oración y de la Salvación a Dios. 

Si no aceptan, muy pronto Mi Hijo vendrá para castigar a todos aquellos que no quisieron oír Nuestros Avisos, Nuestros Llamados y prefirieron seguir a los lobos, a los Judas Traidores, que mintiendo, les enseñaron a desobedecernos y a callar la voz de los Profetas. 

Yo lloro porque en la sociedad no hay más orden, ni paz, ni armonía, ni caridad, ni bondad. Cada uno desea prevalecer sobre su prójimo, derribarlo, pasar por encima de él y vencer. Por eso, la sociedad de ustedes se tornó un desierto de odio, de egoísmo, de falsedad, de envidia, de maldad e injusticia. 

Solamente Yo puedo salvar a la sociedad en que ustedes viven, si ella acepta Mis Mensajes, si hace los Grupos de Oración que Yo pedí, aún podrá ser curada y salva. De lo contrario, este cáncer mortal que la devora, terminará por matarla, explotando en una Gran Tercera Guerra Mundial, donde los hombres se matarán unos a los otros hasta que nadie sobreviva. 

Entonces, la raza humana desaparecerá de la faz de la tierra y será toda arrojada en las Llamas Eternas donde tendrá finalmente su final doloroso. Si el mundo acepta Mi última oferta, Mi último llamado a la conversión que hago aquí, tendrá la salvación, de lo contrario, está perdido. 

Yo lloro porque doy Mensajes y no soy oída, muestro Mis Lágrimas hasta de sangre en Mis Imágenes y no soy creída, no soy consolada. Doy señales aquí para confirmar Mis Mensajes y ni así los corazones se abren para Mí. 

¡Como ustedes son duros de corazón Mis Hijos! La dureza de sus corazones es tan grande que ustedes se tornaron más duros de corazón que las piedras. 

¡Oh Mis Hijos! Aún hoy escuchen Mi Llamado, atiendan Mi Mensaje, sequen Mis Lágrimas de Dolor que Yo derramé en La Salette, que Yo derramé también aquí en tantas de Mis Apariciones a Mi Hijito Marcos y a través de esta Imagen, para que todos pudiesen ver Mis Lágrimas. 

Sequen Mis Lágrimas con la Oración, con el “Sí” de ustedes a Mi Voluntad, a Mis Mensajes, colaborando con Mi Plan de Salvación de la humanidad. Entonces Mis Hijitos, Mi Corazón Inmaculado curará a la sociedad, a la Iglesia y a la humanidad, carcomidas por el cáncer del pecado y de la obstinada rebelión contra Dios. 

Y entonces podré reconducir a todos Mis Hijos a Dios, a la Salvación y a la Paz definitiva que solo Dios puede dar. 

Yo coloqué toda Mi esperanza en ustedes, ustedes son la última esperanza del mundo, son Mi última esperanza, no Me decepcionen, no decepcionen a Dios, que espera tanto de ustedes y que pone toda Su confianza en ustedes. 
 
Atiendan al Llamado del Señor, den alegría, satisfacción y orgullo al Señor, de ser Padre de Hijos que verdaderamente lo aman, lo obedecen, trabajan por Él y luchan para combatir el pecado y Satanás, y para convertir el mundo, transformándolo en un mundo de Santidad, Paz y Amor a Dios. 

Den a Mi Corazón la alegría y el orgullo, de ser Madre de Hijos que verdaderamente Me aman, Me obedecen y trabajan Conmigo por la conversión de la humanidad. 

Yo les amo mucho a todos y les escogí con inmenso amor para venir aquí, para conocerme y para ser del número de los Electos, de los Predestinados, de aquellos que ya tienen su morada reservada en el Cielo. Cuiden de no perderla por el pecado mortal y por el obstinado rechazo de ustedes de aceptar Mi última invitación a la conversión. 

De todo, de todo que les he dicho el fin es: “Teman a Dios y guarden Sus Mandamientos, pues, ese es el deber de todo hombre y la Voluntad de Dios al respecto de ustedes.”

Divulguen Mis Mensajes de La Salette, porque el Mensaje de La Salette no fue dado a conocer, no fue divulgado y no fue obedecido por el mundo, ahora Satanás triunfa en tantas familias, en tantas almas y en tantas naciones. 

Divulguen La Salette, hagan con que todos respondan “Sí” a Mi Mensaje de La Salette y Mi Corazón Inmaculado finalmente triunfará. 

En La Salette comencé Mi Plan de Salvación y lo terminaré aquí. Mi Aparición en Jacareí es la coronación de La Salette, por eso Hijitos, cuento con todos ustedes para terminar aquello que comencé y entregar a Mi Hijo Jesús que está volviendo en la Gloria, un pueblo santo, para Su Adoración, Su Gloria, Su Honor y Su Alabanza. 

A todos Yo bendigo ahora con amor: de LA SALETTE… de MEDJUGORJE… y de JACAREÍ.

La Paz Mis Hijos Amados. La Paz a ti Marcos, el más ardiente Apóstol de Mi Mensaje de La Salette. 

Mi Corazón Inmaculado recibió gran Gloria de ti por la película que hiciste de Mi Aparición en La Salette, y tantas cuantas fueren las almas que se conviertan por esa película que hiciste y por el próximo que estás haciendo, tantas cuantas serán las Coronas de Gloria que Yo te daré en el Cielo. 

E igualmente recompensaré generosamente a todos aquellos que ayudaren a Mi Hijo Predilecto Marcos a tornar La Salette, Mi Mensaje de La Salette, conocida y obedecida por todos.”

No hay comentarios:

Publicar un comentario