24 sept. 2015

Mensaje 20 septiembre 2015 - Jacarei - Santa Maria: Yo Lloro por...



 MENSAJE DE LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA
 Nuestra Señora de La Salette (Francia-1846)
 
“Mis Queridos Hijos, hoy, cuando aún están celebrando aquí el aniversario de Mis Apariciones, de Mi Gran Aparición en La Salette, Yo vengo una vez más para decirles: “Soy la Madre Dolorosa de todos ustedes, Soy la Madre Dolorosa del mundo.”

Yo Soy la Madre que continúa sufriendo, porque a cada hora que pasa, un Hijo Mío se aleja de Mí y se pierde eternamente. 

Soy la Madre Dolorosa del mundo, porque veo todas las guerras, todo desorden, todo pecado, toda maldad, toda rebelión contra Dios en el cual este mundo cayó y del cual ahora está tomado.

Soy la Madre Dolorosa del mundo, porque aún hoy, veo cuanto el ser humano se tornó frío, duro de corazón, malo, desalmado, cruel, enemigo de Dios y enemigo de su prójimo.

Yo lloro porque Mis Hijos se pierden en gran número y no hay quién rece y haga sacrificios para ayudarme a salvar esos Hijos. 

Yo lloro porque doy Mensajes y no Soy oída, muestro Mis Lágrimas hasta de sangre en muchas Imágenes Mías y no Soy creída ni Soy correspondida, no Soy consolada en Mi Gran Dolor. Doy inmensas señales aquí para confirmar Mis Mensajes y no Soy creída por Mis Hijos.

Lloro porque Mis Hijos son perezosos, no quieren hacer los Grupos de Oración que Yo pedí, no quieren divulgar Mis Mensajes, no quieren pasar ni una hora en Oración Conmigo y aún dicen que pretenden vivir Conmigo eternamente en el Cielo. 

Lloro porque el ser humano corre para los placeres, para las diversiones, corre para obtener dinero, poder y fama, empleando en eso todos sus esfuerzos y sacrificios; mientras tanto, para la Oración, para el Sacrificio, para la Conversión, para aquello que les puede salvar el alma, los seres humanos son tan perezosos, tienen tanta mala voluntad y no quieren hacer nada para salvarse. 

Yo lloro porque en La Salette Yo di Mi Gran Mensaje y Mi Gran Secreto para el mundo entero y hasta hoy, pasados más de 150 años de Mi Aparición allí, Mis Mensajes y Mi Secreto aún continúan desconocidos de la mayor parte de la humanidad. Y por aquellos que conocieron el Mensaje y el Secreto, el Mensaje no es vivido, el Secreto no es creído y hasta abiertamente negado. 

Yo lloro porque a cada día que pasa, el Gran Castigo queda más próximo y Yo ya no puedo más detenerlo porque las Oraciones no llegan hasta Mí, las Oraciones para ayudarme: los Rosarios, los Grupos de Oraciones, los Sacrificios para ayudarme a detener el Gran Castigo no llegan hasta Mí, porque ustedes Mis Hijos, continúan fríos, perezosos y duros de corazón, no queriendo ayudarme. 

Yo lloro porque para esta humanidad que ya tocó hondo su pecado, de su maldad y de su rebelión contra Dios, ya sonará la Hora de la Justicia y muy pronto, todos Mis Secretos comenzarán a suceder, el Secreto de La Salette se desarrolla sobre ustedes todos los días y ustedes no ven. 

Muy pronto, los Secretos que Yo di a Mi Hijito Marcos se tornarán claramente perceptibles por el propio desarrollo de los acontecimientos. Entonces, el pecado del hombre será lavado en la sangre del propio hombre, así, la Justicia de Dios será satisfecha y los crímenes, pecados y ofensas del hombre a Su Creador tendrán fin. Satanás será encadenado en el Infierno junto con todos los pecadores obstinados, el mundo será libre de todos aquellos que practican la iniquidad y el pecado. Una era de Santidad, amor a Dios y Paz, finalmente tomará cuenta de la tierra.   

Entonces, como Yo dije en La Salette: “Dios será de nuevo servido y adorado, y Mi Corazón Inmaculado finalmente será alabado, amado y glorificado también por toda la humanidad.” Que reconocerá en la transformación de la tierra el Gran Milagro de Amor de Mi Corazón Inmaculado prometido en La Salette y en Fátima. Y aquí confirmado tantas veces por los Mensajes que Yo di a Mi Hijito Marcos, y por las Gracias y Señales que aquí realicé.  

¡Confianza y Esperanza! ¡No desanimen nunca! Sigan adelante con los Grupos de Oración, porque aún queda un poco de tiempo y algunas almas aún pueden ser salvas. Hagan lo que ustedes puedan y el resto Yo terminaré con Mi Gracia.

Continúen rezando todas las Oraciones que Yo les di aquí con amor y perseverancia, para que el Gran Castigo no les sorprenda durmiendo en el pecado. 

Realmente lo que dijo Mi Hijito Marcos es verdad y Yo confirmo: “El gran terremoto que sucedió recientemente, es un aviso para ustedes, de que la Hora de la Justicia se aproxima.” 

¡Conviértanse rápidamente! Y trabajen por la conversión de sus hermanos, de lo contrario, ellos estarán irremediablemente perdidos y Dios les pedirá cuentas de sus almas. 

A todos Yo bendigo con amor: de LA SALETTE… de FÁTIMA… y de JACAREÍ.”

2 comentarios: