11 sept. 2015

Mensaje 9 septiembre 2015 - EE.UU - Reconozcan primero al enemigo

9 de Septiembre del 2015
Mensaje Público

“Yo soy tu Jesús, nacido Encarnado.”


“En estos días, el aire está lleno de una invisible amenaza para la salud de muchos.  Es el polen.  Pero Yo les digo que eso no es un peligro tan grande como las fuerzas invisibles del mal que amenazan la salvación de las almas.  El polen afecta la respiración de los que tienen alergia a él.  Así que esto es una señal de alerta de que hay que tomar precauciones para no exponerse.  Pero el mal muchas veces es insidioso y se disfraza de bien.  Con mucha frecuencia, las almas no reconocen las señales y síntomas de estar expuestos al mal.”

“Una vez más les ofrezco la protección del Amor Santo, el cual es la criba que les ayuda a separar el bien del mal.  


Nuevamente le recuerdo a la humanidad que si no reconocen al enemigo, no pueden defenderse de él.  En estos tiempos, el mal se ha infiltrado en los medios de comunicación, en el liderazgo y en toda forma de vida.  Es difícil, en el mejor de los casos, saber en quién confiar, ya que el mal se disfraza de muchísimas formas.  Es por eso que la norma del Amor Santo es tan importante y está bajo tanto ataque.  Décadas atrás, ustedes nunca hubieran pensado que algo como el Amor Santo tuviera oposición.”

“Esta oposición es una señal de la confusión que ha dominado los corazones;  una confusión que lleva por mal camino mediante la falsedad.  Si no ven el Amor Santo reflejado en los corazones de sus líderes, si nada más ven ambición y arrogancia, no deben apoyar ese liderazgo.  La historia comprueba esta verdad.

“Les ofrezco las llagas de Mi Desolado Corazón para consolarlos en medio de los peligros de estos tiempos.  Sean sensatos en las decisiones de esta época.”

Lean 1ª Timoteo 2:1-4
Ante todo, te recomiendo que se hagan peticiones, oraciones, súplicas y acciones de gracias por todos los hombres, por los soberanos y por todas las autoridades, para que podamos disfrutar de paz y de tranquilidad, y llevar una vida piadosa y digna.  Esto es bueno y agradable a Dios, nuestro Salvador, porque él quiere que todos se salven y lleguen al conocimiento de la verdad.

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario