24 nov. 2015

Mensaje 21 noviembre 2015 - Jacarei - La respuesta a todo es LA ORACION

(Marcos): “¡Para siempre sean alabados Jesús, María y José! Qué bueno que estés feliz Señora de venir aquí. Sí Mamita del Cielo, Yo diré, diré, sí….Sí, haré, sí. Sí, iré Mamita, iré. Sí, sí, grabaré.”
(Diálogo entre el Vidente y la Madre de Dios)

MENSAJE DE LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA
“Mis Queridos Hijos, hoy, Yo vengo del Cielo nuevamente para decirles: “Les amo a todos con todo Mi Corazón Inmaculado y Materno, con todas Mis fuerzas.” 

Vine a ésta Ciudad que es muy amada por Mí y a ésta familia que es predilecta de Mi Corazón, para decir a todos ustedes Mis Hijos: “Recen.”

Existen mil preguntas para mil problemas, pero sólo existe una única respuesta: la Oración.

Recen por cualquier problema, cualquier duda que ustedes tengan, la respuesta siempre será la Oración. Con la Oración, las dificultades poco a poco son vencidas, los obstáculos caen por tierra, los muros se rompen, las puertas se abren, el camino es abierto a ustedes. Por eso, recen, recen y recen hasta que la Oración se torne alegría y vida para ustedes. 

Ahora es necesario rezar mucho, pues, que en estos tiempos, el número de Mis Hijos que se han perdido aumenta. A cada hora, un Hijo Mío se aleja de Mí y con eso, una nueva espada de dolor se clava profundamente en Mi Inmaculado Corazón, sin haber nadie para consolarme, para secar Mis Lágrimas y ni para hacer nada, para salvar a Mis Hijos. 

Recen Mis Hijos. Vayan, hagan los Grupos de Oración que Yo les pedí aquí, en ésta Ciudad y también en las Ciudades de los alrededores, porque solamente Mis Grupos de Oración, Mis Cenáculos, podrán salvar a Mis Hijos tan necesitados de Mi Cariño, de Mi Amor, de Mi Luz, Luz que solamente ustedes podrán llevar y dar para ellos. 

Vayan, no tengan miedo de hablar de Mí, de Mis Mensajes y de dar a Mis Hijos las películas, las oraciones que Mi Hijito Marcos grabó para Mí. A través de eso, Mis Hijos Me conocerán, Me amarán y entrarán para Mi Ejército de Oración, de Amor y de Paz, haciendo con que cada vez más Satanás sea derrotado en la vida de Mis Hijos, en la sociedad y en el mundo. 

Aquí en ésta Ciudad junto con el Glorioso Arcángel San Miguel quiero hacer maravillas. Vayan, San Miguel les acompañará y también Sus Ángeles de la Guarda. Ellos les ayudarán a llegar hasta los corazones más alejados de Mí, más alejados de Mi Hijo Jesús, más endurecidos y de sus bocas saldrán palabras inflamadas de Sabiduría, de Luz y de Amor que inflamarán los corazones de los hombres de amor por Mí y a través de Mí, por Dios. 

Aquí en ésta Ciudad, Yo quiero realizar el triunfo de Mi Inmaculado Corazón y este triunfo debe comenzar a partir de ésta noche de hoy. 

Si ustedes comienzan hacer los Grupos de Oración aquí y esparcen esos Grupos por todas partes, y también llevando a Mis Hijos en Mi Santuario de las Apariciones de Jacareí, donde fortaleceré la Fe de ellos, donde los consolaré, les daré grandes Gracias para el cuerpo y el alma, aliviaré el peso de sus cruces de sus sufrimientos y también les santificaré. 

Entonces, esos Mis Hijos arderán con Mi Llama de Amor y transmitirán ésta Llama a todas las otras personas, hasta este gran valle del Paraíba, escogido y electo por Mí, para tornarse verdaderamente, el gran valle de la Salvación, el gran valle del Amor y de la Paz, el gran valle que será una luz, un faro y un ejemplo a ser seguido por todo el mundo. 

Yo cuento con ustedes, Yo confío que ustedes Me ayudarán y hoy una vez más pido: “Recen Mi Rosario Meditado todos los días. Recen todas las Oraciones que Yo les pedí en Mis Apariciones aquí en Jacareí y den a todos Mis Hijos lo cuanto antes a saber Mis Mensajes, porque el tiempo es corto, acaba, ya no hay más tiempo.“

Vayan, salven lo que puede ser salvo y como Yo dije a Mi Hijito Marcos en la segunda aparición a él: “Vayan, traigan a todos Mis Hijos para junto de Mí, porque Yo no quiero que ustedes vengan solitos, quiero que traigan a todos Mis Hijos a Mí, para ser curados, amados, liberados y salvos por Mí.”

A todos Yo bendigo con amor y especialmente a ésta familia, que hoy Me abrió las puertas de su hogar. Para ella, un día Yo también abriré las puertas de Mi Hogar en el Cielo y los introduciré a todos junto Conmigo en la Felicidad Eterna.
A todos bendigo con amor: de LOURDES… de FÁTIMA… y de JACAREÍ.”

(Marcos): “Sí, diré, sí. Hasta pronto Querida Señora, Querida Mamita del Cielo.”

No hay comentarios:

Publicar un comentario