2 nov. 2015

Mensaje 29 octubre 2015 - Jacarei

MENSAJE DE LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA

“Mis Queridos Hijos, Yo Me alegro con ustedes por la venida de la réplica de Mi Imagen Milagrosa para esta familia, que Yo amo con todo Mi Corazón y también para esta Ciudad que es una Ciudad querida, predilecta de Mi Corazón Inmaculado y sobre el cual siempre tuve grandes planes de amor, grandes designios de amor y del cual Yo cuido con especial solicitud.

La venida de esta Mi Imagen, réplica de Mi Imagen Milagrosa, es una gran Gracia que en esta noche estoy dando, no apenas a esta familia, pero también a toda esta Ciudad.

Porque a través de esta Mi Imagen, bendigo a toda esta Ciudad que es Mía, que Me pertenece, al cual Yo quiero transformar en un jardín de Gracias de Mi Corazón Inmaculado.

Esta Mi Imagen refleja Mi Amor, refleja Mi Cariño por todos Mis Hijos, refleja también Mi gran preocupación para con todos ellos, porque es la copia de Mi Imagen a través del cual vertí copiosas lágrimas en los años de 1996 y 1997.

A través de esta Mi Imagen hablo al corazón de Mis Hijos, llamándolos a la Oración del Rosario que muestro en Mis manos, que es y siempre será Mi Oración Predilecta, la mayor arma de salvación que Mi Hijo y Yo dejamos al mundo.

Para que Mis Hijos a través de esa Oración, puedan salvarse, puedan ser protegidos de todos los males del cuerpo y del alma, puedan encontrar Paz, Luz, alivio en sus sufrimientos y también encontrar la fortaleza y el crecimiento de su Fe en Dios, en Mí y en Mi Hijo Jesús.

A través del Rosario que muestro en Mi Imagen, llamo a todos Mis Hijos a la Oración viva hecha con el corazón, la Oración intensa, inflamada, profunda junto Conmigo, que agrada a Dios y que atrae tantas y tantas Gracias del Señor, no solamente sobre ustedes, pero sobre toda la tierra.

A través de esta Mi Imagen también llamo a Mis Hijos a un mayor amor a Mi Hijo Jesucristo Eucarístico y al espíritu de reparación, desagravio, amor a Él, viviendo para alabarlo, adorarlo, amarlo, glorificarlo a través de Mí, que Soy el Sagrario Vivo de Jesús Eucarístico, que Soy el Altar y el Templo del Sagrario Vivo de Jesús Eucarístico.

A través de esta Mi Imagen también llamo a Mis Hijos a la verdadera vida de amor, reparación y desagravio a Mi Corazón Inmaculado, que muestro en Mi pecho, cercado de espinas, que Mis Hijos ingratos clavan en Él a todo momento, haciéndolo sangrar de dolor.

Son las ingratitudes, el olvido de todo lo que Yo sufrí con Jesús por la salvación de ellos y de toda la humanidad, son los pecados de desobediencia a Mis Mensajes, las blasfemias, la falta de amor por Mí, por Mi Hijo, que hacen sufrir a Mi Corazón.   

También las blasfemias a Mi Inmaculada Concepción, Mi Virginidad perpetua, Mi Pureza, la Maternidad Divina, Mi Asunción al Cielo y también el rechazo en reconocerme como: Medianera de todas las Gracias y Co-Redentora de la humanidad.

Llamo por lo tanto Mis Hijos, a que vivan una vida de perfecto amor y reparación a Mi Corazón, ofreciendo todos los días, oraciones llenas de amor, buenas obras hechas con amor y también haciendo los Grupos de Oración que Yo pedí por todas partes, para llevar a Mis Hijos a que salgan de la gran ingratitud en que muchos de ellos están, para reconocerme como Su Madre y amarme, siguiéndome por el camino de la Oración, de la Santidad, de la Pureza, de la Conversión y de la Paz.

A través de esta Mi Imagen, doy a Mis Hijos Mi sonrisa, Mi semblante tierno y sereno que calma el corazón, que cura el corazón afligido y dolorido, y que da al alma Paz, Esperanza y la certeza de Mi Amor, la certeza de que la Madre del Cielo está muy cerquita de cada uno de Sus Hijos y nunca les abandonará, nunca les dejará solitos.

A través de esta Mi Imagen, hoy llegada aquí, derramaré grandes Gracias sobre todos Mis Hijos como nunca hice antes, porque es la gran Imagen de Mi Aparición, a través del cual vengo de una manera mucho más fuerte, grandiosa y especial, habitar aquí en esta familia y en esta Ciudad.

Por eso Hijitos, vengan a Mí, vengan a los pies de esta Mi Venerable Imagen para hablar Conmigo, para rezar el Rosario y Yo derramaré grandes Bendiciones, grandes Gracias sobre todos aquellos que Me abran sus corazones.

A esta familia predilecta que hoy Me abrió las puertas de su casa, para morar con ellos y a todos Mis Hijos que están aquí, especialmente a los de esta Ciudad que Yo tanto amo, Yo bendigo generosamente ahora: de LOURDES… de FÁTIMA… y de JACAREÍ.



Los Ángeles de Luz de Mi Corazón Inmaculado estarán aquí alrededor de esta Mi Imagen para cercar y para bendecir a todos aquellos que vengan aquí a los pies de ella para alabarme, consolarme, meditar Mis Mensajes y rezar Conmigo.

También todos los Santos, especialmente Gerardo y Lucía estarán aquí para atender sus oraciones y las súplicas de todos Mis Hijos que vengan aquí a los pies de Mi Venerable Imagen para encontrarse Conmigo.

El Arcángel Gabriel, Miguel y Rafael también cubrirán con Sus Mantos y Sus Armas de Luz, a aquellos que vengan aquí a rezar a Mis pies.

Hasta pronto Mis Hijos. Hasta pronto Marcos, el más obediente y esforzado de Mis Hijos.”

No hay comentarios:

Publicar un comentario