23 dic. 2015

Mensaje 12 dic 2015 - Jacarei - Hagan penitencia, ayuno, oracion, penitencia...

MENSAJE DE LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA
Trecena: rezar la Corona de las Lágrimas de Sangre del 1 hasta el 13 de cada mes.

“Mis Amados Hijos, hoy, día 13, fin de la Trecena que ustedes Me hicieron, a Su Madre Celeste, la Rosa Mística y Reina y Mensajera de la Paz, Yo vengo una vez más del Cielo para pedirles Oración, Sacrificio y Penitencia para salvar al mundo de los Grandes Castigos que se aproximan, sobretodo, de la Tercera Guerra Mundial, que puede poner fin a la raza humana, llevándoles a la autodestrucción total y a la perdición, a la condenación eterna.

¡Soy la Rosa Mística! Y vine del Cielo para pedirles que recen Mi Sacratísimo Rosario con amor todos los días, porque solamente ello puede salvar al mundo de la Tercera Guerra Mundial, de la violencia.

Solamente Mi Rosario puede salvar a sus familias de la separación, los jóvenes de la perdición en los vicios, en las drogas, del alcoholismo, en la prostitución, en la fornicación.

Solamente Mi Rosario puede salvar a la sociedad de tantos males que ahora se aproximan y se abaten sobre ella.

¡Soy la Rosa Mística! Y vine del Cielo para enseñarles a todos el Verdadero Amor a Dios, la Perfecta Caridad, a amar a Dios con todo su corazón, con toda su alma, con todo su ser, renunciando primero: “A sus opiniones, a su voluntad personal, al apego a sus pecados, a sus vicios.”

Para que verdaderamente Mis Hijos, ustedes sean libres, puedan gozar de aquella verdadera libertad que tienen los Hijos de Dios, para amar a Dios perfectamente con todas sus fuerzas como Él quiere ser amado por ustedes.

¡Soy la Rosa Mística! Y vine del Cielo para decirles: “Que deben hacer Penitencia, reparar los pecados de su vida pasada y reparar los pecados de la humanidad entera, haciendo ayuno, haciendo abstinencia de aquello que más les gustan comer, por lo menos en los viernes. Para así, reparar sus pecados, disminuir el Fuego del Purgatorio para ustedes mismos y para muchas almas que necesitan.”
Y también así, colocar en Mis manos, una gran fuerza de Penitencia y de reparación para la salvación de la humanidad.

¡Soy la Reina y Mensajera de la Paz! Soy Su Madre que vino del Cielo para darles la Paz.

Aquí en este lugar, quiero darles la Paz del corazón, quiero darles Mi Llama de Amor, que es la única cosa en el mundo que puede dar a su corazón: la Paz, la Alegría, la Felicidad que ustedes tanto tiene hambre y sed.

Solamente Mi Llama de Amor puede llenar sus corazones, puede llenar sus corazones con la Paz y con la Alegría que su corazón tanto tiene sed.

Si ustedes Mis Hijos, piden Mi Llama de Amor, entonces verdaderamente, Yo les daré y ella llenará tanto sus corazones, que ustedes llorarán de alegría al sentir Mi Amor por ustedes y sentirán la gran hoguera, el gran incendio de Amor por Mí que Yo encenderé en ustedes.

El conocimiento de Mi Amor, la pose de Mi Amor, la comunicación de Mi Amor, la efusión de Mi Amor, de Mi Llama de Amor en ustedes, producirá en sus corazones: Alegría, Felicidad, Júbilo, Contentamiento sin igual, que las cosas del mundo no pueden darles.

Entonces Mis Hijos, ustedes comprenderán el por qué desde el inicio de Mis Apariciones Mi Hijito Marcos fue lleno de Mi Paz, lleno de Mi Alegría y también lleno de la Verdadera Felicidad, que el mundo no puede dar, porque él recibió Mi Llama de Amor, abrió su corazón para Mi Llama de Amor sin límites.

Y si también ustedes Mis Hijos abren sus corazones a Mi Llama, Yo la derramaré en ustedes y ella dará tanta alegría, tanto amor, tanta felicidad a sus corazones, que ustedes nunca más desearán nada aparte de Mi Llama de Amor.

Aquí donde Yo terminaré Mis Planes comenzados de acuerdo con Mi Secreto de La Salette, Fátima, Montichiari, Yo quiero verdaderamente inflamar los corazones de todos ustedes con Mi Llama de Amor, para que ustedes Mis Hijos, verdaderamente puedan derretir el hielo que se tornó, el inmenso desierto helado que se tornó éste mundo, inflamando a todas las almas con Mi Llama de Amor.  

Aquí, en la persona y en el trabajo de Mi Hijito Marcos, que ahora desea más que nunca amarme sin interrupción, amarme mucho más de lo que ya me ha amado hasta ahora. Aquí, en la persona y en su palabra, Yo derramo Mi Gran Luz y Mi Gran Llama de Amor en todos los corazones, para que verdaderamente de aquí en este lugar salga Mi Mística Luz, Mi Mística Llama de Amor, inflamando a todos los corazones de Amor por Dios, por Mí y también por la salvación del prójimo.

Y verdaderamente aquí, Mi Corazón a cada día más es amado, consolado y glorificado por él, en el cual derramo y reflejo siempre más Mi Gran Luz cuantos mayores son las tinieblas a envolver el mundo entero.

Yo les amo a todos Mis Hijos, son muy preciosos, muy valiosos para Mí y sus nombres están todos escritos en Mi Inmaculado Corazón.  

Continúen rezando Mi Rosario todos los días y las Gracias que ustedes Me piden, llamándome de Reina y Mensajera de la Paz, todas Yo les concederé y transformaré sus vidas en un mar de Luz, en un mar de Gracias, en un mar de Alegría y de Bendiciones cada vez mayores del Señor.

A todos Yo bendigo con amor: de LA SALETTE… de FÁTIMA… y de JACAREÍ.”



MENSAJE DE SANTA LUCÍA

Amados Hermanos Míos, Yo, Lucía, Me alegro por venir en el día de Mi fiesta a todos ustedes, para bendecirles y para darles la Paz.

Sean Llamas Vivas de Amor, en este mundo que ya perdió completamente el Amor por Dios, y al perder el Amor por Dios, el Amor de Dios, también perdió el amor por su semejante, por su prójimo. Por eso, la humanidad tambalea, víctima de la violencia, del egoísmo y de una gran incapacidad de amar.

Los corazones de los hombres se tornaron duros, fríos, egoístas, mezquinos, violentos, desalmados, crueles, injustos y no tienen pena de su prójimo. El hombre quitó a Dios de su corazón, quitó a Dios de su mente y de su vida, y al quitar a Dios que es el Amor de su corazón, perdió la capacidad de amar.

Por eso el mundo se transformó en un gran mar de guerras, de violencia, de odio, de discordia y desunión. Ustedes deben ser Llamas Vivas de Amor en medio de este mundo que perdió completamente el sentido del amor, llevando la Llama de Amor de la Madre de Dios a todos aquellos que no la tienen, que no la conocen, para que todos sean inflamados por ésta Llama, quieran ésta Llama y sean felices al sentir el Amor de Dios, el Amor de la Madre de Dios, que ésta Llama comunica a los corazones que la posee.

Sean Llamas Vivas de Amor, buscando a cada día más rezar el Rosario con amor, pues, ello inflama sus corazones con la Llama de Amor de la Madre de Dios, haciendo con que ésta Llama cada vez más derrita el hielo de la tibieza, de la aridez, de la sequedad espiritual en el cual sus almas tantas veces está caída, porque ustedes no rezan, porque fallan en la Oración con el corazón y porque ustedes colocan las cosas mundanas en primer lugar y siempre la Oración en último.

Entonces, a cada día que pasa, su alma enfría más en el amor, su alma seca cada vez más, perdiendo la capacidad de sentir la Presencia de Dios, la Presencia de la Madre de Dios en la Oración, de sentir el Amor Divino y de darlo y comunicarlo a todos.

Por eso, ustedes deben rezar con el corazón, para que verdaderamente sean Llamas Vivas de Amor y puedan dar todo este amor al mundo, que tanto necesita de ésta Llama para ser curado de la llama del pecado, de la llama de Satanás, de la llama de las tinieblas, del error y de la apostasía.

Sean Llamas Vivas de Amor, defendiendo las Apariciones de la Madre de Dios aquí, defendiendo la Verdad con coraje y siempre y nunca callándose delante de las calumnias, de las mentiras, de los ataques de las serpientes venenosas, de los enemigos de Ella, pero siempre con Su Llama de Amor destruyendo las mentiras de los enemigos, callando las voces de los lobos, que cada vez más aúllan contra Ella, queriendo destruir la Presencia de Ella aquí.

Sean verdaderamente Soldados de la Madre de Dios, inflamados por Su Llama de Amor que en todo tiempo y lugar defienden la Verdad siempre, y jamás permiten que el error, la calumnia y la mentira se tornen Verdad de tanto ser repetidas.

Sean Llamas Vivas de Amor, llevando cada vez más lejos la Llama de Amor de la Madre de Dios, haciendo los Grupos de Oración que Ella pidió por todas partes. Estos Grupos de Oración son la última esperanza de la tierra, son la última esperanza de la humanidad.

La Madre de Dios confía que ustedes harán estos Grupos y no la decepcionarán. Solamente por estos Grupos las almas podrán aún ser curadas de la tibieza, de la aridez, de la pereza espiritual, de la apostasía, de los errores, la negación del valor del Santo Rosario, de la Oración a los Santos, a la Madre de Dios, que los Sacerdotes predicaron en las Iglesias durante tantos años.

Solamente estos Grupos de Oración podrán aún hacer brillar en la tierra, empapada de sangre y ennegrecida por el humo del pecado, de los errores y de Satanás, hacer brillar una luz que ilumine y disipe tantas tinieblas, mostrando a las almas, el verdadero camino a seguir.

La Santidad y la Salvación serán fáciles para aquellos que participan de los Grupos de Oración de la Madre de Dios, de Sus Cenáculos y en ellos verdaderamente, la Llama de Amor de la Madre de Dios descenderá poderosa, inflamando todo y todos con Sus Llamas Místicas.

Entonces, el mundo se transformará en aquel Horno de Amor a Mi ejemplo y siendo como Yo misma fui: una Llama Viva de Amor por Jesús y María.
Continúen rezando el Rosario todos los días. Continúen rezando Mi Coronilla, por lo menos una vez por semana, todas las semanas y Yo prometo derramar sobre todos ustedes las grandes y abundantes Gracias que el Señor y la Madre de Dios Me dieron para derramar sobre todos ustedes.

A todos hoy en Mi día Yo bendigo con amor: de CATANIA… de SIRACUSA… y de JACAREÍ.

Bendigo también Mis cuadros, Mis Imágenes con una bendición especial ahora…y a todos los que rezan Mi Coronilla todas las semanas, por lo menos una vez por semana, ahora derramo la Indulgencia Plenaria que Me concedió el Señor y la Madre de Dios en el día de hoy, a todos Mis Devotos y a Mis Queridos Hermanos.

Hasta pronto Mis Queridos Hermanos. Hasta pronto Marcos, el más querido y ardiente de Mis Amigos, Devotos y de Mis Siervos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario