18 feb. 2016

Mensaje 11 feb 2016 - Jacarei

  FIESTA DE NUESTRA SEÑORA DE LOURDES (FRANCIA-1858)

 (Marcos): “Sí, haré sí Querida Madre. Sí, hablaré sí. Sí, haré.”

(Diálogo entre el Vidente y la Madre de Dios)



MENSAJE DE LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA

“Mis Queridos Hijos, hoy, conmemoran aquí el aniversario de Mi Primera Aparición a Mi Hijita Bernadette Soubirous en la pobre gruta de Massabielle en Lourdes.

Yo aparecí como la Inmaculada Concepción, para llamarlos a la oración, a la conversión, a la vuelta a Dios, a la penitencia y sobretodo, para traer a todos, a todos Mis Hijos, al refugio seguro de Mi Corazón Inmaculado, donde todos pueden encontrar la Verdadera Paz, el Verdadero Amor, la Verdadera Felicidad y el Verdadero Camino que conduce a Dios.

En Lourdes, Yo hice brotar una Fuente Milagrosa para curar el alma y el cuerpo de Mis Hijos. Fuente que es la imagen de Mi Propio Corazón Inmaculado. Fuente Inagotable de Amor, de Misericordia, para todos aquellos que Me buscan y que buscan a través de Mí la conversión y la salvación en Dios.

Vayan a la Fuente, dije Yo a Mi Hijita Bernadette. Vayan a la Fuente, les digo a todos ustedes también Mis Hijos. Vayan a la Fuente de la Oración, donde podrán encontrar la Paz, la Alegría, el Amor, encontrar la Perseverancia. Donde podrán encontrar también la Gracia de Dios, con todos los auxilios necesarios para su perseverancia y su santificación.

Vayan a la Profunda Oración con el corazón. Vayan a la Fuente de la Oración, donde Dios comunica a sus almas, Su Gracia, Su Luz, Su Paz, Su Amor, las Riquezas Eternas de Su Bondad. Solamente en la Fuente de la Oración, el ser humano puede encontrar la presencia de Dios, el Amor de Dios, la Luz de Dios, la Sabiduría de Dios y todas las Gracias que necesita para salvarse.

Quién no reza, se condena. Quién reza, se salva. Quién reza mucho, se salvará ciertamente. Quién reza poco, se coloca en riesgo de caer y perder su salvación. Quién no reza, ya está condenado.

Por eso, Mi Alfonso de Ligorio insistía tanto en que se debe rezar, rezar mucho, rezar inflamadamente, rezar en todo tiempo y lugar.

Y es por eso que Mi Hijita Bernadette, obedeciendo Mi Orden, rezó tanto durante toda Su vida, sobretodo, Mi Rosario. Porque Ella entendió lo cuanto Yo amaba la oración de Mi Rosario, lo cuanto Yo era la Virgen, la Señora de la Oración y lo cuanto sólo de la oración, viene todos los bienes y toda la fuerza, para poder vencerse todas las dificultades y pruebas de esta vida.

Imiten a Mi Hijita Bernadette en Su vida de intensa oración y ustedes también como Ella, se tornarán en Grandes Santos.

Vayan a la Fuente. Vayan a la Fuente del Perdón, verdaderamente, llorando sus pecados, arrepintiéndose de todos ellos, con una profunda y verdadera contrición del corazón y dando a Dios, verdaderamente, el corazón de ustedes. Entonces, Dios les hará beber de las Fuentes Inagotables de Su Amor, de Su Misericordia, de Su Perdón y de Su Gracia. Y la vida de ustedes será completamente transformada, de un charco de lodo, en un jardín verdoso, donde las Rosas Místicas de Amor, de Santidad, de Oración y de Gracia, desabrocharán y esparcirán su perfume por toda la humanidad, por toda la tierra.

Vayan a la Fuente de la Sabiduría y de la Gracia de Dios, para que allí, verdaderamente, sean transformados en aquello mismo que Yo Soy y como aparecí en Lourdes: la Perfecta Humanidad Realizada, Elevada, Transformada en Dios, Realizada en Dios, para que ustedes también, creciendo cada día más en la Santidad, puedan tornarse la Perfecta Humanidad Realizada en Dios, o sea, volver a ser aquella imagen y semejanza perfecta de Dios, que el hombre era antes del pecado original.

Entonces, verdaderamente, a través de ustedes, Dios reflejará Su Luz, Su Gracia y Su Amor poderosamente para este mundo que yace en las tinieblas.

Lourdes es la Fuente Inagotable de Mi Bondad, de Mi Amor y de Mi Gracia, que chorrea en medio del desierto, en un mundo lleno de pecado, de odio, falta de Fe y de Amor. Por eso, en Lourdes, Yo hice un oasis de paz en medio del desierto del mundo, que el demonio, el mundo y los malos no pueden destruir.

Ustedes que no pueden ir a Lourdes, beban de la Fuente de Lourdes, o sea, la Fuente Espiritual del Mensaje de Lourdes que es: la Oración, la Conversión y la Gracia de Dios.

Vivan la oración, vivan la conversión, vivan buscando la Gracia de Dios que Yo ofrezco en Mis Apariciones aquí en Jacareí, en los Rosarios Meditados que Mi Hijo Marcos hizo para ustedes, en las películas de Mis Apariciones que él hizo, en Mis Trecenas, Setenas y Horas Santas que él hizo para ustedes.

Y ahora en Mi Radio hecha por él, a través del cual, todo el día, hora a hora y minuto a minuto siempre más, les ofrezco la Fuente Inmaculada de Gracia, de Amor y de la Salvación de Dios, que chorrea de Mi Corazón Inmaculado, que es la Fuente de Paz, de Amor, de Gracia y Santidad para el mundo.

Entonces Hijitos, bebiendo de esta Fuente Inagotable, sus almas finalmente saciarán su sed de amor, de verdad, de paz, de justicia. Y los desiertos de sus almas se transformarán en jardines floridos verdosos y repletos de los frutos más abundantes y más sabrosos de la Santidad, de las Virtudes, de las Buenas Obras y de Amor, para alegrar y agradar a Dios.

Yo les amo mucho y estoy siempre con ustedes en todos los momentos difíciles de su vida, nunca les abandonaré.

Continúen rezando Mi Rosario todos los días.

A todos que ayudaren a Mi Hijo Marcos a mantener Mi Radio, llevando continuamente todos los días, el día entero, Mi Palabra y Mi Gracia a los corazones de Mis Hijos, Yo prometo la salvación y esas almas serán queridas de Mi Corazón, como las flores más mimosas que Yo guardaré con celo en Mi Inmaculado Corazón.

A todos Yo bendigo con amor: de LOURDES… de LA SALETTE… y de JACAREÍ.”

No hay comentarios:

Publicar un comentario