23 feb. 2016

Mensaje 20-21 feb 2016 - EE.UU

20 de Febrero del 2016
Mensaje Público

María Refugio del Amor Santo dice:  “Alabado sea Jesús.”

“Vengo una vez más para unir a toda la gente y a todas las naciones en el Amor Santo.  Mientras haya negociación de la verdad, no podrán estar unidos.  En la Llama de Mi Corazón y a la luz de la verdad se revela la verdad a cada alma exponiendo su posición ante Dios.  La Llama de Mi Corazón revela el bien como lo opuesto al mal.  Yo ofrezco el refugio de la Llama de Mi Corazón a todos los que vienen a este lugar de aparición.  Si se acepta la verdad, esta es una gracia constante en sus vidas, atrayendo cada vez más profundamente al alma a los Aposentos de Nuestros Corazones Unidos.  Ustedes no pueden avanzar a lo más profundo de los Aposentos de Nuestros Corazones si no hay unión en el corazón hacia los demás.  La unión con la Voluntad de Dios indica unión con el hombre.  Por lo tanto, renuncien a cualquier rencor o falta de perdón que los separe del amor a Dios y al prójimo.  Este es el paso inicial y continuo para acceder a la Llama de Mi Corazón.  La Llama de Mi Corazón acompaña a cada alma en su viaje espiritual a través de estos sagrados Aposentos.”

Yo no rechazo a ningún alma que viene a Mí con un corazón sincero;  es decir, con un corazón que busque conocer sus pecados y debilidades y que busque la perfección en la santidad personal.  Una parte de conocer sus debilidades es reconocer cuándo y dónde negocian la verdad.  Por lo tanto, les ruego que comprendan que la Llama de Mi Corazón es una fuente de reparación al Desolado Corazón de Mi Hijo.”

21 de Febrero del 2016
Mensaje Público

Llega Nuestra Señora vestida de color blanco.  Trae un rosario, y las cuentas del Avemaría pasan por Sus dedos conforme yo rezo.  Las cuentas son como perlas, pero al irlas pasando por Sus dedos se convierten en lágrimas con bebés no nacidos dentro de ellas, como en el Rosario de los No Nacidos.  Nuestra Señora sonríe ligeramente, y dice:  “Cada niño en el vientre materno es preciado para Mí, independientemente de su deformación.  Una vez más les digo que cada Avemaría que se reza con el corazón en este rosario salva una vida del pecado del aborto.  Este es un sacramental sumamente poderoso y destinado para estos tiempos en los que las opiniones están cobrando vidas y almas.”

Nuestra Señora se va, pero en el aire queda momentáneamente una lágrima de los no nacidos.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario