18 abr. 2016

Mensaje 18 abr 2016 - España

Nadie hijos Míos es superior a nadie, porque el que vive unido a Mí ese es parte de Mí porque Yo Soy Verdad y Vida. Yo, Jesús, os hablo.
No creáis hijos Míos, que para Mí son unos más importantes que otros, el más insignificante si está unido a Mí ese es alguien que tiene gran importancia en el Cuerpo Místico, porque Yo Soy el que avala a las almas, el que las juzgará y el que las conoce totalmente. Por eso hijos, no os amilanéis ante sacerdotes soberbios que os quieren hacer creer que sois poca cosa y que sois ignorantes, y aunque seáis ignorantes en muchas materias de la fe católica, si vivís en Comunión Conmigo sois los más listos de todos, porque Soy el verdadero Camino de la Vida Eterna. Yo, Jesús, os hablo.
El Espíritu Divino está en toda alma que vive en estado de gracia y que Me ama de todo corazón, no es propiedad de sacerdotes, ni de obispos, ni de nadie, Yo lo doy a todo aquel que Me ama y vive en Mí y trabaja por y para Mí, por insignificante que socialmente sea. No debéis creeros inútiles porque os falte formación, quien va a la Escuela del Sagrario, allí encontrará las verdaderas lecciones sobre la fe, porque Mi Santo Espíritu le dará luz para que no vaya extraviado, y si ya tienen formación, Mi Espíritu se la ampliará para que sepa ayudar a otras almas, o si es sacerdote para que sepa dirigirlas. Pero hijos, os advierto una vez más, no pretendáis hacer las cosas sin Mí porque no haréis nada correcto y podéis inducir a error a muchas almas que os consulten, tanto si sois o no sacerdotes. Yo Soy la verdadera Escuela de sabiduría para todo aquel que cree en Mí, Me ama y vive en Mis Mandamientos. Yo, Jesús, os hablo.
Tantas cosas me pedís constantemente desde que os levantáis hasta que os acostáis, pedidme a menudo el Espíritu Santo, Su luz, Su sabiduría y Sus siete sagrados dones, para que por medio de lo que recibáis de Él, podáis dar frutos de santidad a todo el que se os acerque, u os consulte o viva en vuestro entorno, porque quien tiene el Espíritu Santo, su ejemplo se hace notar en su acciones, no puede tener al Espíritu Santo y luego vivir una vida de disipación o mundana. Los que llevan la semilla de la Vida Eterna ya en esta vida son portadores y trasmisores de Vida Eterna a quienes los ven o los escuchan. Yo, Jesús, os hablo.
Esto va sobre todo para los sacerdotes. Un mal sacerdote o mundanizado hace mucho daño a las almas y su ejemplo es letal para ellas, por tanto hijos, sed santos en unión Conmigo, no una santidad a vuestra medida. Actuad según os inspire Mi Santo Espíritu y amaos unos a otros para que en ello vean los enemigos de Mi iglesia y Míos que sois Mis discípulos. Yo, Jesús, os hablo y os instruyo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario