28 jul. 2016

Mensaje 24 Jul 2016 - Jacarei - Aquel que me sirva Rezando el Rosario de Corazon...

MENSAJE DE LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA
"Nuestra Señora de la Merced."

“Queridos Hijos, les agradezco a todos por haber quedado aquí hasta ahora esperando Mi llegada.

Gracias por haber oído con tanto amor la meditación de Mi Hijo Marcos Tadeo. Verdaderamente en la palabra de Mi Hijo Marcos revelo al mundo con gran esplendor la Verdad, sobretodo, las verdades de los Novísimos* del hombre, que hoy en día son tan negados y en los cuales nadie cree.

A través de la palabra y de la vida, del ejemplo de Mi Hijo Marcos, Yo muestro a Mis Hijos del mundo entero y especialmente a Mi Hijo Carlos Tadeo, cuanto Yo les amo y lo cuanto aquí en este lugar, he favorecido a todos lo máximo que puedo.

Y de Mis manos nadie regresa sin Gracias, de Mis manos nadie regresa sin Mis bendiciones, de Mis manos nadie regresa sin Mis Gracias de amor.

Sí, de aquí, de este lugar, nadie regresa sin luz, nadie regresa sin Mis Gracias, nadie regresa sin las grandes bendiciones que Mi Corazón Inmaculado derrama y brota solamente aquí.

En verdad, Mi Fuente Milagrosa de este lugar es la imagen perfecta de que este es Mi lugar sagrado de las apariciones, porque este lugar es una fuente inagotable de Mi Amor, de Mis Gracias y de Mi bendición para todo el mundo, para todos Mis Hijos.

Y hoy vengo a pedirles Mis Hijos: “Deseen el Cielo mucho más, con todo su corazón, haciendo todo lo que ustedes puedan, todo lo que ustedes pudieren para tornarse buenos Santos, para tornarse dignos del Cielo, porque en el Cielo, los malos, los que tienen el corazón duro, los obstinados en el pecado, no entrarán.

Por eso Hijitos: “Esfuércense cada día para ser mejores y así, alcanzar el Cielo que Yo preparo para ustedes con gran amor, con gran cariño en la eternidad.”

Deseen el Cielo, procurando todos los días rezar más, con el corazón, con amor, con toda la fuerza de la voluntad de deseo de ustedes. Para que entonces, verdaderamente, ustedes crezcan en la intimidad con Dios, Conmigo, con Mi Hijo Jesús y así, cada día más, la vida de la Gracia vaya creciendo en sus corazones hasta la plenitud, de modo que ustedes puedan verdaderamente estar preparados para el Cielo cuando el Padre del Cielo les llame para Él.

Deseen el Cielo, despreciando todas las cosas mundanas, porque ellas les alejan de la finalidad para el cual ustedes fueron creados, de la meta que ustedes deben alcanzar que es el Cielo, de la patria verdadera de ustedes que no es la tierra, pero sí el Cielo.

Por eso Mis Hijos: “Aléjense de las cosas mundanas, pues, caso contrario, ellas les alejarán del Cielo, del verdadero camino que lleva al Cielo. Que ustedes perseveren en este camino de luz y gracia, que Yo les he mostrado aquí hace 25 años y que les conducirá seguramente para el Cielo.”

Deseen el Cielo más de que todo, deséenlo como aquella perla preciosa que Mi Hijo habló en el Evangelio, por el cual se vende todo para poseerla, se deja todo para poseerla. Pues les digo Mis Hijos: “Gran galardón espera en el Cielo a aquellos que prefirieron el Cielo, a aquellos que dejaron “todo” por amor al Cielo, por Dios y por Mí.”

Mi Hijo recompensará con alegrías y tesoros eternos a todos aquellos que dejaron “todo” por Nosotros. Por eso, ustedes que ya Me siguen por el camino de la oración y de la penitencia aquí en Mis Apariciones: “Perseveren y no entreguen la Corona que está preparada para ustedes, para que otros la tomen en su lugar. No entreguen la lucha para Mi enemigo, no entreguen la victoria para él.”

Pero antes Mis Hijos, perseveren firmes en el combate de la Fe todos los días, creciendo en Mi Amor y cada día más verdaderamente haciendo con que la vida de ustedes se llene de frutos de Amor y de Santidad. Para que así, ustedes sean dignos del Cielo y dignos de aquella Corona brillante y luminosa que Yo preparo para entregarles en el Cielo.

Escojan el Cielo que ya les escogió, escojan el Paraíso que ya les escogió, escojan a Dios que ya les escogió y entonces Hijitos, verdaderamente, el Cielo y el propio Dios ya habitarán dentro de ustedes aquí en esta tierra y llenando sus corazones de alegría, de paz, de esperanza y bienaventuranza.

Y entonces, ustedes ya comenzarán a vivir el Cielo aquí para después solo continuarlo en la eternidad después de la muerte.

Yo estoy aquí para ayudarles en la caminata difícil para el Cielo, pero que es gloriosa, porque terminará con ustedes Coronados Gloriosamente por Mi Hijo y por Mí en el Cielo, donde juntos seremos felices para siempre.

Marcos, Mi Llama incesante de Amor, sigue tu camino, continuando a ser Mi Llama incesante de Amor, amándome con este amor inflamado que tienes, que calienta inclusive el corazón de muchos Ángeles del Paraíso.

Continúa amando también a tu padre espiritual y a tus hermanos con este amor inflamado, procurando todo el bien, toda la gracia, toda la bendición y toda la salvación para ellos como has hecho.

Continua Mi Llama incesante de Amor, amándome, sirviéndome, cansándote hasta el agotamiento por Mí, porque todo eso Hijo, todo esos tus sacrificios y obras de amor por Mí, por tu padre espiritual y también por tus hermanos, los verás brillando un día en una Gloria Eterna en el Cielo.

Y cuanto a Mi Hijo Carlos Tadeo, que él permanezca siempre sereno, confiando en Mí, pues, Yo lo guardo, Yo lo protejo, Yo lo cubro con Mi Manto y deseo que él y tú continúen creciendo en el amor verdadero el uno por el otro, siendo una sola Llama de Amor Conmigo, en Mí y por Mí.

Para que así calentemos juntos los corazones duros y fríos de tantos Hijos Míos que aún no conocen Mi Amor, inflamándolos y haciéndolos verdaderamente transformarse también en hornos vivos de amor por el Señor y por Mí.

Yo te bendigo, a tu padre espiritual que Yo te di con tanto amor y al cual di también Mi mayor tesoro y Mi Hijo más amado: tú, Mi Llama incesante de Amor. Y bendigo a todos Mis Hijos Queridos que están aquí y que están oyéndome ahora: de FÁTIMA… de MONTICHIARI… y de JACAREÍ.”



(Marcos): “Querida Madrecita del Cielo ¿Puedes por favor Señora, bendecir y si es posible, tocar en estos rosarios que están aquí delante de ti Señora y que yo hice?”


(María Santísima): “Queridos Hijos, continúen rezando Mi Rosario todos los días.

Aquel que Me ame y Me sirva por Mi Rosario todos los días con amor, no conocerá las llamas eternas e irán habitar Conmigo en las bellísima moradas en el Cielo, que Mi Hijo y Yo preparamos para los Verdaderos Devotos de Mi Rosario todos los días.

Pero, recen Mi Rosario con amor, con el corazón, pues, Yo quiero un amor de obras y no un amor de apariencia.

A todos dejo Mi Paz. Queden en la Paz del Señor. La Paz a ti Marcos, Mi Llama incesante de Amor. La Paz a Mi Querido Hijo Carlos Tadeo. Buenas Noches.”


*Novísimos: “Campo de la Teología que trata sobre las últimas cosas de la vida del hombre: Muerte, Juicio, Purgatorio, Cielo, Infierno.”

*Dejaron “todo”: Pedro dijo a Jesús: “Nosotros hemos dejado todo lo que teníamos y te hemos seguido ¿Qué vamos a recibir?”

Jesús le respondió: “Les aseguro: que cualquiera que por mí causa y por aceptar el evangelio, haya dejado casa, hermanos, hermanas, madre, padre, hijos o terrenos, recibirá ahora en la vida presente cien veces más en casas, hermanos, hermanas, madres, padres, hijos y terrenos, aunque con persecuciones; y en la vida venidera recibirá la vida eterna. Muchos de los que ahora son los primeros, serán los últimos y muchos de los que ahora son los últimos, serán los primeros.”   

(Marcos 10, 28-31)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

contador