12 oct. 2016

Mensaje 11 oct 2016 - Jacarei - Mis hijos obedientes, les haré almas terribles contra el infierno...

VIGILIA EN HONOR A NUESTRA SEÑORA APARECIDA
(PATRONA DEL BRASIL)


MENSAJE DE LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA

"Apareció una señal en el Cielo: una Mujer Vestida de Sol, Coronada de doce estrellas y la luna debajo de sus pies. Y apareció otra señal: un gran dragón escarlata de siete cabezas, diez cuernos y una corona en cada cabeza."  Apocalipsis 12. La batalla final entre la Madre de Dios y Satanás. 

“Queridos Hijos, en esta noche santa, Yo vengo a invitar nuevamente a todos ustedes a mirarme como la Mujer Vestida de Sol, Coronada de doce estrellas, con la luna debajo de Sus pies, que aplasta la cabeza de la serpiente infernal, terrible como un ejército en orden de batalla.

Soy la Mujer terrible como ejército en orden de batalla, Soy terrible para los demonios que no soportan Mi presencia, no soportan el pronunciar de Mi Nombre, no soportan Mi Rosario cuando Mis Hijos Me saludan 150 veces, recitando la salutación angélica que el propio Dios compuso.

Soy la Mujer terrible que adonde quiera que aparezca, destruye las fuerzas del mal, las obras de Satanás y del pecado, y hace triunfar las obras del bien, de la gracia, para la mayor Gloria del Señor.

Soy la Mujer terrible, terrible para los pecadores obstinados e impíos, que insisten en relevarse contra el Señor, que insisten en vivir ofendiendo y crucificando a Mi Hijo, que insisten en vivir persiguiéndome y a Mis Videntes, intentando destruir Mis obras de salvación en el mundo.

Soy terrible para esos malos, porque Yo destruyo siempre la perfidia* de ellos, sin embargo muchas veces ellos parezcan vencer humanamente, pero Yo continuo siendo la Virgen terrible, la misma que con un gesto severo hizo con que los musulmanes en la batalla de Lepanto perdiesen la guerra.

Y así tambien, en el final de esta gran guerra entre Mí y Mi enemigo infernal, esos impíos que arruinan Mis planes, que arruinan y persiguen Mis obras de salvación, todos esos impíos serán una vez más derrotados por Mí y esta vez su derrota será definitiva, porque Mi Corazón Inmaculado triunfará y el demonio nunca más podrá salir del abismo con sus secuaces para tentar y hacer mal a la tierra.

Soy terrible, terrible para todos aquellos que se revelaron contra Cristo, con aquellos que siguen al anticristo, el espíritu de rebelión de estos tiempos que ustedes viven, Soy terrible para ellos, porque con Mis Apariciones y Manifestaciones, destruyo sus obras perfidas, reduzco a cenizas los planes diabólicos de Satanás al cual ellos sirven.

Y siempre más Yo levanto poderosamente para Dios, Hijos Santos, que con la santidad de sus vidas, con su amor inflamado por Mí, con su entrega y consagración total a Mí, nuevamente hacen siempre brillar y triunfar la luz de la gracia de Dios, la luz de la Verdad, del Amor, de la Santidad y de la Paz.

Soy la Mujer terrible, que hace 300 años hice aparecer de las aguas del río paraíba del sur Mi Imagen de la Inmaculada Concepción, o sea, de aquella que aplasta la cabeza de Satanás como está escrito en el Apocalipsis 12: “La Mujer que lucha contra el dragón infernal”, la Mujer del Génesis. Entonces, Soy aquella Mujer terrible que en el cielo del brasil nuevamente dice a todos Mis Hijos: “Confianza y Esperanza, nada está perdido.

Aquello que Mi Hijito Marcos dice es verdad: “Un capítulo malo, no es el fin de toda una historia.” Por eso Mis Hijos, no pierdan nunca la esperanza en Mi Corazón Inmaculado, porque después de los capítulos malos: de las pruebas, de las tribulaciones por las cuales ustedes ahora tienen que pasar, pues, este tiempo está entregado a Satanás.

Después de este tiempo, Mi Corazón triunfará y ustedes, Mis Hijos obedientes que obedecen, que Me siguen por el camino de la oración, de la gracia, de la penitencia y del amor, ustedes triunfarán Conmigo, Yo haré de ustedes también “Almas terribles contra el infierno”, por la santidad de la vida, de la oración, de la consagración total de ustedes a Mí, Yo haré de ustedes “Almas terribles contra el infierno”. Ustedes destruirán muchas obras de Satanás en el Brasil y en el mundo: con sus oraciones, sacrificios, con su trabajo y dedicación total a Mí, como hace mucho tiempo ha hecho Mi Hijito Marcos.   

Sí, algún tiempo atrás Yo prometí aquí en ocasión de esta misma fiesta que Yo salvaría el Brasil por causa de la fidelidad de él, de los Rosarios Meditados que él hizo para Mí, de las películas de Mis Apariciones que él hizo para Mí, que tantas espadas de dolor quitaron de Mi Corazón, tantas lágrimas secaron de Mis ojos, tantas espinas quitaron de Mi Inmaculado Corazón y tantas millares y hasta millones de almas salvaron para Dios y para Mí. Yo prometí que salvaría el Brasil por causa de él y a pesar de las infidelidades, decepciones y traiciones de Mis Hijos que no cumplen sus promesas, que no cumplen con los votos que Me hicieron, Yo he sido siempre fiel a Mi promesa y ya comencé la gran obra de salvación del Brasil que ustedes mismos pueden ver con sus ojos y seguiré esta obra de salvación por causa de Mi Hijito Marcos.

Sí, en verdad digo: “Aunque todos Mis Hijos del Brasil Me desobedeciesen, traicionasen y abandonasen, aún así Yo salvaré el Brasil, salvaría el Brasil por causa de Mi Hijito Marcos, que Me ama más que todos, Me sirve y obedece más que todos, y tiene por Mí una Llama de Amor más ardiente, inflamada que todos.”

Y ahora tengo un motivo a más también para salvar el Brasil, que es Mi Hijito Queridísimo y Predilectísimo Carlos Tadeo, a quien di el Hijo más amado, querido de Mi Corazón, Mi tesoro en la tierra. Sí, por causa de ellos, salvaré muchas almas, salvaré el Brasil y también por causa de Mis Hijos que Me obedecen, que Me escuchan, que Me aman, grandes gracias realizaré en esta tierra de santa cruz. Cuanto más Santos ustedes fueren, más gracias habrán. Cuanto más ustedes rezaren, más bendiciones derramaré de Mi Inmaculado Corazón. Cuanto más se entregaren a Mí, más Mi Llama de Amor irrumpirá poderosa en medio de ustedes, convirtiendo a los pecadores y transformando la tierra de santa cruz en un jardín de gracias, amor y santidad de Mi Corazón.

Soy la Reina del Brasil, Soy la Reina del mundo, y en este tiempo que es particularmente marcado por una fortísima y extraordinaria presencia Mía aquí, sobretodo, en este año jubilar de tantas Manifestaciones Mías, Yo seguiré realizando en medio de ustedes las grandiosas gracias de Mi Llama de Amor.

A todos ahora Yo bendigo con amor y especialmente a Mi Predilectísimo Hijo Carlos Tadeo que hoy con su presencia aquí, llena de alegría, de júbilo Mi Inmaculado Corazón, secando muchas lágrimas Mías, cerrando muchas heridas que Mis Hijos abren en Mi Inmaculado Corazón con las espinas y espadas de sus pecados. A Mi Hijito Marcos, que Yo amo y por medio del cual salvo y salvaré el Brasil y a todos ustedes Mis Hijos Amados bendigo ahora generosamente: de APARECIDA… de FÁTIMA… y de JACAREÍ.”

*Perfidia: "Deslealtad, falta de fidelidad."

No hay comentarios:

Publicar un comentario

contador