20 oct. 2016

Mensaje 15 oct 2016 - Jacarei

MENSAJE DE LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA

“Queridos Hijos, hoy, les invito una vez más a dilatar más sus corazones en el inicio de este año mariano* que es dedicado totalmente a Mí.

Ahora deseo verdaderamente realizar obras grandiosas de conversión, santificación y perfeccionamiento de cada uno de ustedes. Pero solo podré hacer eso si ustedes dilataren sus corazones y se esforzaren verdaderamente por obedecer Mis Mensajes.

El Padre Me concede gracias especiales en este año mariano para darles. Pero ustedes solo podrán recibirlas si rezaren mucho.

Deseo también decirles: “Renuncien de una vez por todas al hambre que ustedes tienen: de la estima de las personas, de las honras y glorias de este mundo, las vanidades que ustedes tienen, para que ustedes verdaderamente puedan ser libres interiormente como el esclavo que Yo liberé en Mi Capilla en la colina de los cocoteros en Aparecida. Para que entonces, libres de toda esclavitud al mundo y a ustedes mismos, ustedes puedan gozar de la verdadera libertad de los Hijos de Dios y de Mis Hijos.”

Continúen rezando el Santo Rosario todos los días. Usen con amor Mi escapulario gris de la paz, pues, todo aquel que lo use, Yo lo liberaré del Purgatorio en el mismo día en que muera.

"Escapulario gris de la paz, revelada en Jacareí en el año 2003."

A todos Yo bendigo con amor: de APARECIDA… de FÁTIMA…y de JACAREÍ.”


*Año Mariano: “Es un jubileo en honor a los 300 años de la aparición de la imagen de la Madre de Dios en el río paraíba del sur que culminará con su fiesta en Octubre del próximo año. Coincide también con el jubileo de los 100 años de las Apariciones en Fátima (Portugal). El año 2017 será un año mariano por excelencia.”



MENSAJE DE SANTA LUCÍA


"Santa Lucía, ruega por nosotros."

“Amados Hermanos, Yo, Lucía, vengo hoy una vez más para decirles: “Amen más a Dios y a la Madre de Dios, no con palabras, pero con obras.”

Ellos ya están exhaustos de tantos que los aman solo con palabras y los decepcionan con las actitudes. Que sus obras prueben a Dios y a la Madre de Dios el amor de ustedes. 

Crezcan también en la humildad, verdaderamente renunciando a aquello que en ustedes les lleva, les arrastra para la vanidad, para las honras, para las glorias de este mundo, para que ustedes sean tenidos como sabios o personas especiales.

Que ustedes cultiven la humildad, que no es apenas colocarse en el último lugar, pero es reconocerse verdaderamente como nada.

Piensen en el día de su muerte, piensen en qué se tornará su cuerpo después de una semana en el sepulcro y verán que el cuerpo no es nada, y que si ustedes Mis Hermanos se dejan dominar por la vanidad, ustedes acabarán perdiendo el alma.

Quien cuida demasiado la hermosura del cuerpo, deja el alma ser corrompida por la vanidad. Con eso no quiero decir que no deben ir limpios y alineados. Sí, deben, pero la vanidad hará con que sus almas poco a poco pierda la belleza de la humildad, de la inocencia, del candor, de la modestia, de la gracia de Dios.

Cuiden de hermosear más el alma que el cuerpo. Cultiven la humildad, que consiste verdaderamente en hacerse siervo de todos, el menor de todos. Imiten a la Madre de Dios que siendo Reina, se hizo sierva y por eso fue exaltada sobre todas las criaturas en los Cielos.

Imiten también el candor de la Madre de Dios, teniendo en sus corazones sentimientos celestiales y expulsando de sus corazones los sentimientos mundanos.

En este año mariano, Ella desea intensificar Sus Gracias en las almas y en las vidas de ustedes, pero solo podrá hacerlo si ustedes quisieren.

Por eso, recen más, dediquen más tiempo a Ella en la intimidad de la oración, dilaten más sus corazones, digan “No” a las cosas mundanas y a ustedes, y verán cuanto Ella actuará y trabajará en ustedes.

Revienten los grilletes que les prenden al mundo como el esclavo que clamó a Ella, que reventáse sus grilletes en la colina de los cocoteros y ustedes verán cómo la Madre de Dios verdaderamente les liberará de todo lo que les esclaviza y ustedes comenzarán a sentir la gloriosa libertad que sólo sienten los Verdaderos Hijos de Ella, que ya murieron para el mundo y para el propio cuerpo, y viven sólo para Ella y para el Señor.

A todos Yo bendigo con amor ahora: de CATANIA… de SIRACUSA… y de JACAREÍ.

Continúen rezando el Santo Rosario todos los días, pues, en este año mariano por medio de ello, recibirán muchas gracias y hasta incluso inauditos milagros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

contador