3 ene. 2017

Mensaje 1 ene 2017 - Jacarei - Recen conmigo para evitar grandes castigos en este año...

FIESTA EN HONOR A MARÍA, MADRE DE DIOS

(Vidente Marcos): “Sí, sí, haré. Sí, haré Madrecita. Haré y agradezco al Señor y a ti por la gracia de poder servirles por más un año de mi vida.”

(Diálogo entre el Vidente y la Madre de Dios)


MENSAJE DE LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA

“Mis hijos, Yo Soy la Madre de DIOS, Soy la Mater Dei, Soy la Theotokos.

Hoy, en el día cuando ustedes Me celebran como la Madre de DIOS, vengo nuevamente para decir a ustedes: "Soy la Verdadera Madre de DIOS, Yo di a luz a Aquél que es Verdadero DIOS y Verdadero Hombre, el Salvador de toda la humanidad. Soy verdadera engendradora de DIOS, pues no engendré apenas a Jesucristo siendo Hombre, pero también siendo DIOS."

Sin embargo Él fuese eterno y no tuviese comienzo, ni fin, fue engendrado por Mí en el tiempo, por eso Soy la Verdadera Madre de DIOS. Soy la única, la única criatura que puedo decir con el Padre: "Yo engendré al mismo Hijo en común con el Padre Eterno."

Por eso, en Mi fiesta vengo a decir a ustedes: “Tengan confianza en Mi Poder de Madre de DIOS, pues, Mi Hijo que recibió de Mí la Carne y la Sangre, la Substancia Humana para hacerse Hombre en Mi seno, Me Ama, Me Ama como a Su propia Gloria, y por eso Me concede también todo cuanto quiero y pido a Él.”

Soy Verdadera Madre de DIOS unida a Él en este Misterio de Amor que Me tornó Su Sagrario, Su Templo Vivo. Como tantos Santos dijeron iluminados por la Gracia del Espíritu Santo: "DIOS habitó en Mi Seno, mantuvo Conmigo la identidad de una Naturaleza."

Sin embargo, fuésemos dos, éramos un sólo corazón en la Llama de Amor del Espíritu Santo. Y, mientras Yo daba a Jesús Mi Substancia Materna y hacía circular Su Sangre en Mi Cuerpo, Él Me daba siempre más Su participación en Su Divinidad, haciendo con que Su Gracia Divina circulase por toda Mi Alma y todo Mi Corazón.

Y mientras Yo daba a Jesús Mi Carne y Mi Sangre, para que más tarde Él lo sacrificase en la Cruz para la Salvación de ustedes, Jesús siempre Me daba más la participación profunda en Su Amor, en Su Gracia Divina que Me transformaba toda en Él y Me hacía verdaderamente ser una sola con Él en el Amor. Entonces, Mis hijos, Yo reino en el Cielo sobre el Corazón de Mi Hijo y Él no Me niega nada cuanto Yo le pido. Por eso, quien quiera la Gracia de la Salvación venga a Mí, Yo pediré a Mi Hijo y Mi Hijo salvará a aquél por quien Yo pidiera.

Quien quisiere cualquier Gracia, sea espiritual o temporal, venga a Mí, pues todo lo que fuera pedido a Mí, Mi Hijo no negará y muchas de Sus Gracias, Él mismo ya las dio a Mí para que diera a quien quisiera y como quisiera, pues, Soy Su Madre, Reina del Cielo y de la Tierra y reino sobre el Corazón y las posesiones de Mi Hijo.

Por eso, tengan confianza en Mí, Mi Corazón Inmaculado triunfará porque Soy la Madre de DIOS y Aquél que es el Rey del Cielo y de la Tierra, y que a todo gobierna, realizará Mi Triunfo para la mayor Gloria del Nombre de Él mismo, para la alegría de Mi Corazón, para la mayor justificación de los Justos y para la mayor salvación de tantas almas que corren el peligro de condenarse eternamente. Para la salvación de la humanidad, para que ella se torne verdaderamente un jardín de gracias y de Santidad de la Santísima Trinidad.

Soy la Madre de DIOS, Soy la Mater Dei, Soy la Theotokos. Por eso Mis Hijos, nada, nada puede detener Mi Corazón Inmaculado de triunfar. Crean y recen firmemente, sobre todo, Mi Rosario todos los días y en este año ustedes verán las grandes maravillas de Mi Corazón Inmaculado sucediendo en sus vidas.

El motivo porque muchos no ven Mis Gracias en sus vidas es porque no confían en Mi Poder. Donde se cree que Yo puedo todo junto del Corazón de Mi Hijo, allí Yo haré grandes Gracias.

Donde se rece Mi Rosario con fe y confianza en Mi Poder, Yo realizaré grandes Gracias del Señor y recen con esa confianza por la conversión de la humanidad, porque en este año Mis hijos, mientras Yo preparo grandes Gracias para ustedes, los pecados del mundo están preparando muchos castigos para el mundo.

Estos pecados claman venganza al Cielo todos los días, son pecados de violencia, de homicidios, abortos, de adulterios, de impureza, de inmoralidad, de fornicación, de apostasía, de pérdida de las almas. De errores que son enseñados incesantemente dentro y fuera de la Iglesia.

Por todo esto, por la vida inmoral que el pueblo ha llevado, distante de Dios y ofendiendo a Dios, se preparan grandes castigos al mundo. Recen para que Yo pueda detenerlos y para que Yo pueda derramar sobre ustedes, nuevas y abundantes Gracias de Mi Llama de Amor.

Para conseguir eso, deseo que ya en este mes la Trecena que ustedes recen, sea la Número 9. Quiero que recen la Trecena Número 9, comenzando de hoy hasta el día 13. Y que ofrezcan esta Trecena principalmente para que sean cancelados los castigos por los pecados del pueblo y para que Yo pueda alcanzar Misericordia. Y la Setena que Yo quiero que recen es la Número 6.

Así, ofreciendo una gran fuerza de oración y de intercesión, Me ayudarán a alejar tantos males que se ciernen sobre el mundo y para que Yo pueda traer para ustedes: Gracia, Misericordia y Paz.

Quiero traer una nueva cosecha de gracias para el mundo, para eso pido oración y que no coloquen obstacúlos para que Mi Llama de Amor actúe en este nuevo año. Y entonces Mis hijos, verdaderamente Mi Llama de Amor trabajará poderosamente en ustedes y a través de ustedes en el resto del mundo para transformarlo en el jardín de gracia y de amor de Mi Inmaculado Corazón.

Quiero que en este año ustedes crezcan más en Mi Llama de Amor, para eso repitan el Acto Incesante de Amor*, que fue enseñado a ustedes aquí para que Mi Llama de Amor aumente en ustedes.

Y sobre todo Mis Hijos, mediten en este mes de Enero todos los Mensajes que Yo les di en el año pasado, sobre todo los de Mi Llama de Amor, para que ustedes puedan abrir sus corazones para ella y verdaderamente permitir que ella entre en sus corazones y haga Mi obra suceder en ellos.

Prepárense, pues, grandes Gracias están preparadas para aquellos que dijeren “Sí” definitivamente a Mi Corazón y Me escogieren como su tesoro, su vida y su todo.

Continúen rezando Mi Rosario todos los días. 

Hoy con amor les bendigo: de LOURDES… de FÁTIMA… y de JACAREÍ."


(Vidente Marcos): “Querida Madrecita del Cielo ¿Podrías Señora tener la bondad de tocar estos rosarios que nosotros hicimos para tus hijos?”


(María Santisíma): “Mis queridos hijos, conforme ya dije otras veces: "Adonde quiera que estos rosarios tocados por Mí lleguen, allí estaré Yo viva, llevando las grandes Gracias del Señor y de Mi Corazón Inmaculado."

Adonde estos rosarios estuvieren, allí estará Mi protección, sobre todo en el tiempo del Castigo, estos rosarios serán como la sangre del cordero fue en la puerta de los Israelitas y adonde había aquella sangre, el Castigo no pudo herir aquella casa.

Así también la casa que tuviere estos rosarios tocados por Mí, esa casa no será tocada por los Castigos de la Ira de Dios, mientras llegue el tiempo del Gran Castigo y los demonios no podrán entrar en la casa donde estuvieren estos rosarios para agarrar a ninguno de sus habitantes para llevarlos para las llamas eternas.

Este es más un don del Amor de Mi Corazón Inmaculado para todos Mis hijos que Yo tanto amo.


A todos nuevamente bendigo y dejo Mi Paz. Buen día.”

No hay comentarios:

Publicar un comentario