17 ene. 2017

Mensaje 14 ene 2017 - Jacarei Santa Maria: Se acerca la hora del falso ecumenismo que intentara destruir las devociones su Madre Celestial...

MENSAJE DE LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA

“Mis hijos, hoy nuevamente llamo a todos ustedes a abrir sus corazones a Mi Llama de Amor y dejar Mi Llama de Amor actuar siempre y cada vez más en ustedes.

El tiempo maduró; eso significa que ya no hay más tiempo a perder con indecisiones o divagues, es preciso actuar rápidamente, porque Mi adversario ahora concentrará sus ataques contra los Electos, para hacer con que hasta ellos pierdan la salvación  de sus almas y la fe en DIOS y en Mí.

No crean en ninguna, en ninguna mentira que fuera dicha a ustedes, cambiando los DOGMAS DE LA FE CATÓLICA.

Permanezcan fieles, fieles a los Dogmas de la Fe, fieles a Mi Rosario, fieles a la Verdadera Devoción a Mí, ahora será el momento en que se intentará destruir y aniquilar definitivamente la Devoción a Mí, para abrir espacio en la Iglesia para el ECUMENISMO que generará la GRAN CONFUSIÓN ESPIRITUAL que llevará muchas y muchas almas a perder la Fe Católica y condenarse.

Con este ‘Plan Terrible’ se planea destruir la VERDADERA IGLESIA de Mi Hijo y crear una Falsa con apariencia de verdad.

Por eso, ustedes que tienen los ojos y la vista clara, iluminada por la Verdad, por Mi Llama de Amor, por el Rosario, que durante todos estos años Yo pedí a ustedes que rezasen aquí, iluminada por Mis Mensajes que hicieron que ustedes conociesen y discerniesen la Verdad de la mentira. Ustedes queden firmes mientras que todo el mundo caiga en la mentira.

Continúen anunciando Mis Mensajes de Amor para el mundo entero y queden fieles a esta Mi fortaleza invencible de oración, fe y amor que Mi hijito Marcos levantó para Mí aquí. Sí, aquellos que quedaren fieles en esta fortaleza de amor, no perderán la fe.

El Padre Eterno ya está verdaderamente cansado de tantas ofensas que recibe diariamente y quiere dar curso a Su Justicia; Yo he sujetado Su brazo, pero no podré sujertalo por mucho tiempo más si ustedes no rezaren, no rezaren más, no obedecieren Mis Mensajes y no hicieren los Grupos de Oración que Yo pedí. Vayan por todos los caminos, con Mis Imágenes Peregrinas, haciendo los cenáculos de oración para que así se levante de la tierra una gran fuerza de oración e intercesión.

Quiero que ustedes comprendan Mis hijos, que muchos fueron los llamados pero pocos permanecieron fieles a Mí, por eso Mi Corazón sufre, por eso Yo lloro, por eso Mi Corazón incluso aquí, experimentó el dolor de ser atravesado por la espada de la traición de muchos, del abandono de muchos, y del rechazo de muchos.

Ustedes, por lo menos, sean hijos fieles y trabajen intensamente por Mi triunfo en la tierra, divulgando Mis Mensajes, sacrificándose por Mí, haciendo los grupos de oración y cenáculos que pido por Mí, y sobre todo, todos los días renuncien a sus voluntades y deseos carnales y entreguen sus cuerpos a Mí, colocándolos a Mi Servicio, en vez de la búsqueda de las comodidades y placeres de la vida, así los cuerpos de ustedes serán santos e igualmente serán sus corazones. Denme sus cuerpos y estarán dándome también el corazón, es eso lo que Yo quiero y es por eso que Yo sufro, porque la mayoría de Mis hijos no quieren darme ni sus cuerpos y mucho menos sus corazones. Denme los cuerpos y los corazones para que por medio de ustedes, Yo pueda manifestar la fuerza de Mi Llama de Amor, para convertir y salvar a tantos de Mis hijos.

Es el tiempo de la Gran Guerra Final, ármense para la batalla, mediten Mis Mensajes, lean los libros de Mis Mensajes que Mi hijo Marcos hizo y ofreció a ustedes. Recen todas las horas de oración que les dí para fortalecer sus almas, para dar al alma de ustedes, alimento fuerte, porque ahora vendrá la batalla y aquellos que tuvieren los pies de barro y sus casas sobre arena, o sea, aquellos que no tuvieren una fe firme, clara y fuerte, tumbarán en la Gran Tempestad.

Yo he venido para avisar al mundo hace ya 26 años pero no Me escuchan, tuve que ver con gran dolor la pérdida de muchos que podían salvarse si quisiesen pero no quisieron salvarse y cuántos hoy que no quieren salvarse, doy Mis Mensajes, llamo, ofrezco la salvación pero no quieren, quieren los placeres mundanos, por eso Mi Corazón es sólo dolor, y es por eso, que lágrimas abundantes caen de Mis ojos, ya no hay más recipiente en el mundo que pueda contener Mis lágrimas.

Cuántos, cuántos que van por el camino de la perdición, riéndonse de Mi Hijo y aprovechándose del silencio de Él, pero vendrá la aurora en que Él hará oír el trueno, el estruendo y hará caer fuego del cielo. Entonces, seremos nosotros que reiremos, reiremos de una humanidad orgullosa, prepotente, atrevida e insolente que pensó que podía declarar la muerte de DIOS y vivir sin DIOS, como si Él no existiese.

Si ustedes Mis hijos, no quisieren ser del número de esos locos, conviértanse, abran sus ojos y vivan la Verdadera Vida, la Vida en DIOS que Yo les ofrezco aquí.

La puerta de la Misericordia ahora comenzará a ser cerrada, entren mientras todavía pueden. Recen Mi Rosario todos los días y divulguen urgentemente Mis Apariciones en Casanova Staffora* y también en La Codosera* y Ezquioga*, para que así verdaderamente Mi Corazón triunfe en este mundo de pecado y Yo pueda formar un pueblo santo para recibir a Mi Hijo que vuelve en la Gloria.

A todos Yo bendigo con amor ahora y pido recen el Rosario Meditado número 299 por 8 días consecutivos y divúlguenlo para que todos lo recen también.

Yo los bendigo con amor: de LOURDES… de LA CODOSERA… y de JACAREÍ.”


PARA CONOCER MÁS ESTAS APARICIONES Y DARLA A CONOCER AL MUNDO, CLICK EN LOS ENLACES CORRESPONDIENTES DE ABAJO:





MENSAJE DE SAN GERARDO MAYELA

“Amados hermanos Míos, Yo, Gerardo, vengo nuevamente del Cielo para decirles: “Sean Llamas ardientes de Amor, aunque sea llamas pequeñas como el de una vela, pero sean llamas ardientes, viviendo continuamente abrasado en el Amor de DIOS, haciendo cada día más, oraciones fervorosas y abrasadas, haciendo lectura espiritual, y sobre todo, procurando en todo momento decir ‘No’ a aquello que la carne de ustedes quiere, para decir ‘Sí’ a los impulsos del Espíritu Santo que tantas veces los llama para el ROSARIO, para la oración y ustedes se sofocan en los llamados de Él, procurando cada vez más las cosas mundanas y pecaminosas. Sean como los Pastorcitos de Fátima, como Santa Bernadette que se internaba en la parte más profunda de la Gruta de Massabielle y rezaba tantos y tantos ROSARIOS sin fin, a la cual sólo hacía compañía el barullo de las aguas, del Río Gabe.”

Procuren el silencio, procuren el recogimiento de la oración adonde el alma goza paz, felicidad, alegría, donde ella encuentra el sentido de su creación, de su nacimiento, de su vida en la tierra y ver que sobre la tierra nada es más importante de que no aspirar, procurar el cielo y salvar la pobre alma de cada uno, salvar su pobre alma.

Así, ustedes también estarán imitándome, y poco a poco ustedes desenvolverán dentro de ustedes mismos la vida interior del alma, la vida de unión, la espiritualidad que ahora deberá ser más fuerte y profunda que nunca, caso contrario, ustedes no soportarán los vientos contrarios y la gran confusión espiritual que se instalará en el mundo entero.

Queden fieles al Rosario de la Madre de DIOS, pues, aquellos que quedaren fieles a ello, no perecerán. Aquí, ustedes tienen una fortaleza invencible de fe, oración y amor hecha por la Madre de DIOS en unión con Nuestro amadísimo Marcos.

Den gracias a DIOS por eso, pues, si ustedes no estuviesen aquí estarían perdidos y queden firmes en esta fortaleza invencible de oración, siendo ustedes mismos centinelas fieles, ardientes de santidad, de oración, que están continuamente vigilando dispuestos para que el enemigo no invada esta fortaleza, no destruya esta fortaleza y también como soldados valientes que van a la lucha para conquistar del enemigo el terremo que él conquistó, para tomar del enemigo el terremo que él se apoderó, que el conquistó.

Así, ustedes verdaderamente darán a DIOS gran Gloria y mostrarán ser verdaderos hijos de María Inmaculada.

Quiero que recen por 4 días consecutivos Mi Coronilla número 4, meditando en aquellos Mensajes. Prometo que en aquel final de los 4 días daré bendiciones especiales a todos aquellos que lo hicieren.

Yo los bendigo con amor: de MURO LUCANO… de MATERDOMINI… y de JACAREÍ.”




MENSAJE DE SANTA LUCÍA DE SIRACUSA

“Amados hermanos Míos, Yo, Lucía, vengo del Cielo una vez más hoy para decir a ustedes: “habran los corazones al Amor de DIOS que es grande por ustedes. Dios envió aquí a Su Madre y Él mismo vino para mostrar para ustedes cómo es grande Su Amor y para dar a todos ustedes las mayores y últimas gracias de la historia de la humanidad.”

Correspondan con amor a ese gran Amor y sean santos. Den a DIOS como Yo, los cuerpos de ustedes y darán también el corazón. Den la vida de ustedes a Él y ustedes encontrarán en esta vida, la Vida Eterna esperando por ustedes. No tengan recelos de perder sus vidas en el servicio de DIOS y de la Madre de DIOS, pues, eso es ganar la vida, es ganar la Vida Eterna. Yo prometo ayudar a ustedes en el servicio del Señor y de Su Madre y quiero que verdaderamente todos ustedes a cada momento y todo el día den el “Sí” de ustedes al Amor que les escogió. Muchos fueron los llamados pero pocos fueron aquellos que amaron ese gran Amor que los escogió y llamó. Muchos fueron escogidos por la Madre de DIOS aquí, pero fueron pocos aquellos que la escogieron. Escojan a la Madre de DIOS, para que un día ustedes no sean escogidos por el infierno, porque todos aquellos que no escogen a la Madre de DIOS un día escucharán de DIOS aquellas terribles palabras: “ENTREN EN EL INFIERNO.”

Mis hermanos, escojan ese gran Amor que los escogió, pues, esto dará a ustedes la gran gracia de la Vida Eterna y entonces ustedes serán felices eternamente como Yo en el Cielo y así, juntos alabaremos a DIOS con los Ángeles para siempre.

Sí, María quiere un Amor de verdad y no de apariencia, quiere un “Sí”, una entrega y una donación total de verdad y no apenas aparente.

Cultiven en sus corazones ese Verdadero Amor y den a Ella ese Amor, pues, es ese Amor que salva y que transforma a ustedes en verdaderos hijos de DIOS, de la Madre de DIOS y herederos del Paraíso.

A todos Yo bendigo con amor: de SIRACUSA… de CATANIA… y de JACAREÍ.”


No hay comentarios:

Publicar un comentario

contador