22 feb. 2017

Mensaje 16 feb 2017- Jacarei - Que sentiran cuando verdaderamente amen a mi Hijo...

FIESTA DE NUESTRA SEÑORA DEL DESTIERRO



MENSAJE DE LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA
(La Madre de Dios vino junto con San Rafael Arcángel y el Ángel San Leniel)


“Queridos hijos, hoy, invito a todos ustedes a entraren más profundamente en el Sagrado Corazón de Jesús por medio de la oración con el corazón.

Si ustedes rezaren con el corazón, entrarán cada vez más profundamente en el Corazón de Mi Hijo y conocerán Su gran Amor por cada uno de ustedes, por todos ustedes.

El primer paso para conocer el Amor del Corazón de Jesús y sentirlo, es abrir el corazón. Después, renunciar a la propia voluntad, a las cosas mundanas. Y por fin, entregarse confiadamente a ese Corazón como un niño se entrega a los brazos de su padre y se deja cargar por él.

En el Corazón de Mi Hijo Jesús, así que ustedes entraren, Él les revelará cuan grande es Su Amor, Su bondad por cada uno de ustedes. Les mostrará, cuanto Su Corazón Dulce los amó, los amó primero, cuanto amor Él tuvo por cada uno de ustedes, muriendo en la cruz por la salvación de ustedes. Les mostrará, cuantas veces dio a ustedes pruebas de amistad, de amor, de misericordia.

Él comenzará a dar a ustedes a sentir Su Amor, comenzará incluso a hacer muchas y muchas gracias, para que ustedes puedan conocerlo mejor, sentir Su Amor, probar de Su dulzura, de Su bondad. Después, Él les mostrará Su dolor, les mostrará cuanto ustedes lo ofendieron, cuanto ustedes fueron ingratos a Su Amor, cuanto despreciaron las gracias de Él y lo cuanto lo hirieron.

Ese conocimiento producirá en ustedes el don de las lágrimas, o sea, la perfecta contrición del corazón. Entonces, las almas de ustedes comenzarán a ser lavadas en sus lágrimas y cuanto más las almas de ustedes lloraren de verdadero dolor por haber disgustado a Mi Hijo, más y más, ellas comenzarán a sentir Mi Llama de Amor por Jesús. Entonces, las almas de ustedes desearán amarlo, servirlo, adorarlo, como nunca nadie jamás hizo. Las almas de ustedes comenzarán a sentir fastidio, mareo y asco por las cosas mundanas y comenzarán a sentir verdadera alegría por la oración, por la compañía de Mi Hijo, por el estar con Él profundamente sumergidos en la oración. Las almas de ustedes comenzarán a sentir alegría incluso en el sacrificio, en la penitencia, en la meditación y en todo aquello que Mi Hijo Jesús pidió a ustedes.

Aunque difícil o amargo, las almas de ustedes conseguirán dar a Jesús todo, todo con alegría. Entonces, ustedes comenzarán a gustar de la vida de los Santos, comenzarán a sentir aquella paz verdadera que los Santos sentían en el Amor de Dios, en la oración, en la meditación, en la intimidad con Mi Hijo Jesús y Conmigo. Y entonces, sus corazones comenzarán a alegrarse, a llenarse de una alegría que el mundo no tiene, que el mundo no puede dar.

Vengan pues al Corazón de Mi Hijo, golpeen y el abrirá la puerta para ustedes, es solo golpear y Él abrirá. Él no pide nada, pide apenas que golpeen, que golpeen con insistencia con la oración y Él abrirá a ustedes las puertas de Su Sagrado Corazón. Ustedes entrarán y una vez allá dentro, conocerán el gran y dulcísimo Amor de Mi Hijo Jesús por cada uno de ustedes.

Recen, recen mucho. No pierdan tiempo, recen, porque grande son los pecados que el mundo comete y mayores todavía son los castigos que caerán sobre los culpables. Recen Mi Rosario todos los días. Con el Rosario, ustedes salvarán muchas y muchas almas. Con el Rosario, ustedes impedirán que multitudes enteras de almas, que Naciones enteras, caigan en las llamas infernales y puedan tener la oportunidad de la salvación.

Cada Rosario que ustedes dejan de rezar, son muchas multitudes de almas que caen en el infierno por las cuales tendrán que dar cuentas a Dios. Recen, recen mucho Mi Rosario. Con ello, será fácil la salvación de muchas almas y Mi enemigo no podrá más morder en sus entrañas infernales, las almas de Mis hijitos amados. El dragón no podrá más morder a Mis hijos si ustedes rezaren Mi Rosario todos los días.

Agradezcan a Dios y alégrense por las señales que les di aquí. Esto confirma a ustedes que Mis Mensajes son verdaderos. Léanlos, medítenlos para el bien y salvación de ustedes.

A todos Yo bendigo con amor: de FÁTIMA… de LOURDES… de PELLEVOISIN… y de JACAREÍ.

Una vez más digo: “Lean Mis Mensajes ahora que ustedes pueden leerlos, pues un día, querrán leerlos y no podrán más.”


SEÑALES MILAGROSAS EN LA PROCESIÓN DEL DOMINGO 12 DE FEBRERO

















No hay comentarios:

Publicar un comentario

contador