28 feb. 2017

Mensaje 25-26 feb EE.UU: Confiar en Dios, Indiferente a Dios, Independiente de Dios...

25 de Febrero del 2017
Mensaje Público

María Refugio del Amor Santo dice:  “Alabado sea Jesús.”

“Cuando el alma elige independizarse de Dios, no reza pidiendo por sus palabras o acciones.  Ella confía en sí misma.  Su confianza en Dios se deteriora.  Su esperanza en la Provisión de Dios disminuye.  No puede haber una alianza de la verdad entre un alma así y su Creador.”

“Así es como las personas se desvían.  Ellas pueden creer que están siguiendo a alguien que está espiritualmente iluminado cuando, de hecho, están actuando por decisión propia.  El alma que se esfuerza mucho para estar conectada con Dios es capaz de tomar decisiones rápidas que están en concordancia con la Voluntad de Dios.  Esto no es así con las almas que dependen solamente de sí mismas.”

“Les digo estas cosas porque estos tiempos son malos;  son tiempos en que la confianza equivocada puede abrir la puerta a la catástrofe.”

26 de Febrero del 2017
Mensaje Público

María Refugio del Amor Santo dice:  “Alabado sea Jesús.”

“Hay una diferencia entre una persona que es independiente de Dios y una que es indiferente a Dios.  Al alma indiferente le importa poco si está agradando a Dios y si está obedeciendo Sus leyes o no.  El alma independiente de Dios es rigurosamente autónoma y trabaja separada de la autoridad de Dios como algo habitual.”

“Ambas actitudes son pecaminosas y no le agradan a Dios.  El alma justa respeta las leyes de Dios y Su Voluntad y trata de agradarle a Él en todos los sentidos.  Esta obediencia es como un niño que intenta agradar a un padre amoroso.  En el que es indiferente e independiente, la conexión de amor se ha roto.”

Lean 1ª Juan 3:19-24
En esto conoceremos que somos de la verdad, y estaremos tranquilos delante de Dios aunque nuestra conciencia nos reproche algo, porque Dios es más grande que nuestra conciencia y conoce todas las cosas.  Queridos míos, si nuestro corazón no nos hace ningún reproche, podemos acercarnos a Dios con plena confianza, y él nos concederá todo cuanto le pidamos, porque cumplimos sus mandamientos y hacemos lo que le agrada.  Su mandamiento es este:  que creamos en el nombre de su Hijo Jesucristo, y nos amemos los unos a los otros como él nos ordenó.  El que cumple sus mandamientos permanece en Dios, y Dios permanece en él;  y sabemos que él permanece en nosotros, por el Espíritu que nos ha dado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario