11 abr. 2017

Mensaje 9 abr 2017 - Jacarei

MENSAJE DE LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA

“Queridos hijos, hoy, invito a todos ustedes nuevamente a abrir sus corazones más todavía para Mi Llama de Amor.

Dilaten sus corazones para Mi Llama de Amor por más oraciones, meditaciones y también pequeños sacrificios, para que Yo pueda siempre más hacer esta Llama arder en los corazones de ustedes y de ustedes arder en los corazones de Mis hijos del mundo entero, transformando el mundo en una gran hornalla de amor y preparándolo para recibir el Espíritu Santo de Amor que en breve debe bajar Conmigo en Su Segundo Pentecostés Mundial.

Sí Mis hijos, Mi Llama de Amor muchas veces no puede realizar lo que Yo deseo, porque ustedes la obstaculizan, ustedes la impiden, ustedes frustan la fuerza de ella en ustedes y en la vida de ustedes, ustedes no colaboran con ella y es por eso que esta Mi Llama en la mayoría de las veces, vuelve para Mi Corazón, porque no encuentra en la tierra corazones dilatados, dóciles y llenos de amor que puedan dejar Mi Llama de Amor actuar en esos Mis hijos, en esos corazones, en esas almas, para que Yo pueda realizar Mis maravillas.

Ustedes ven Mis hijos cuántas maravillas Yo hice en el mundo entero a través de almas que Me dijeron “Sí” como Mis Pastorcillos de Fátima. A través de unos, hice Mi Imagen Peregrina convertir a multitudes. A través de otros, levanté obras, santuarios, lugares de oración en el mundo donde hasta hoy realizo conversiones a pesar de la gran apostasía del mundo y hasta incluso de los Sacerdotes.

Sí, Mi Llama de Amor no puede ser vencida por el mundo si ella encuentra por lo menos un corazón verdaderamente dócil y obediente, lleno de amor que reciba Mi Llama de Amor y la deja actuar.

Ustedes ven cúantas maravillas Yo hice aquí y todavía continúo haciendo, porque encontré aquí el corazón de Mi hijo Marcos dócil a Mi Llama de Amor como Mis Pastorcillos de Fátima. Si ustedes también fueren dóciles a Mi Amor y Me dejaren actuar, haré también por medio de ustedes maravillas en todas partes, llevando a Mis hijos a la conversión y a la salvación.

Dilaten pues sus corazones por más oraciones y sacrificios, denme el “Sí” de ustedes y hoy mismo Yo comenzaré hacer tantas y tantas maravillas.

Deseo que ustedes divulguen más Mi Aparición en Lourdes, porque ella tal como la de Fátima, no es conocida y por aquellos que es conocida, no es entendida, no entendieron el llamado a la penitencia que Yo hice en Lourdes. Por eso Mis hijos, Yo deseo que ustedes den 9, 9 películas de Mis Apariciones en Lourdes, las películas que Mi hijo Marcos hizo, para que todos puedan comprender Mi Mensaje de Lourdes, Mi llamado, Mi llamado a la penitencia y también para que Mis hijos puedan conocer Mi Gloria que en Lourdes hago brillar como nunca, para Mis hijos conocieren que Yo reino en el Cielo, reino junto de Mi Hijo y Él no Me puede negar nada porque Soy Su Madre y Él Me ama como Mi Verdadero Hijo. Por eso, quiero que den a conocer Lourdes, para que Mis hijos conozcan Mi Gloria y entiendan Mi Mensaje de penitencia, de conversión y así puedan ellos finalmente volver a Dios por medio de Mi Corazón Inmaculado que es el camino seguro que los llevará, que llevará a todos ustedes a Dios.

Continúen rezando Mi Rosario todos los días, porque a través de ello, siempre más hago y haré maravillas en su vida y en sus corazones.

Sí, en la hora de la muerte de cada uno, ustedes verán brillar en gran gloria en el Cielo ese tesoro de avemarías que ustedes juntan allá arriba todos los días rezando Mi Rosario y en la hora de la muerte, con ese tesoro, con esas monedas de oro que son las avemarías de Mi Rosario, ustedes podrán finalmente pagar la entrada de ustedes en la Morada Bellísima que Yo preparo para ustedes en el Cielo. En verdad, la Morada que Yo preparo para ustedes en el Cielo es hecha de oro puro, del oro de las monedas de avemarías que ustedes rezan a Mí todos los días.

A todos Yo bendigo con amor y especialmente a ti Marcos, Mi cuarto pastorcillo y el más obediente y dedicado de Mis siervos. Continúa adelante realizando todo lo Yo te mandé para que se cumpla finalmente Mi plan de salvación comenzado en Fátima y que tú no te detengas por causa de nada ni de nadie. Aquellos que quisieren caer, que caigan. Tú sigue adelante, impertérrito, sin miedo, el camino que Yo te mostré y te apunté. Aquellos que quisieren abandonarme, que Me abandonen, tendrán que dar cuentas a Mi Hijo más tarde por lo que hicieren y por las almas que dejaren perderse porque no rezaron, no se sacrificaron y no donaron sus vidas por la salvación de las almas. Aparte de Mi plan que sea estropeado, porque alguien no quizo darme su “Sí” o entonces se arrepintió del “Sí” que Me dio y quiera abandonarme, ese tendrá que dar cuentas a Mi Hijo por Mi plan que estropeó. Pero tú no, tú ve adelante y no pares, no te detengas por nadie, no mires para nadie, sólo para Mí, como una locomotora, ve adelante pasando por encima de todo y llevando Mi Mensaje siempre más lejos a todos Mis hijos. Tú ya Me hiciste conocida en 190 países de la tierra y más de 27 millones de hijos Míos, pero todavía son muchos aquellos que no Me conocen. Tú debes salvarlos y traer esos hijos para Mí. Ve Mi hijo, esa es tu tarea y no mires para nadie y nada más, sólo para Mí, sólo para tu deber, sólo para Mi Amor.

A todos Yo bendigo, especialmente a ti y también a tu padre espiritual, a quién envié Mi Mensaje anteayer y nuevamente a él repito: “Tú Mi hijo amadísimo Carlos Tadeo eres la causa de Mi alegría, la consolación de Mi Corazón. Ve adelante juntamente con Mi hijito Marcos que te di también por hijo tuyo. Ve adelante salvando las almas de Mis hijos y haciendo triunfar en ellos Mi Inmaculado Corazón para que en fin Yo pueda completar, terminar todo lo que comencé y finalmente instaurar en el mundo el Reino de Mi Corazón Inmaculado que es el Reino del Amor del Corazón de Jesús, revelando finalmente todo el poder, toda la gloria que Me concedió la Santísima Trinidad y llevando en fin a todas las almas al conocimiento de la Verdad, del Amor de Dios.”

A todos Yo bendigo con amor: de FÁTIMA… de LOURDES… y de JACAREÍ.”

No hay comentarios:

Publicar un comentario

contador