19 jun. 2017

Mensaje 17-18 jun 2017: EE.UU: Dios Padre: Recen para que despierten...

17 de Junio del 2017
Mensaje Público
 
Una vez más veo una gran llama que he llegado a reconocer como el Corazón de Dios PadreDice:  “Yo soy su Padre Eterno.  Quiero que acudan a Mí en sus necesidades.  Deseo su confianza filial en Mi intercesión.  Ustedes nunca son abandonados a su suerte.”
 
“Es necesario que Mis hijos entiendan que dependen de Mí para su propio bienestar.  Al caballo que rompe sus riendas se le llama un caballo desbocado.  Se pone a sí mismo y a los demás en grave peligro.  Lo mismo sucede con las almas que transgreden Mis mandamientos.  Es posible que se sientan libres, pero ellas, y las personas en las que ejercen influencia, están en grave peligro espiritual.  Son Mis mandamientos los que proveen seguridad y protección.  Obedecer Mis mandamientos consigue la vida eterna.”
 
“Hay muchas ‘almas desbocadas’ en el mundo de hoy.  Su libre voluntad les ha permitido elegir de forma insensata.  Recen para que despierten.  Recen pidiendo que la verdad las ‘atrape’.”
 
Lean Nahúm 1:15
He aquí sobre los montes los pies del que trae buenas nuevas, del que anuncia la paz.  Celebra, oh Judá, tus fiestas, cumple tus votos;  porque nunca más volverá a pasar por ti el malvado;  pereció del todo.
 
18 de Junio del 2017
Día del Padre
 
Nuevamente veo una gran llama que he llegado a reconocer como el Corazón de Dios PadreDice:  “Yo soy el Padre Eterno;  el Padre de todos los pueblos y todas las naciones.  Cuánto anhelo ser reconocido como tal.  Sin el consentimiento de la libre voluntad del hombre, Yo no tomaré el dominio del corazón del mundo.  Me hiere su renuencia a este deseo.”
 
“Es el hombre el que se separa de Mí.  Yo no me aparto del hombre.  Por lo tanto, el vínculo entre nosotros solamente se puede fortalecer y renovar por los esfuerzos del hombre.  Regresen a la obediencia de los mandamientos que Yo les he dado.  Ese es el vínculo entre nosotros.  Sin él, Mi intervención paternal disminuye en sus corazones, en sus vidas y en el mundo.  Los mandamientos son Mi Divina Voluntad para ustedes.  No los cuestionen.  Estos mandamientos no se pueden definir para respaldar el pecado;  sino que ellos definen el pecado.”
 
Lean Deuteronomio 11:1
Amarás al Señor, tu Dios, y observarás siempre sus prescripciones, sus preceptos, sus leyes y sus mandamientos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario