26 jul. 2017

Mensaje 23 jul 2017 - Jacarei: Recen mucho por Brasil y Francia...

MENSAJE DE LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA
“Queridos hijos, hoy, llamo a ustedes una vez más a vivir el verdadero amor.
El amor que Dios y que Yo deseamos de ustedes, es aquel que todo sufre por el ser amado. Si ustedes aman a Dios verdaderamente, deben sufrir todo por amor a Él, deben aguantar todo por amor a Él, y deben emprender todo lo que fuere difícil, duro y arduo por amor a Él.
Acuérdense siempre: que el amor, que la fe sin obras, es muerta. Por eso, produzcan todos los días muchas obras de amor a Dios, para que entonces verdaderamente, el amor de ustedes sea probado por las obras y Dios crea en el amor de ustedes. Yo sólo creo en el amor de aquellos hijos que me dan obras, obras verdaderas de amor, sean por tanto los hijos verdaderos de Dios, y no los falsos que hablan, hablan, pero nada hacen.
Ahora que estamos en la última media hora del día de Dios, es preciso producir obras de amor para gloria de Dios, para testimoniar la verdad, y también para salvar los hermanos de ustedes. De lo contrario, ni ellos, ni ustedes, entrarán en el Reino de los Cielos.
Por eso vayan y salven lo que puede ser salvo, haciendo muchas obras de amor, de dedicación a Dios y dedicación por la salvación del prójimo. Así, la fe de ustedes será considerada verdadera, tanto por Dios cuanto por los hombres, y entonces, todos verán la verdad, creerán en la verdad, y serán salvos por la verdad.
Recen Mi Rosario todos los días, porque solamente con el Rosario ustedes podrán dilatar sus corazones para recibir en ellos Mi Llama de Amor y producir obras de amor.
Sacudan la tibieza, sacudan la inercia espiritual de ustedes, sacudan la acidia de ustedes rezando fervorosamente, haciendo muchos sacrificios y todos los días procurando hacer algo a más por el Señor, por Mí y por la salvación de las almas. De esta forma ustedes no serán un pozo de agua parado y podrido, que no genera vida y que no puede saciar la sed de ningún alma, pero ustedes serán una fuente de agua viva que donde corriere, transformará lo que es desierto en jardín y saciará la sed de salvación, la sed de amor, el hambre de amor de muchas y muchas almas.
¡Sí Mis hijos! Sean una fuente de agua viva de amor y salvación para la humanidad.
Recen, recen, recen, porque el Secreto de La Salette avanzará y más partes de él se cumplirán y ¡Ay de los habitantes de la Tierra! Nadie podrá escapar de tantos males juntos.
Recen, porque un gran castigo vendrá este año aún para el Brasil si no rezaren. Recen, porque el gran gigante adormecido se levantará, despertará y grande será Mi sufrimiento, viendo el sufrimiento de Mis hijos en Italia. No quiero que Mis hijos sufran, por eso digo: “RECEN, RECEN, RECEN.”
Recen por la vuelta de Francia a la fidelidad a la fe católica. Recen, para que aquella Nación que Yo tanto amo, sea liberada de la opresión y del dominio de Satanás, y también de la acción de los malos, de los ateos, que quieren transformar a Francia, aquella tierra querida y predilecta de Mi Corazón, en una Nación sin Dios.
Recen mucho la Coronilla de Mi Llama de Amor y Yo les daré grandemente Mi Llama de Amor, para con ella, ustedes puedan abrasar el mundo entero y todos los corazones con Mi Amor.
Yo bendigo a todos Mis hijos, a Mi predilectísimo hijo Carlos Tadeo, a Mi hijita Rafaela Bompianni y Renata, que ayudaron muchísimo a Mi hijo Marcos y Me prestaron un gran servicio de amor, estudiando la señal de Mi bulto luminoso.
A través de ese estudio, la verdad de Mis Apariciones aquí fue probada definitivamente y nadie más puede disculparse por no creer. De ahora en adelante, todo aquél que niegue Mis Apariciones aquí, que desobedezca Mis Mensajes o que Me traicione y traicione a Mi hijo Marcos, niega la verdad conocida como tal, peca contra el Espíritu Santo y se condena eternamente.
A esas Mis hijas que prestaron para Mí un gran servicio, de probar y demostrar la verdad de Mis Apariciones aquí, que Yo amo con amor de predilección, y que guardo con amor en el refugio de Mi Corazón, y a todos Mis hijos que Me obedecen y que hacen Mis cenáculos en las familias, bendigo con amor: de FÁTIMA... de LA SALETTE... y de JACAREÍ.”

MENSAJE DE SAN GORGONIO DE ROMA
“Querido y amadísimo Marcos, queridos hermanos, Yo soy Gorgonio, siervo de Dios y de la Madre de Dios, y vengo hoy con la Madre Santísima para bendecir a todos ustedes con Mi Amor y con la Paz del Señor.
Yo, Gorgonio de Roma, estoy feliz por venir aquí con la Madre de Dios por la primera vez.
Vengo para derramar paz, gracia y amor en sus corazones, y vengo para decir a ustedes también: “Sean verdaderamente sagrarios del Señor, viviendo continuamente en el amor de Dios, en el amor de María Santísima, procurando y buscando la santidad, para que verdaderamente, Dios pueda habitar en sus corazones y reinar en ellos para siempre.”
Sean los sagrarios del Señor, viviendo en el amor, pues, la esencia de Dios es el amor. El amor es Dios y Él sólo puede habitar en las almas llenas del amor. Él es quien da amor al alma y sólo permanece en el alma que acoge Su amor, que vive Su amor, y que lo trata con amor. Por eso, cultiven en sus corazones el verdadero amor, para que Dios habite en sus corazones y se una con ustedes para siempre.
Sean los sagrarios del Señor, haciendo todos los días oraciones fervientes de amor y, sobre todo, obras de amor. La fe sin obras es muerta y el amor sin obras es estéril. Por eso, ustedes deben todos los días hacer pequeñitas obras de amor para que Dios pueda ser glorificado en ustedes y por medio de ustedes, y a través del amor de ustedes, toda criatura pueda conocer y sentir el amor de Él, a Él entregarse, a Él donarse, amar y obedecer.
Sean los sagrarios del Señor, procurando todos los días crecer en la verdadera Llama de Amor por Él y por Su Madre Santísima, para que así, crezca en sus corazones el verdadero amor, y entonces, verdaderamente el mundo pueda ser liberado del odio, del pecado, de la violencia, del predominio de Satanás y se torne un mundo de amor.
Yo, Gorgonio, bendigo a todos ustedes, acompaño a todos ustedes en la caminata para el Cielo, sobre todo a ti, Mi amadísimo Marcos y a ti también, Mi amadísimo Carlos Tadeo. También estoy siempre acompañándote en todos los cenáculos, en tu trabajo, en tus oraciones y en tu vida diaria. Siempre tengo sobre ti Mi escudo de protección, sobre ti también coloco Mi Manto, y el enemigo no puede hacerte mal, y muchas veces ni siquiera puede aproximarse de ti. Por eso, alegre tu corazón, porque tú tienes en el Cielo un gran amigo que mucho te ama y nunca te dejará, hasta tenerte juntamente con él, Conmigo y con Nuestra Reina Santísima aquí en el Cielo. Quedes sabiendo, que incluso cuando tú estás durmiendo de madrugada, en el silencio de la noche, estoy a tu lado, rezando por ti y colocando sobre ti Mi escudo de poder.
Continúe rezando el Rosario y todas las Coronillas de poder que la Madre de Dios te dio, que la Madre de Dios mandó que fuesen rezados aquí. Sobre todo, rece Mi amado hermano, la Coronilla del Triunfo, por lo menos una decena todos los días, a través de esa Coronilla, tú recibirás grandes gracias y vencerás, aplastarás muchas obras de Satanás.
Yo te bendigo con amor y a todos Mis hermanos aquí, derramando sobre todos la gracia y la paz que el Señor Me concedió.
Den 10 películas Voces del Cielo número 5 para 10 personas. Es preciso que las almas conozcan lo cuanto antes el amor de Nuestra Reina Santísima y entiendan, que el verdadero amor por Jesús y por Ella, es el amor que se sacrifica por Ellos, como Ella pidió en Beauraing, en Bélgica.
A todos con amor Yo bendigo generosamente ahora.”

No hay comentarios:

Publicar un comentario