11 ago. 2017

Mensaje 6 ago 2017 - Jacarei

MENSAJE 6 AGOSTO 2017
SANTA MARÍA

“Queridos hijos, hoy, invito a todos ustedes a transfigurarse en nuevas almas renacidas en el amor de Dios por el amor.
Transfigúrense en llamas vivas de amor, abriendo sus corazones al amor de Dios por la oración, por la meditación, por la lectura espiritual, por el sacrificio y sobre todo, por la conformidad de su voluntad con la Voluntad de Dios.
Transfigúrense en llamas vivas de amor, dejando la vida del pecado, abrazando la vida de la gracia, de la santidad y del amor sobrenatural, renunciando al amor, al amor de los placeres, al amor del pecado que está en su corazón, para que entonces, en el lugar pueda entrar el Espíritu Santo, Mi Llama de Amor y transformar a todos ustedes en llamas de amor.
Transfigúrense en llamas vivas de amor, abriendo sus corazones ilimitadamente para Mi Amor. Dilaten sus corazones por muchas oraciones, sacrificios, esfuerzos, por el ejercicio diario de donarse más y más a Dios y a Mí, y también por la búsqueda de una vida siempre más intensa, de unión con Dios, de oración, de modo que verdaderamente en sus corazones entre Mi Llama de Amor y transfigure a ustedes en llamas ardientes de amor vivo por Dios.
Transfigúrense en llamas vivas de amor, muriendo para el mundo y viviendo para Dios.
Continúen rezando Mi Rosario todos los días. Aquellos que rezan Mi Rosario con el corazón, serán verdaderamente transformados en llamas vivas de amor, pues, Mi Rosario salió de Mi Llama de Amor. Yo lo di a Mi hijo Domingo como un arma invencible para abrasar el mundo entero con Mi Llama de Amor.
Por eso, recen Mi Rosario y ustedes serán abrasados por él y transformados en Mis Llamas ardientes de Amor, que transformarán el mundo finalmente en una hornalla de amor por Dios, para que entonces, Él finalmente y luego sea de nuevo: adorado, alabado, servido y glorificado.
Bendigo a todos y especialmente a ti, Mi amado hijito Marcos y también a Mi amadísimo hijito Carlos Tadeo.
Gracias Mi hijo amado y querido por el homenaje que ayer tú hiciste para Mí en tu Ciudad de Ibitira, celebrando y festejando el día de Mi nacimiento. Tú quitaste 27 mil espinas que estaban clavadas en Mi Inmaculado Corazón. Quitaste también 278 espadas que fueron clavadas en Mi Corazón, principalmente por almas consagradas al Señor, que se tornaron almas Judas traidoras. Gracias Mi hijo por la gran consolación que Me diste, gracias.
Tú también Mi amadísimo hijo Marcos. Cuando tú hiciste esas Mis películas maravillosas de Mis Apariciones, quitaste muchas espadas de dolor de Mi Corazón, muchas espinas que Mis hijos malvados e ingratos clavan en él. Y cada vez que esas películas son asistidas aquí o por Mis hijos en sus casas siempre, 73 mil espinas son quitadas de Mi Corazón cada vez y 629 espadas de dolor clavadas por los Sacerdotes Judas, por las almas consagradas Judas, también son quitadas de Mi Corazón.
Continúe hijo Mío, continúe dando esas Mis películas a Mis hijos, continúe pasándolas aquí millares de veces siempre, para que cada vez más espinas sean quitadas de Mi Corazón y las espadas de dolor de las almas consagradas Judas, sean también arrancadas de Mi Corazón y Mis heridas sean cerradas.
Deseo que Mis hijos den 10 películas de la vida de Mi hija Gemma Galgani para Mis hijos y también 10 películas Voces del Cielo 12 que ustedes asistieron hoy, para que Mis hijos conozcan la vida de Mi hija Gemma, que fue un verdadero himno de amor y un continuo acto de expiación a Dios, de consolación y reparación a Mi Corazón y una Llama incesante de Amor. Y para que Mis hijos conozcan también Mis urgentes y dolorosos Mensajes de Medjugorje, y así, Me den el ‘Sí’ de sus corazones que cerrará las heridas de Mi Corazón y apresurar la victoria de él en el mundo entero.
A todos Yo bendigo con amor: de MEDJUGORJE… de BARRAL… y de JACAREÍ.”


MENSAJE DE SAN GUILLERMO DE VERCELLI
“Amados hermanos Míos, Yo, Guillermo, Me alegro por venir aquí con la Madre de Dios darles este mensaje:
Amen la Llama de Amor de la Madre de Dios, abriendo sus corazones largamente para ella, para que ella pueda entrar y realizar en todos ustedes la gran transformación, la gran transfiguración de sus almas, de pantano de pecado en jardín de belleza y de gracia, para mayor gloria del Señor.
Amen la Llama de Amor de la Madre de Dios, renunciando al amor eros que les hace buscar egoístamente la satisfacción de todos sus placeres y deseos ni que eso los lleve a despreciar el amor de Dios, para que entonces, esta Llama intensa de Amor de la Madre de Dios transfigure sus almas, de almas leprosas de pecado, transformadas por el amor egoísta, en almas bellas y hermosas, repletas del bello amor sobrenatural.
Amen la Llama de Amor de la Madre de Dios, renunciando a su voluntad obstinada y acepando la de Ella y la del Señor, como Ella misma dijo ayer: ‘El alma que se obstina en su propia voluntad al punto de despreciar la del Señor, no necesita de demonios para llevarla al infierno, su propia voluntad es el demonio que la llevará a la condenación.’
Renuncien, por lo tanto, a su voluntad, para que entonces, ustedes puedan verdaderamente transfigurarse en bellas criaturas, en bellas almas, que reflejan como en espejos limpísimos: la luz, la gracia y el amor de Dios.
La señal del bulto de la Madre de Dios reflejada en los ojos de Nuestro amadísimo Marcos, es para ustedes un llamado para que ustedes purifiquen sus almas de todo amor desordenado de las criaturas, de todo amor eros y para que ustedes puedan abrir sus almas y tener en ellas el amor ágape, el amor sobrenatural, para que en su persona la belleza, la presencia, el amor, la santidad, la hermosura de la Madre de Dios, también pueda ser percibida y sentida por todos, y todos quieran conocerla, amarla y servirla también.
Yo, Guillermo, les amo mucho, rezo por ustedes hace mucho tiempo ya en el Trono del Señor y amo especialmente a ti Marcos, Mi queridísimo amigo y hermano. No Me conoces, no Me conocías, pero Yo te conozco desde cuando estabas en el vientre de tu madre y ya te protegía desde entonces.
Nunca, nunca estuviste solo, porque Yo siempre estuve a tu lado. Llámeme, llámeme siempre en tus oraciones, sufrimientos y tribulaciones, y Yo vendré del Cielo como un relámpago a consolarte.
Yo amo también muchísimo a tu padre espiritual Carlos Tadeo. También lo protejo desde cuando la Madre de Dios Me reveló que él sería tu padre espiritual y a partir del momento en que él aceptó ser tu padre, Me torné verdaderamente su guardia personal. Estoy al lado de él 24 horas por día y no hay momento en que Yo no esté atentamente velando por él y cubriéndolo con Mi Manto. Alejo siempre más de él todos los males y todos los demonios, de modo que él esté siempre en paz y siempre guardado y protegido del Señor.
Sí, te amo amadísimo hermano Carlos Tadeo y no puedes imaginar cuantas y cuantas veces Yo te ayudé sin que supieses. Te amo mucho, estaba a tu lado siempre y ahora más que nunca seré tu fiel guarda y protector. Llámeme también en tus tribulaciones y sufrimientos, y vendré inmediatamente para ayudarte, para confortarte y darte fuerzas.
Yo te amo y estoy siempre contigo. No debes temer nada porque todos los días presento Mis méritos al Señor, impetrando gracias para ti y como ellos son muy grandes, puedes esperar grandes gracias para ti también.
Yo te bendigo y bendigo a todos ustedes Mis amadísimos hermanos, y a todos digo: ‘No tengan miedo. Nosotros los Santos, estamos con ustedes y somos mucho más numerosos de que los demonios del infierno. Sólo no protegemos el alma que no se recomienda, no se confía a Nosotros y no tienen la verdadera devoción por Nosotros. Cultiven, por lo tanto, la verdadera devoción a Nosotros, rezando Nuestra Hora todos los miércoles, invocándonos y llamándonos a todo momento.’
Aumenten en ustedes el amor a Dios rezando este breve acto de amor: ‘Mi Jesús, yo te amo. Quiero amarte más y más y sólo por ti de amor morir.’ Así, el amor crecerá en ustedes hasta la plenitud y ustedes verdaderamente serán transfigurados en llamas ardientes de amor por el Señor.
A todos bendigo con amor y especialmente a ti querido hermano y amigo Vinícius. Soy también tu especial protector, Soy tu Santo Patrono. Invóqueme, llámeme y siempre te ayudaré.
A todos bendigo con amor ahora y sobre todos derramo Mi paz.

No hay comentarios:

Publicar un comentario