25 dic. 2013

Jacareí, 21 de Diciembre del 2013

21 de Diciembre del 2013 

Mensaje de Santa Lucía de Siracusa al Vidente Marcos Tadeu




MENSAJE DE SANTA LUCÍA DE SIRACUSA
MENSA


“Amados Hermanos Míos, Yo, Lucía, les bendigo hoy nuevamente y les doy Mi Paz. Estoy con ustedes en todos los momentos de sus vidas, especialmente en los momentos difíciles y nunca les dejo solitos. Acompaño su penoso caminar en el camino del calvario de esta vida, dándoles fuerza para ir hasta el fin, resistir hasta el fin, ciertos de que en el final, ustedes resucitarán gloriosos con Cristo, después de haber sufrido con Cristo.

Yo también pasé por ese camino, el camino del calvario, el camino del sufrimiento. Pero por fin, con Cristo vivo gloriosa en el Cielo por toda la eternidad, felicidad que nadie podrá arrebatarme. Ustedes también serán bienaventurados y felices para siempre, si con paciencia sufren algo por amor de Jesús y de María Santísima en esta vida.

Para que esta Navidad purifiquen sus corazones de sus pecados, renuncien sinceramente a ellos y láncelos fuera del corazón y de su alma, para que verdaderamente en el día de Navidad puedan darle al Niño Jesús la flor más bella del amor puro de ustedes, del deseo sincero de ustedes de ser Santos, de la decisión completa de ustedes de ser únicamente de Jesús y de María sin alguna conexión con el pecado.

Corten todos los lazos que les llevan al pecado, para que verdaderamente en esta Navidad comience para ustedes una nueva vida: pura, santa, bella, perfumada de virtudes, agradable a Dios como la Mía. Y entonces, el Altísimo mirará para ustedes con amor y benevolencia y derramará sobre ustedes las Gracias extraordinarias de Su Amor.

Continúen rezando Mi Rosario, siempre que puedan, pues, por medio de Mi Rosario Yo voy a concederles grandes Gracias. No pueden imaginar la infinidad de Gracias que tengo para darles, pero la condición es la oración. Por eso, recen, recen Mi Rosario para recibirlas.

A todos Mis Hijos, Mis Hermanos Amados, Hijos de la Madre de Dios que Yo amo también como si fuesen Mis Hijos. Sobre ustedes derramo ahora la abundancia de Mis Gracias Celestiales.”

No hay comentarios:

Publicar un comentario