5 feb. 2014

Mensaje 4 febrero 2014 - España

LA MEJOR PALABRA PARA SER LEÍDA Y MEDITADA ES LA QUE ESTÁ EN LA BIBLIA

Hijos Míos, sé que muchos de vosotros esperáis con gran deseo los nuevos mensajes, pero ya veis que Yo nada nuevo os traigo, porque nada en esta vida es más importante que emplearse en la salvación del alma. Yo, Jesús, os hablo.

En Mi paso por la Tierra Yo dije todo lo que tenía que decir y ahora os toca ponerlo en práctica a la perfección. Después Mis apóstoles completaron con sus epístolas Mi santa doctrina, así que hijos, la mejor palabra para ser leída y meditada es la que está en la Biblia y, allí encontrareis respuestas a muchas de vuestras preguntas e incógnitas. Yo, Jesús, os hablo.

Cierto que tengo muchos instrumentos en el mundo por quienes os hablo u os recuerdo puntos del Evangelio o del Magisterio de la Iglesia, pero hijos, Yo quisiera que los mensajes que leéis os llevasen a practicar con más empeño la santidad y, no los leáis por mera curiosidad o con afán de crítica. Yo, Jesús, os hablo.

Venerad amorosamente a vuestros santos patronos, a los Ángeles de la guarda y a Mi queridísima y santísima Madre. Ahora viene la fiesta de Mi padre José y deseo homenajes para él. Por tanto, no os olvidéis de quienes os precedieron en el paso por la Tierra, que ellos también tuvieron que ganar su corona celestial a base de sufrimientos y de fe heroica. Imitadlos e invocadlos pidiéndoles ayuda y, procurad ser buenos cristianos en todo momento, cuando os vean y cuando no os vean, porque Mi mirada lo abarca todo, hasta lo más escondido y oculto dentro de vuestro ser. Yo, Jesús, os hablo.

Rezad hijos por Mis instrumentos, para que el demonio no los engañe y se meta en sus dictados tergiversándolo todo y confundiendo a ellos y a vosotros. Esto lo hace muy bien Mi enemigo, es su oficio por excelencia, engañar y crear confusión y discordia.

Instrumentos, antes de lanzar ningún dictado leedlo bajo la acción de Mi Santo Espíritu a quien debéis invocar y, si en algo dudáis, consultad a los sacerdotes con humildad y espíritu de obediencia, ellos tienen la gracia de estado. Así que hijos Míos, este es Mi mensaje de hoy, que os aproveche este medio para vuestro bien y el de vuestros hermanos. Yo, Jesús, os hablo y os instruyo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario