24 mar. 2014

Mensaje 22 de marzo 2014 - España

¡CUÁNTAS ALMAS VAN CAMINO DEL INFIERNO POR EL AMOR PROPIO!

Almas de Dios, muchas de vosotras sois almas que Me consuelan el Corazón por la entrega que Me tenéis, por lo sufridas que sois, por el esfuerzo que tratáis de hacer de perseverar hasta el fin y por la fe que ejercéis en las cosas reveladas por Mí y en el Antiguo Testamento. Yo, Jesús, os hablo.

Quien cree lo que ha sido revelado desde años inmemorables, son almas que Nos agradan sobremanera en el Cielo, porque hijos, cuando alguien pretende saber más de lo que está dicho, comprobado, corroborado y estudiado, esas almas son retorcidas que se aman a sí mismas tanto, que no pueden aceptar otros criterios que no sean los propios. Yo, Jesús, os hablo.

Ay hijos, ¡cuántas almas van camino del Infierno por el amor propio! Es el que más almas condena, y ahí está el primer ejemplo de Satanás que tanto se amó que se perdió a sí mismo eternamente arrastrando con él miríadas de Ángeles y de almas.

La humildad debe alcanzar a todas las personas y en todos los campos. Si no os planteáis ninguna duda de lo que han dicho los historiadores sobre personajes históricos como Cristóbal Colón, Nerón o Calígula, ¿por qué os planteáis dudas sobre lo que el Magisterio de la Iglesia dice y que consta en las Sagradas Escrituras?

Os negáis de esta forma a vosotros mismos, hijos queridos, la salvación y la sana doctrina que os ayudará a tener paz, la paz que Dios da que no es como la da el mundo, y que os ayudará a tener valor y fortaleza en los días de tribulación ¿Quién soporta bien la pruebas? Aquellas almas que tienen fe, que creen en lo revelado y que lo esperan todo de Dios. ¿Quién tiene esperanza? Aquellas almas que se alimentan de Mi Palabra divina, que creen en Mí y que lo esperan todo de Mi divino Corazón.

Por tanto hijos, no os dejéis engañar por criterios humanos como los vuestros que son desacertados y, que ellos os llevarán por caminos erróneos y opuestos a los de la Vida Eterna. Yo, Jesús, os hablo y os instruyo. Paz a todo aquel que leyendo este mensaje lo cree y lo pone en práctica.

No hay comentarios:

Publicar un comentario