11 abr. 2014

Mensaje 10 abril de 2014 - Luz de María

DIÁLOGO DE NUESTRA MADRE SANTÍSIMA PARA LA HUMANIDAD
CON SU HIJA LUZ DE MARÍA
10 DE ABRIL DEL 2014


María Santísima:

Amados hijos de Mi Corazón Inmaculado, les bendigo.

SON MI GRAN TESORO. AL ADENTRARSE EL HOMBRE EN ESTE REMEMORAR LA ENTREGA DE MI HIJO POR TODA LA HUMANIDAD, MI CORAZÓN MATERNO NO DESEA QUE USTEDES PASEN DESAPERCIBIDA LA INFINITA ESENCIA DE ESTA FUSIÓN DE MI HIJO CON ESTA GENERACIÓN.

Sin mirar el estado de las almas, Mi Hijo en Su Amor Infinito por los hombres, tomó sobre Sí todo obrar y actuar humano contrario a la Voluntad Divina y con Su Sangre Inocente adquirió la Salvación Eterna para el hombre; siempre y cuando el hombre sea una imagen de las obras y actos Divinos.

Amados, el Amor de Mi Hijo supera la mente humana…

Hija, ¿amas la Cruz?

Luz de María:

Sí Madre, en Ella permanezco, inmerecidamente.

María Santºísima:

SUFRO HIJA, DEBIDO A QUE LA CRUZ NO ES TAN SÓLO UN SÍMBOLO, COMO LO HA MIRADO LA HUMANIDAD, es el Gran Misterio del Padre y Su Amor por las criaturas humanas.

LA CRUZ ES GLORIA Y MAGNIFICENCIA, EL HOMBRE JAMÁS LOGRARÁ SUPERARLE. En cada mínima astilla del Madero Santo, vibra la consumación del Poder Divino que permanecerá inamovible por los siglos de los siglos.

LA CRUZ ES SUBLIMACIÓN, GLORIA, MAJESTAD, TRIUNFO, ETERNIDAD… para quienes encuentren en Ella la esencia de la Salvación, del Perdón y del Amor.

El hombre no ahonda en el Misterio de la Cruz, que pasa a ser Luz cuando el hombre penetra en el Amor Infinito de quien ama hasta el extremo, para justificar ante el Padre a quienes no podrían justificarse por sí mismos, sino únicamente por la entrega del Cordero Divino, el Hombre Dios, sin mancha alguna.

EL MISTERIO PUEDE SER DEVELADO POR EL HOMBRE, SÓLO Y SÓLO SI EL HOMBRE ES HUMILDE PARA DESPOJARSE DE SU EGOÍSMO, DE SU QUERER, DE SU IMPONENCIA, DE SU SOBERBIA Y DE SU INTERÉS.

Hija, ¿sabes cuánto se duele Mi Hijo Divino cuando mira a Sus hijos portando Su Cruz como un accesorio más, con desprecio e ignorancia condicionada por el mismo hombre?

Algunos llevan sobre su pecho el Crucifijo, cuando con canciones adoran a satanás, le llevan cuando les roban la vida a sus hermanos, le llevan al pecho en instantes en que se abalanzan contra el prójimo, o cuando por comodidad y respetos humanos, no transmiten la Verdadera Palabra.

Amada hija, los hombres al mirar al Crucificado, miran una imagen y en eso se quedan, sin adentrarse en el dolor y padecer, sin mirar la entrega, sin mirar la salvación de su propia alma.

En esa Cruz de Amor permanecen también las almas frías que por temor a las críticas, persecuciones, o burlas, abandonan el camino de Mi Hijo, y se suman, como las turbas del Viernes Santo, al tumulto de quienes, sin conciencia, son manipulados por el poder del mal y le juran lealtad a satanás, al dinero, a los vicios, a la mentira y a la perdición.

Hija, ¿sabes cuál es Mi desvelo?

Luz de María: ¿Cuál Madre?, Tú dímelo.

EL HOMBRE NO HA SIDO INFORMADO PLENAMENTE DE CUANTO POSEE PARA ELEVARSE POR ENCIMA DE SU CONCIENCIA MORTAL. Aunque el hombre sí conoce que es Imagen y Semejanza Divina, y esto le faculta para encontrar el umbral del Amor Divino y así ser liberado del cautiverio de lo mundano y finito.

Mis hijos no enmiendan su proceder; al no padecer, niegan el cumplimiento de nuestros Llamados. Éstos hijos Míos lamentarán el no haber esperado con Santa Paciencia y el no haber en su lugar, crecido y ahondado en la conciencia espiritual, para que a la Luz del Espíritu Santo, acepten que son criaturas elegidas para mantener una Divina Relación, decretada, con la Trinidad Sacrosanta. Cuando la Purificación toque a sus puertas, clamarán para que se aleje… no estaban preparados.

El que ignora a propósito las Palabras del Cielo, el que se empeña en ser irascible, soberbio y arrogante, impide que la Llama del Amor arda para apaciguar el egoísmo en esa criatura.

HIJA, MI CORAZÓN ARDE DE AMOR POR RASGAR EL VELO QUE IMPIDE A LOS HOMBRES FUSIONARSE CON MI HIJO. La falta de amor y agradecimiento en el corazón humano, le ha llevado a caer en los pecados más severos y más hirientes al Corazón de Mi Hijo y del Mío.

Hija:
Dile a tus hermanos que en esta Semana Mayor, esta Madre les suplica que lleguen a lo más profundo de su conciencia, y allí miren a Mi Hijo doliente y sufriente, esperando a que le abran la puerta.

Diles que Yo les suplico que permitan a Mi Divino Hijo entrar en el aposento interior de cada uno de ellos, y así se preparen para los acontecimientos próximos.

Diles a Mis hijos, que el Reino de Dios permanece dentro de cada uno, es la Luz Infinita que derriba todas las tinieblas.

Diles que Mi Hijo les ama con Amor Eterno, más allá de esta Tierra donde moran.

Diles a tus hermanos, que no viven por el oxígeno que respiran, ni por el alimento que ingieren, sino por la Voluntad Divina.

Recuérdales que si piden, reciben, pero antes de pedir que se examinen profundamente…

Recuérdales que reciban a Mi Hijo dignamente, Él está presente en el Santísimo Sacramento, en Su Cuerpo Alma y Divinidad.

¿Sabes hija, que Soy Madre sin hijos, y los que se entregan a Mí, son despreciados?

Luz de María: Sí, Madre lo sé, y cuantos te amamos sentimos ese Tu dolor.

María Santísima:
Hija, en ese dolor mantengo estrechamente en Mi Corazón a aquellos que perecerán por los eventos de la Naturaleza, y más por aquellos que perecen y perecerán por la mano del hombre dominado por la sed de poder, lejos, muy lejos de la Voluntad Divina.

¡Cuánto supera el mal al hombre! ¡Y, cuánto el hombre complacido se entrega sin reparos al mal!

Les llamo a orar por Brasil, será presa del mismo hombre, y con su mal proceder, atraerá el dolor sobre su suelo.

Oren, amados hijos, oren por Japón, el flagelo de la contaminación continuará esparciéndose.

Oren amados Míos por Ecuador, padecerá a través de los volcanes. Éstos se han despertado en toda la Tierra.

Oren, la humanidad consciente, se alarmará ante un evento del Yellowstone.

Hijitos, ninguna criatura humana es desamparada por la Mano de Mi Hijo, a ninguno es negado el perdón. Pero el hombre ha olvidado pedir perdón…

Hija:
DILES QUE YO DESEO QUE CADA UNO SEA UN FARO DE LUZ PARA SUS HERMANOS, ES NECESARIO QUE NO TEMAN SINO CONFÍEN; TODO ES PARA EL BIEN DE SUS ALMAS.

Les bendigo.

AVE MARÍA PURÍSIMA, SIN PECADO CONCEBIDA. 
AVE MARÍA PURÍSIMA, SIN PECADO CONCEBIDA.
AVE MARÍA PURÍSIMA, SIN PECADO CONCEBIDA.

No hay comentarios:

Publicar un comentario