18 jun. 2014

Mensaje 16 Junio 2014 - México - ¿Qué festejáis?

Mensaje Vísperas de la Solemnidad de la Santísima Trinidad
 (HABLA DIOS PADRE) *
Mis Niños, Mis Amados, Mis Pequeños:
¿Vosotros creéis que Me festejáis a Mí en esta Solemnidad (La Santísima Trinidad) con vuestros festejos paganos de bacanales?, y más a las faldas del cerro donde  Mi Divino Hijo ha permitido que se coloque una representación  de Él Mismo velando por todos sus hijitos del Brasil, (mismos) que han colmado de pecado e idolatría desde hace larguísimo tiempo ese lugar?

A Dios Padre lo celebráis en el Amor, en las obras de Misericordia, con la oración devota, y NUNCA CON LOS BACANALES QUE HACÉIS y en estos tiempos finales que estáis haciendo como si hubiesen motivos de alegría y celebración cuando mi tierra está en plena purificación para que hagáis lo mismo (os purifiquéis).
¡Purificándoos debéis estar y no participando en estas fiestas donde el desorden y la inmoralidad es lo que privan! Mientras vuestros hermanos Cristianos están siendo mutilados, desterrados, insultados! 
¿Y vosotros festejáis indiferentes y gozosos? ¿Qué tenéis que festejar?, ¿que estáis tan llenos de pecado que ya no podéis ver más que a vuestro propio desorden y deseo?
¿Qué festejáis?, ¿que os habéis ganado una purificación como nunca antes se había visto en tierra?

¿Qué festejáis, Mis Niños?, ¿qué vuestros hijos son asesinados en los vientres maternos?


¿QUÉ FESTEJÁIS…?, ¿qué no habéis oído que estarán casándose y dándose en matrimonio ignorantes e inconscientes de lo que se os viene encima y sólo estáis  desaprovechando el tiempo para hundiros más en el lodo, cuando lo que os he dicho es que OS MANTENGÁIS LEJOS DEL MUNDO Y QUE NO PEQUÉIS MÁS? 

¿Sabéis lo que ocurriría con vuestro destino eterno si la purificación llegase hoy al Brasil? ¿Sabéis cuántos de vosotros iréis a parar al infierno si una catástrofe cayese en ese lugar donde holgadamente os reís a carcajadas y rendís culto a vuestros ídolos humanos?
Habéis desplazado a Mi Hijo, Eterno Rey y Salvador, para hacer muñecos de carne y montarlos en pedestales mucho más altos que a vuestro Cristo Redentor que vela por todos vosotros; porque sois a ellos a quienes adoráis, sois a ellos a quienes rendís culto, sois a ellos a quienes admiráis y al tiempo envidiáis.
¿Y a quién creéis que  celebráis y festejáis?
Festejad a Vuestro Padre Eterno; Festejad la Misericordia de Vuestro Divino Rey y Salvador; Festejad los regalos que recibís y habéis recibido en estos tiempos finales de Vuestro Espíritu Paráclito que os llena y os colma de amor y bendiciones? ¡Y no actuéis como demonios y con esa desfachatez! Ni el más mínimo pudor, ningún tipo de recato: ¡Todo es desorden e  insulto a la Divinidad!
¡Los que Hijos Míos sois: comportaos como tales!
¡Son esos los falsos dioses que entronáis; que no son más que polvo y ceniza y les hacéis reverencia y caravana SÓLO  DEBIDA A MI HIJO AMADO!
¿QUÉ NO OS VEIS? ¿QUÉ NO TENEIS YA NI ASOMO DE VERGÜENZA DE PORTAROS COMO ANIMALES FRENTE A LA CAZA? ¿Y VOSOTROS OS DECIS MIS HIJITOS? ¿Y ASÍ QUERÉIS LLAMARME “PADRE”?
Debéis comprender que para que Yo, Vuestro Amantísimo Dios, sea Padre debéis actuar como Hijos, y ¡no con esa desvergüenza!
¿Así Me honráis? ¡Me deshonráis a Mí, al Espíritu Santo que habita en vosotros, a vuestra Santísima Madre modelo de virtudes…! Como son los padres habrán de imitar los hijos, y Yo os pregunto en este Día Santo, en esta Solemnidad: ¿A quién os parecéis?, ¿quién es vuestro Padre Amado?, porque si veis al hijo podréis ver al Padre en él. Quienes os ven a vosotros como os conducís, como os comportáis, ¿Me ven a Mí en Vosotros?
Pensad muy bien como quién os comportáis, porque lo sabéis bien: la infidelidad Me afrenta Grandísimamente, la idolatría atrae Mi Santa ira y la desfachatez Me insulta.
Y con vuestras fiestas paganas, con vuestro despilfarro, con vuestra inmodestia e inmoralidad  ME ESTÁIS AFRONTANDO GRANDÍSIMAMENTE y peligros sin par estáis atrayendo hacia a vosotros mismos, a vuestras familias, a vuestra misma patria.
(Habla Nuestra Santísima Madre)

¿No os he Mos dicho que os separéis del mundo? ¿No os hemos insistido que no participéis de carnavales, marchas y eventos públicos y paganos? Sino que os resguardéis en oración y rogación al Cielo para que vosotros y vuestras casas y Familias estéis al amparo de Mi Inmaculado Corazón? Debéis prepararos porque se vienen tiempos muy difíciles para todo habitante de la tierra y  ÚNICAMENTE quienes estén bajo Mi Amparo quedarán protegidos, los demás  no.
(Habla Nuestro Señor Jesucristo)

Mis Amados,
Tiempo suficiente habéis tenido para Consagraros a Mi Santísima Madre, que es lo mismo que colocaros bajo su manto estelar protector, pero los que no habéis querido estáis a la intemperie llevados por vuestra propia desobediencia y sufriréis las consecuencias de lo que vosotros mismos habéis decidido.
Haced caso ¡ya! o ateneos a las consecuencias de lo que vosotros mismos habéis elegido, como de igual manera vuestros primeros padres (Adán y Eva) lo decidieron: Fruto de la Desobediencia; o seguid la obediencia perfecta de Vuestra Segunda Madre que os doné a los pies de Mi Santa Cruz, vuestra Santísima Madre María de Nazaret. Vosotros decidís a qué casa pertenecéis, pero no os engañéis: No hay más que dos casas: El hogar eterno, ancestral y celestial ; y el lugar donde el fuego no cesa y es el rechinar de dientes.
Os lo He dicho desde que bajé a tierra: la decisión es vuestra, pero si seguís siendo cómplices del mundo, que al organizar estas celebraciones paganas e idolátricas os unís a ellas, a esa casa os unís, ¿Lo comprendéis?
No creáis que por esconderse bajo la fachada de “Deporte” es menos afrenta, porque Os lo digo, os lo dice Vuestro Rey y Señor que es Verdad de Verdades: no es menor afrenta a la Casa Paterna lo que hacéis y de lo que participáis. ¿LO COMPRENDÉIS?
OS AMO Y OS ESPERO A LOS PIES DE MI SANTA CRUZ DONDE ME ACOMPAÑARÉIS hasta que EL Reino Celestial descienda a Vosotros y entonces será el tiempo del gozo, de fiesta y de celebración. Pero no os unáis a las fiestas del mundo, sino esperad  por las celestiales  que son santas y no tienen fin…
Os Amo
Vuestro Eterno Pastor de Almas,
Jesucristo de Nazaret.
San José Bendice a todo aquel que se resguarda en Familia y no participa en manera alguna, sino que acompaña a Jesús como debe ser. 
* Quien me pide que lo  subraye. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario