24 jun. 2014

Mensaje 22 junio de 2014 - México

(Habla Dios Padre)
Pequeña,
¿Abba? ¿Mi Señor?
Escucha, escuchen Mis Niños:
Hoy ha culminado este tiempo: desde la Santa Cuaresma hasta hoy Jueves de El Santísimo Cuerpo y Sangre de Mi Hijo Amado con El que os alimenta hasta el Fin de los Tiempos.
Quienes de entre vosotros habéis aceptado la invitación  primero a cargar la Cruz Santa con Mi Hijo Amado y después a Su muerte y Gloria de su Resurrección, ahora que El Cielo os invita al Banquete habéis asistido y os congratulo y felicito porque este IMPORTANTÍSIMO Ciclo Completo habéis cumplido como Hijos Míos, como Criaturas de La Casa Del Cielo, de La Morada del Padre Eterno.
Os lo dijimos en una parábola en El Santo Evangelio que cuando los invitados no quisieron asistir a El  Banquete de Bodas, El Señor envió  a sus siervos a que invitaran a todo el que estuviera en el Camino y algunos acudieron.
Hoy, Mis Pequeños, fue ese el Banquete al que habéis sido convidados y los que habéis asistido os habéis llevado la mejor parte.
Ahora entendéis por qué se dice que al que no estaba vestido para las bodas lo echaron fuera. Ese es aquel que únicamente quiere disfrutar del Manjar del Cielo, pero sin merecerlo; es decir, sin haberse Convertido de corazón, sin haber blanqueados sus vestiduras, que es lo mismo que haberse purificado.
Quienes han acompañado a Mi Hijo Amado debidamente en este Tiempo y habéis seguido FIELMENTE lo que Mi Iglesia Santa os enseña habéis llegado con vuestros vestidos listos para el Banquete Celestial y habéis entrado.
Aquellos que por casualidad habéis llegado hoy a La Santa Misa pero que no veníais preparados, no asistieron al Banquete, sino como mirones.
Los que adentro estuvieron, vestidos, acicalados y arreglados ¡Vosotros sois las ovejas del Señor!, ¿lo comprendéis?
Y ahora con lo que os digo ya sabéis si sois de la Grey de Mi Hijo Amado o no lo sois.
¿Le acompañasteis en esta cuaresma hasta este Día de Corpus Christi? Sois de Mi Hijo, sois de su Grey Amada.
¿Tuvisteis asuntos del mundo más importantes para vosotros que Mi Hijo? ¿Y no se os ha dicho que el primer Mandamiento es el de Amar a Dios sobre todas las cosas? ¿Lo habéis amado así? ¿Me habéis amado así?
Si vuestra respuesta, por vuestros actos, es negativa entonces estáis en gravísimos problemas.
Si dándoos cuenta de esto queréis enmendar debéis buscar la manera de Congraciaros Conmigo IPSO FACTO y MANTENEROS EN GRACIA.
Buscaréis ocasiones en las que Mi Iglesia Santa os ofrezca INDULGENCIA PLENARIA ya sea por fecha, actos, procesiones o visitas a lugares Santos y lo haréis como un GESTO EXTRAORDINARIO HACIA MÍ DE ARREPENTIMIENTO PORQUE DEJASTEIS PASAR ESTOS DÍAS TAN SANTOS QUE HOY CULMINARON.
¿Lo Comprendéis?
Debéis hablar con Mis Sacerdotes y encontrar la manera de VOLVEROS EXTRAORDINARIOS, ya que no quisisteis ofreceros como Hijos, como Amigos, como Fieles Cristianos, como Siervos; ¡como nada os quedasteis!, y las puertas se han cerrado y os habéis quedado afuera.
Golpead las puertas de Mi Iglesia con insistencia, llamad al Corazón de Mi Hijo Amado con oraciones, rogaciones, novenas, penitencias: Ahora debéis ser extraordinarios porque los medios ordinarios que se os ofrecieron los fuisteis rechazando uno a uno y OS HABEIS QUEDADO FUERA.
Buscad peregrinar a lugares Santos para ganaros Mi Gracias y hacedlo como penitentes que ya el tiempo se ha cerrado y si no obráis ya de manera extraordinaria os aviso que os habéis quedado fuera y las puertas se han cerrado.
¿Comprendéis lo que os digo?
Mi Iglesia Santa regresa al Tiempo Ordinario y en Él sólo el que haga un esfuerzo extraordinario en sí mismo logrará que se le abran las puertas.
¿Recordáis la parábola que os enseñó Mi Hijo Amado del Amigo insistente? Esa Parábola os la enseñó para tiempos como lo son éstos. Esa es vuestra única oportunidad, porque si habéis sido indiferentes a todo ruego, petición, suplica e invitación del Cielo SÓLO SIENDO EXTRAORDINARIOS EN TIEMPOS ORDINARIOS LOGRARÉIS QUE SE OS ABRAN LAS PUERTAS.
(Habla Nuestro Señor Jesucristo)

Mis Hijitos,
Hoy os He Alimentado, como la primera vez con Mi Cuerpo Místico Santísimo y con Mi Sacratísima Sangre y, Mis Amados, quienes habéis participado de Mi Banquete sois de los Míos y Me lleváis en Vosotros y os Quedáis en Mí, ¡pero son tantos los que hasta el final Me rechazaron!
Habréis de ser como Dimas o no lograreis salvaros. Pedid y Yo os Daré; llamad y se os Abrirá, pero de manera Fuera de lo común; porque todo el andar con las Mías, incluso con los hijos pródigos lo habéis rechazado y no os deseo perdidas, porque aunque os perdáis os amo, y Me doléis grandísimamente, nunca os dejo de Amar pero sois vosotros los que no Me dejáis entrar en vuestro corazón a donde He rogado que Me dejéis permanecer.
Ahora, Mis Niños, tenéis vosotros que tocar al Mío y pedidMe como el Hambriento a la casa del panadero, que os Abra. ¿Entendéis como habréis de hacerlo ahora? ¡Rogad, pedid, llamad, golpead a la puerta! Os deja el Cielo este pasaje para que lo meditéis  (*) y no perdáis la esperanza nunca. Os he dicho que el tiempo llegaba, os he advertido que arribaba Mi Justicia y no habéis creído y no habéis querido, ¡pero el tiempo HA LLEGADO! Os amo desde la eternidad, Vuestro Eterno Pastor  Enamorado Jesucristo de Nazaret.
(Habla Nuestra Santísima  Madre) 

Hijitos:
No dejéis de rogar por los pecadores. Poned aquí, Pequeñita, al calce, La Coronilla del Amor** con la adición que te enseñamos para que además de estar constantemente protegidos, como lo requieren estos tiempos, salvéis un alma a una con cada jaculatoria, que es promesa del Cielo que así será. ¿Queréis agradar al Cielo? Poneos a recitar esta Coronilla del Amor, hasta que vuestros rosarios se gasten tanto que queden en un hilito…
Así lo haré Santísima Madre.

(*) “Les dijo también: «Si uno de vosotros tiene un 
amigo y, acudiendo a él a medianoche, le dice: 
“Amigo, préstame tres panes porque ha llegado de viaje a mi casa un amigo 
mío y no tengo qué ofrecerle”,  y aquél, desde dentro, le responde: “No me 
molestes; la puerta ya está cerrada, y mis hijos y yo estamos acostados; no puedo levantarme a dártelos”,  os aseguro, que si no se levanta a dárselos por ser su amigo, al menos se levantará por su importunidad, y le dará cuanto necesite.»  Yo os digo: «Pedid y se os dará; buscad y hallaréis; llamad y se os abrirá. Porque todo el que pide, recibe; el que busca, halla; y al que llama, se le abrirá.

            (Lucas,11:5-10)
(**) CORONILLA DEL AMOR
Por las Sacratísimas llagas de tu Sacratísima Corona -de espinas-
Corazones de Jesús y de María sed Nuestro Refugio y Salvación
Jesús , María; os amo ¡Salvad las almas! (10 veces)
Por las Sacratísimas llagas de tu Sacratísima Mano Derecha Corazones de Jesús y de María sed Nuestro Refugio y Salvación
Jesús , María; os amo ¡Salvad las almas! (10 veces)
Por las Sacratísimas llagas de tu Sacratísima Mano Izquierda Corazones de Jesús y de María sed Nuestro Refugio y Salvación
Jesús , María; os amo ¡Salvad las almas! (10 veces)
Por las Sacratísimas llagas de tu Sacratísimo Costado Corazones de Jesús y de María sed Nuestro Refugio y Salvación
Jesús , María; os amo ¡Salvad las almas! (10 veces)
Por las Sacratísimas llagas de tus Sacratísimos Pies Corazones de Jesús y de María sed Nuestro Refugio y Salvación
Jesús , María; os amo ¡Salvad las almas! (10 veces)
Jaculatoria Final:
Corazones de Jesús y de María haced que os amemos cada vez más (3 veces)
Amén.


 Jesús promete que cada vez que se pronuncie este acto de Amor: “Jesús y María, os amo Salvad almas”, un alma se salvará.

No hay comentarios:

Publicar un comentario