14 ago. 2014

Mensaje 10 agosto 2014 - Jacareí - Dios PADRE

ARECIÓ JUNTAMENTE CON EL PADRE ETERNO, NUESTRA MADRE SANTÍSIMA

"Mis hijos amados, YO, El Padre de ustedes, vengo nuevamente hoy con todo Mi Amor para decirles: Los amo y quiero la salvación de ustedes, por eso es que Yo creé, el Cielo, la Tierra, el Mar y todo lo que existe, para que en todo ustedes vieran Mi Amor, me den Gloria y se unieran Conmigo por el Perfecto Amor, por la unión de sus almas Conmigo por el Perfecto Amot Filial que tienen que tener por Mi, Su Padre Creador. Fue para la salvación de ustedes que Yo creé a María , para que Ella fuera el encanto de ustedes, fuera la paz en sus vidas, fuera estrella luminosa que les atrae a todos para Mí, que muestra el camino hacia Mí.

En la Dulzura de María, pueden sentir Mi Dulzura Paternal porque en María Yo Me reflejo completamente y totalmente como el Sol se refleja completamente en el más límpido de los espejos. En María, en la Mirada de Ella, en Su Bondad, ustedes pueden sentir Mi Bondad, Mi Ternura y Mi Amor para con ustedes, fui YO quien así la hizo, que la formé, que la creé y la doté tanta, tanta belleza y de Mi Amor, para que conociendo María, conociendo la Bondad de María, conocieran a Mí y Mi Bondad porque la Bondad de María es la Mía, la Dulzura de María es la Mía y la Belleza de María es Mi Belleza. Fui YO quien le dio esta misma Belleza, por eso, les di a María para que Ella fuera SEÑAL de Mi Amor y para que a través de Ella, Mi Hijo viniera en este mundo para revelarlos Mi Faz, para revelarlos Mi Ley, Mi Voluntad que es siempre AMOR Y SALVACIÓN, cuando les digo: "renuncien al pecado sino les mandaré para el infierno", hago eso por amor, porque NO quiero la condenación de ustedes, cuando les digo: "observen Mis Mandamientos", lo hago porque no quiero tener que lanzarlos más tarde en las llamas eternas, por eso les digo: RENUNCIEN AL PECADO AHORA , GUARDEN MIS MANDAMIENTOS PORQUE ESTE SERÁ EL CAMINO DE LA FELICIDAD, DE LA SALVACIÓN PARA USTEDES.

Cuantas veces advierto a los pecadores, los aviso para que vuelvan a los caminos por donde van, los aviso por medio de las señales de la naturaleza: de rayos, relámpagos y tempestades, los aviso a través de accidentes y acontecimientos dolorosos en sus vidas, los aviso a través de enfermedades y dolores para que caigan en sí, entren en sí, reflexionen los malos caminos por donde van y se conviertan, mas, todo de balde, todo inútil, porque muchos de ellos a pesar de haber sido avisados, tantas y tantas veces por Mí, continúan prefiriendo el pecado, continúan prefiriendo el camino que lleva a la condenación.

Cuan grande es el dolor de Mi Corazón de Padre, al ver que tengo hijos locos, locos en el pecado, locos por la perdición, cuando YO les ofrezco una vida tan bella a Mi lado, una vida de Gracia, de Santidad, de Paz y de Amor y todo lo que les pido es que acepten esta vida, que acepten Mis Reglas y YO seré el compañero de ustedes, su amigo, su Padre Bondadoso que no se cansará de colmarles de BIENES Y DE RECOMPENSAS ETERNAS.Vean que el Padre del hijo pródigo, perdonó al hijo, pero primero esperó que el hijo viniera a pedirle perdón de rodillas a sus pies, lo mismo quiero YO, perdonaré a los pecadores, pero los pecadores que de rodillas se arrepintieran de sus pecados y Me pidieran sinceramente perdón deseando comenzar una vida de conversión. Recen entonces por la conversión de ustedes, recen por la conversión de los pecadores porque muchos de ellos solo entrarán de nuevo en sí, solo caerán de nuevo en sí mismos con la ayuda de la oración de ustedes, solamente la fuerza mística sobrenatural de la oración de ustedes los podrá hacer entrar de nuevo en sí y reconocer la locura que hicieron de alejarse de Mí, de Mi Reglas y preferir el pecado, el Patrón Cruel que es Satanás, que primero exige todos los esfuerzos de sus siervos, esclavizándolos en los placeres, para después lanzarlos en las llamas eternas donde los atormentará y los pagará por toda la eternidad por sus servicios con tormentos y dolores tan terribles que no les puedo describir.

Recen para que los pecadores vuelvan a Mí, que todavía estoy en brazos abiertos, ofreciéndoles el perdón generosamente todos los días, Yo decreté que mientras Mi Hija Preditectísima, María, estuviera apareciendo, perdonaré setenta veces siete por día al pecador que Me pidiera y que se arrepienta. Pero ay de aquellos que esperan la noche caer, ay de aquellos que están esperando la noche caer sobre ellos para entonces mirar para Mí.

Miren para María, miren para los avisos que hemos dado a la humanidad en estos últimos siglos, en verdad, esos buscarán la luz del sol pero ya será tarde de más para ellos, no habrá más. Ustedes que aún están viendo Mi Luz, ustedes que aún están viendo el camino de la salvación que les ofrezco. Entren de prisa por ese camino porque muy pronto vendrá la noche del Gran Castigo que mandaré al mundo y entonces ya nadie más podrá ver Mi Luz. Para los pecadores será tarde de más y que NADIE PIENSE QUE ESTE DECRETO MIO SE REALIZARÁ SOLO DE AQUÍ A MUCHOS SIGLOS PORQUE MI COPA YA ESTÁ REBOSANDO. YO YA ESTOY SATURADO DE TANTOS PECADOS Y CRÍMENES HEDIONDOS QUE CONTEMPLO 24 HORAS POR DÍA, CADA VEZ QUE ÉSTA TIERRA GIRA.

Sí, cada vez que este mundo gira ante Mis Ojos, Mi Corazón se despedaza de dolor porque veo que Mi Creación está toda arruinada, Mi Creación está toda destruida por la acción de Mi enemigo que encontró en ustedes socios y aliados útiles.

Y es por eso que Yo purificaré esta Tierra con un Fuego que nunca vieron y ay de aquellos que están esperando la noche caer para buscarme. Me buscarán pero no Me encontrarán más porque la hora de buscarme es ahora, búsquenme entonces aquí, en este lugar consagrado por Mi Presencia, por la Presencia de Mi Hijo, de la Madre de Mi Hijo y de los Santos y Ángeles que aquí YO mandé, para que verdaderamente la vida de ustedes no sea perdida por Mi Ira cuando ella llegare, sino antes Yo les encuentre como VIÑAS buenas, dulces y fructíferas en Mi VIÑA, en Mi VID.

¡Oh Mis hijos, cuanto Yo los amo!, YO les envié Profeta tras Profeta, Santo tras Santo, Confesor después de Confesor, de Mi Ley, de Mi Palabra y ahora les he mandado a Mi Hija Predilectísima, la Propia Madre de Mi Hijo, y YO bajo con Ella para decirles: ¡CONVIÉRTANSE!, que ahora es el tiempo de la conversión. No están viendo la sequía, los rumores de guerra, los terremotos, los huracanes, las desgracias que suceden sobre ustedes, son Mis avisos para que entren en ustedes mismos y reflexionen sobre el camino de muerte y destrucción por donde están yendo, ¡CONVIÉRTANSE!, vuelvan a Mí, aquél que rezare el ROSARIO con verdadero amor todos los días, el Rosario de Mi Hija Predilectísima María, que es Mío, porque el Rosario también es obra de Mi Poder Creador, fui YO con María y con Mi Hijo Jesús, con Mi Espíritu Santo que creamos ésta Oración maravillosa para ustedes que es el Santo Rosario y la entregamos a ustedes por medio de nuestro siervo Domingo, aquél que rezare el Rosario todos los días podrá estar seguro que será considerado no solamente verdadero hijo de María, mas también verdadero hijo Mío. Mis hijos aman el Santo Rosario, Mis verdaderos hijos propagan el Santo Rosario, Mis verdaderos hijos aman a María con muchos Rosarios todos los días, mientras que los hijos de Mi enemigo, de Mi adversario, de la aquella serpiente que YO maldije y expulsé de Mi Jardín en el principio, los hijos de ella odian el Rosario, desprecian el Rosario, persiguen el Rosario, combaten el Rosario, pisotean el Rosario, porque son hijos de la serpiente y no Mis hijos, y no los reconozco y los negaré por toda la eternidad delante de Mis Ángeles.

Sino quieren ser del número de esos necios, de esos desgraciados, amen Mi Rosario, el Rosario de Mi Hija Predilectísima María y recen todos los días porque aquél que lo rezare jamás será abandonado por Mí, y YO le daré todas las gracias para que a Mí lleguen como un glorioso hijo Mío, como Mi hijo real, como Príncipe del Cielo, Mi descendencia y de Mí mismo, de Mis Manos recibirá la herencia eterna.

Recen todas las oraciones que María aquí les mandó hacer porque aquellos que hacen estas oraciones, crecen delante de Mis Ojos como Rosas perfumadas y vistosas, de Virtud, de Santidad y de Amor.

Yo conozco sus dolores, conozco sus sufrimientos y nunca les abandono, ni siempre respondo sus oraciones como quieren porque ni todo lo que quieren es bueno para ustedes y provecho para la salvación de sus almas.Concedo aquellas gracias que juzgo que más bien hacen al alma que al cuerpo, he aquí porque les niego tantas gracias temporales, pero las gracias espirituales, ninguna negaré porque Mi Voluntad es que sean grandes delante de Mí, grandes Santos, verdaderos hijos Míos, Mi Perfecta Imagen y y por eso les digo que aquel que me pidiera las gracias para su alma habrá de recibirlas todas porque Soy un Padre Generoso y nada Me da más placer y alegría que repartir Mis Bienes y Herencias Celestiales con Mis hijos, nada Me da más alegría de que enriquecerlos y embellecerlos con las vestimentas y joyas reales que tengo para darles, o sea, Mis Gracias Divinas.

Yo les amo tanto y escogí este lugar desde la Creación del Mundo para curar aquí sus almas de la enfermedad del pecado, remediar la miseria de alma de ustedes con Mis Gracias y Mis Bendiciones, embellecerlos, quitando de ustedes la fealdad del pecado y dándoles la belleza, la belleza que YO di a Adán y Eva en el principio y que ellos despreciaron por soberbia y desobediencia a Mi. YO vengo para darles, ésta belleza que quiero hacer cada vez más crecer en sus almas hasta la plenitud, todo lo que pido y quiero de ustedes es un SÍ verdadero, profundo y les transformaré, en una obra tan bella como nunca hubo desde el principio de la humanidad, después de Mi Hijo Jesús, El Salvador y después de Su Madre Inmaculada. Por eso vengan Hijos Míos, entréguense a Mí y hoy mismo abriré para ustedes un nuevo camino que les conducirá a esa vida maravillosa, nueva y divina que les quiero comenzar hacerles dar en esta Tierra para después continuar gozándola por toda la eternidad en un éxtasis continuo e incesante en el Cielo.

En este momento les digo: Continúen viniendo aquí para que podamos proseguir la conversión de ustedes. Estoy contento con sus oraciones y sacrificios. Continúen yendo por el camino por la cual María, Mi Hija Predilectísima y Reina, les lleva tomándoles por la mano. En Octubre, volveré nuevamente, en el día de Ella para bendecirles nuevamente y para continuar la conversión y santificación de ustedes porque muy pronto soplará el viento de Mi Justicia, sonará la hora que Mis Ángeles tiemblan y esperan con temor en Mi Presencia y entonces todo árbol que no hubiera producido fruto, YO lo cortaré y lo lanzaré en la gehena de fuego.

Por eso vuelvan sus corazones para Mí, ahora, porque ahora es la hora en que quiero elevarles y colmarles con Mis Gracias de Amor, de Paz y Salvación, a todos Yo y Mi Hija Predilectísima María les bendecimos ahora y especialmente estos Escapularios que Yo mismo ordené a Ella que revelare a ustedes en Pellevoisin y bien como todos sus Rosarios y Medallas, todos los objetos que trajeron reciban ahora MI BENDICIÓN PATERNAL que continuará con ustedes hasta el fin de los tiempos y que también continuará ahora con el cuerpo de ustedes, con el alma de ustedes y con los lugares adonde ustedes fueran a transmitir esta bendición por toda la eternidad.

(Pausa... momento en que el Padre Eterno derrama su bendición divina y especial sobre todos los peregrinos) Ya les bendije hijitos Míos, nunca se olviden que les amo, si a veces les hablo de modo duro es para levantar a sus almas del sueño del pecado. ¡Les amo, Les amo y Les amo con amor sin fin!. Continúen en Mi Paz, sigan en Mi Paz, ciertos de que Mi Mirada fijilante está sobre ustedes y nunca, nunca les abandona.

La Paz hijos Míos. La Paz Marcos, el más ardiente de los devotos de María, Mi Hija Predilectísima, el más ardiente devoto e hijo Mío"

No hay comentarios:

Publicar un comentario