26 ago. 2014

Mensaje 23 agosto 2014 - Jacareí - Brasil - Santa Lucía: Recen mucho

23 de Agosto del 2014
Mensaje de Santa Lucía de Siracusa


“Amados Hermanos Míos, Yo, Lucía, nuevamente les bendigo hoy y les digo: “Recen, por la Oración recibirán grandes Gracias, grandes bienes. Para aquel que reza nada será imposible, desde lo que pide sea conforme a los Planes de Dios y la Voluntad del Señor.”

Recen. Muchas veces el Señor les prueba, prueba la Fe de ustedes, su perseverancia, negándoles ciertas Gracias y dejándoles rezar por bastante tiempo; para ver su perseverancia, para testar y probar el amor de ustedes. Sean persevantes, porque la perseverancia alcanzará grandes cosas, alcanzará grandes Gracias.

Recen mucho por el Brasil. Ya fue dicho aquí millares de veces que: sin Cercos de Jericó, sin Cruzadas del Rosario, sin mucha Oración, ésta Nación no tendrá salvación. Y su fututo, su destino será la destrucción completa porque Satanás odia al Brasil y quiere destruirlo, y se aprovecha que aquí muchos no rezan, para poder realizar sus planes nefastos. ¡Recen, recen! Menos pasatiempos, menos diversiones, menos canciones de alegría y de fiesta y más Oración, más Coronillas, más Rosarios, para ayudar a la Madre de Dios a salvar al Brasil y al mundo.

Solamente el Rosario puede salvar al Brasil y al resto de las Naciones de la tierra. Ustedes son la última esperanza del mundo, ustedes son la última esperanza de la tierra. No pierdan ni media hora que sea y recen muchas Coronillas, pensando siempre que: “cada Coronilla que rezan, son millones de almas que ustedes salvan y cada Coronilla que dejan de rezar, son millones de almas que se pierden por la culpa de ustedes y Dios les pedirá cuentas.”

Recen, recen mucho, vivan en la Santidad como Nosotros los Santos vivimos. La Santidad consiste en amar a Dios como Nosotros lo amamos y en hacer la Voluntad del Señor. Hacer lo que Él quiere y no hacer lo que a Él no le gusta, lo que Él no quiere. En esto consiste la Santidad, simple y así de directo. Aquellos que vivieren, que vivieren esto, se tornarán Grandes Santos, agradarán al Señor Dios y a la Madre de Dios. Y Ellos en el Cielo se entretendrán con ustedes en dulce familiaridad, en dulce amistad, en dulce coloquio amoroso como se entretenían con el Gran Gerardo Mayela.

Sí, Él ya experimentó en la infancia la familiaridad, la amistad, el convivio delicioso con Jesús y María que los Bienaventurados prueban y gozan en el Paraíso. Si ustedes fueran Santos, si ustedes fueran fieles a Ellos hasta el fin, renunciando a todo pecado y practicando las obras de Santidad, será esto un convivio maravilloso que tendrán con Jesús y María en el Cielo y la alegría de ustedes será tan grande, tan grande que ustedes saldrán de un éxtasis para otro, saldrán de un gozo para otro.

Yo, Lucía les ayudaré a que caminen por ese camino, camino de Santidad que conduce a este Cielo maravilloso que les espera. Recen, recen todas las Oraciones que el Cielo les pidió aquí. No pueden ahora entender el motivo de estas Oraciones. Basta saber que es para la salvación de ustedes y la del mundo. Un día entenderán los Planes Divinos, entenderán los Planes de la Madre de Dios y por qué Ella les dio tantas Horas de Oración aquí y les pidió que la hicieran. Un día todo será claro para ustedes, también quedará claro para ustedes el por qué ser el 7 de Febrero la primera Aparición, el por qué ser el 7 de mayo la primera Aparición del Señor Jesús, el porqué de todas las fechas de las Apariciones.

Caminen en la Fe, caminen en la Obediencia en la Madre de Dios y en el final, la Celeste Comandante de ustedes les recompensará. A todos les bendigo con amor: con Águeda de CATANIA… de SIRACUSA… de MATERDOMINI con Gerardo…y de JACAREÍ.

La Paz a todos ustedes. La Paz a ti Marcos, el más ardiente de Mis Devotos, de los Devotos de Gerardo y de los Santos. La Paz “Amigo Mio”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario