20 oct. 2014

Mensaje 16 octubre 2014 - EE.UU - La mortal enfermedad del alma: La Apatía Espiritual

16 de Octubre del 2014
Mensaje Público


“Yo soy tu Jesús, nacido Encarnado.”

“Hoy, mientras te hablo, una enfermedad mucho más dañina está haciendo estragos en la humanidad más que cualquier virus hasta ahora conocido.  Es la costosa y mortal enfermedad de la apatía espiritual.  Los síntomas son los siguientes:  no reconocer el bien frente al mal y, en sus últimas fases, no interesarse en la diferencia;  incredulidad en uno o más de estos:  Dios, el Cielo, el Infierno, el Purgatorio o Satanás;  no aspirar a la salvación, una ausencia de oración en la vida diaria, una falsa conciencia que no busca el pecado en su propia alma.”

“Esta enfermedad, aunque de proporciones de epidemia, no es reconocida por los gobiernos, los medios de comunicación y ni siquiera se toman precauciones contra ella en las familias.  Aquí en esta Misión y lugar de aparición, Yo ofrezco una vacunación contra esta apatía espiritual.  Es el Amor Santo en el corazón.  Un corazón impregnado de Amor Santo evita la apatía espiritual y estimula el sistema inmunológico de la recta razón, protegiendo al alma de la negociación de la verdad.”

“Pero mientras Yo ofrezco la solución, la misma naturaleza de la enfermedad niega la necesidad de ayuda.  El costo es tremendo:  la condenación eterna.  Mientras que una enfermedad física puede quitarles la vida, esta enfermedad espiritual puede arrebatarles su alma.”
 

“Qué absurdo, entonces, ignorar Mis advertencias y Mi solución.  Las almas siguen contaminando a los que los rodean con sus errores.  Ustedes no pueden comprar o usar ropa especial para protegerse de esta enfermedad.  La protección que Yo les doy es la fuerza del Amor Santo en su corazón.”

Lean Romanos 6:20-23
Cuando eran esclavos del pecado, ustedes estaban libres con respecto de la justicia.  Pero, ¿qué provecho sacaron entonces de las obras que ahora los avergüenzan?  El resultado de esas obras es la muerte.  Ahora, en cambio, ustedes están libres del pecado y sometidos a Dios:  el fruto de esto es la santidad y su resultado, la Vida eterna.  Porque el salario del pecado es la muerte, mientras que el don gratuito de Dios es la Vida eterna, en Cristo Jesús, nuestro Señor.  (Cita tomada de la Biblia en línea de www.vatican.va)

16 de Octubre del 2014
Mensaje Público

“Yo soy tu Jesús, nacido Encarnado.”

“Yo les digo que los mandamientos no están abiertos a interpretaciones nuevas y más liberales;  interpretaciones más alineadas con los deseos pecaminosos del hombre.  La verdad no les llega a ustedes con el aliento de la transigencia.  La verdad no está sujeta a debate.  La verdad nunca cambia en aras de abrazar el corazón de la humanidad.  El corazón de la humanidad tiene que cambiar para abrazar la verdad.”

Lean 2ª Pedro 2:21
Más le hubiera valido no conocer el camino de la justicia, que después de haberlo conocido, apartarse del santo mandamiento que le fue transmitido.  (Cita tomada de la Biblia en línea de www.vatican.va)

1 comentario:

  1. Ore por las almas, la coronilla de la Divina misericordia, por favor, Dios le bendiga, llevándole al cielo.

    ResponderEliminar