20 oct. 2014

Mensaje 16 octubre 2014 - Gerardo Mayela - ¡Sean de mis Devotos!

FIESTA Y MENSAJE DE SAN GERARDO MAYELA
16 de octubre de 2014

“Amados hermanos Míos, Yo, Gerardo, vengo a ustedes hoy en el día de Mi Fiesta para decirles:  ¡GRANDE ES MI AMOR POR USTEDES!

Mi Amor por ustedes es tan grande que si ustedes pudieran sentirlo, todos ustedes morirían de Amor. Si ustedes pudiesen conocer todo el Amor que tengo por ustedes, se romperían todas sus venas. El alma de ustedes se desprendería en un instante de sus cuerpos golpeadas por la fuerte emoción del conocimiento de la grandeza de Mi Amor. Con este Mi Amor les protejo, les guardo, les guío todos los días de sus vidas rumbo al Cielo.

Bienaventurados aquellos que fueran Mis Devotos, porque el Señor Jesús y Su Madre Santísima Me concedieron muchas Gracias para socorrer a Mis Devotos, para ayudar a Mis Devotos, para conducir a todos Mis Devotos al Cielo.

Bienaventurada el alma que se confía a Mi Protección porque sobre esas almas, Satanás tiene menos poder. De las almas que son Mis Devotas y que tienen la señal de la devoción a Mí en sí, a esas almas Satanás no puede hacer ciertos males y de ellas ciertos demonios no pueden aproximarse con ciertas tentaciones.

Por eso, el alma que es de Mí, devota, goza verdaderamente todos los días de una gran protección Mía y de muchos beneficios del Señor.

Si ustedes supieran cuantos méritos tengo Yo delante del Señor y de Su Madre para ayudar a Mis Devotos, ustedes se confiarían a Mí, que tengo el deseo supremo de llevarles al Señor, de conducirles al Amor de DIOS y a la salvación eterna.

Grande es Mi Amor por ustedes, por eso todos los días no Me canso de mostrarles de muchas formas como cuido de ustedes, como les protejo, como estoy cerca de ustedes. Sobretodo, cuando el sufrimiento es más fuerte.

Todos los días les mando muchas señales para mostrarles lo cuanto Yo les quiero, lo cuanto Yo les amo y lo cuanto Yo estoy verdaderamente velando sobre ustedes, sobre sus familias, sobre el destino eterno de sus almas.

Si ustedes verdaderamente tuvieren los ojos puros y abiertos por la Fe, observarán Mis señales y entenderán cuanto Yo les amo, lo cuanto Yo estoy cerca de ustedes y lo cuanto Yo quiero conducirles para el Cielo. Grande es Mi Amor por ustedes, grande es Mi deseo de llevarles al Cielo.

Déjense guiar y conducir por Mí, déjense formar por Mí, síganme por el camino de la oración, del sacrificio y de la penitencia.

Sobretodo los jóvenes, si quieren ser victoriosos de las tentaciones de su tiempo, que me sigan por el camino de la oración, de la penitencia y de la consagración total a la Virgen María, que Yo mismo hice cuando era joven. El Secreto de Mi juventud santa fue Mi Amor inflamado por la Santísima Virgen y la Consagración Solemne que Yo hice a Ella.

Recen el Rosario, quien reza el Rosario todos los días con el corazón y con docilidad a la Madre de DIOS tendrá fuerza para renunciar al pecado y renunciando al pecado se mantendrá en la Gracia de DIOS, en la amistad de DIOS y ciertamente se salvará.

Aquí, en este Lugar donde Soy tan amado, tan alabado, tan bendito y glorificado por Mi Predilectísimo Marcos. Y por tantos que Me aman, que aman las virtudes que Yo poseí y se esfuerzan por imitarme. Aquí, verdaderamente quiero y haré cosas grandiosas en todos aquellos que se entregaren a Mí.

Amo este Lugar con un Amor especial, velo por ello y por todos que aquí Me dan sus corazones para conducirlos y guiarlos al Cielo.

A todos bendigo: de MURO LUCANO… de MATERDOMINI… y de JACAREÍ”

No hay comentarios:

Publicar un comentario