24 nov. 2014

Mensaje 22 noviembre 2014 - Jacareí Brasil - Santa Lucia: Recen, recen mucho porque el gran Castigo está a las puertas.

Jacareí, 22 de Noviembre del 2014

MENSAJE DE SANTA LUCÍA DE SIRACUSA



“Mis amados hermanos, hoy Yo, Lucía de Siracusa vengo nuevamente para decirles: Recen, recen mucho porque el gran  Castigo está a las puertas.

DIOS ya no puede soportar más tantos pecados y crímenes que se cometen en la faz de la tierra. Por eso Él quiere enviar un gran fuego que irá reducir a la nada todos los pecados y todas las locuras de esta humanidad rebelada contra DIOS y de Él alejada por el pecado y por la desobediencia.

Deben rezar, rezar mucho, porque muchos son los llamados, pero pocos serán los que perseverarán hasta el final. Recen todos los días, mucho, pidiendo el aumento del amor de ustedes, de su fidelidad, de su obediencia a DIOS y de su perseverancia.

Solamente aquellos que perseveraren hasta el final, serán coronados con la corona de la vida y el premio eterno. Recen, recen mucho porque todos los días la tierra, el mundo claman venganza al Señor con tantos pecados que se cometen y la espada del Castigo ya se cierne sobre sus cabezas como la Madre de DIOS les avisó tantas y tantas veces.
 
No tengan el corazón tan duro así al punto de no conmoverse delante de las Lágrimas de Ella y de Sus Avisos, de Sus Llamados. Porque Ella les habla con Su Corazón aplastado y lacerado por el dolor de ver tantos de Sus hijos condenándose todos los días, sin haber quien haga nada para impedir una perdición tan grande de almas que todos los días sucede en el mundo.

Recen, recen mucho, porque solamente con el Rosario ustedes podrán alcanzar el gran Milagro de la conversión de los pecadores obstinados en el pecado. Solamente con la oración del Rosario conseguirán la divulgación de los Mensajes y hacer con que todos los corazones sean tocados por los Mensajes de la Madre de DIOS.

Solamente con el Rosario podrán obtener el regreso de las familias, a la Oración del propio Rosario. Y solamente por el Rosario podrán conseguir la gracia de ser fieles al Santo Rosario. Por eso Mis amados hermanos, recen el Rosario todos los días y propáguenlo juntamente con las Quince Promesas que la Madre de DIOS dio a San Domingo de Guzmán en la Aparición donde Ella le entregó el Santo Rosario, para que las almas conociendo cuán grande es la bondad de la Madre de DIOS y lo cuanto Ella promete a aquellos que rezaren el Rosario todos los días.

Todos, amen el Santo Rosario y recen el Santo Rosario que es medio seguro de salvación y señal segura de predestinación al Cielo.

Recen, recen mucho y hagan aquello que la Madre de DIOS les dijo: Ayunen a pan y agua los miércoles y viernes para que sus almas sean fuertes en las tentaciones del demonio y tenga la fuerza para renunciar a todas ellas.

Yo, Lucía, rezo por ustedes todos los días y les presento diariamente al Señor en el Cielo pidiendo por ustedes y ofreciendo los méritos de Mi Martirio por ustedes, para que el Señor les conceda siempre más: Gracia, Bendiciones y Salvación.

Apresuren su conversión, escuchen Mi Llamado, recen más también la Coronilla, (Aquí puede ver la coronilla) dedicada a Mí, para que Yo continúe alcanzando y realizando para ustedes y en sus vidas grandes Gracias, grandes Bendiciones del Señor.


A todos les bendigo con Amor: de SIRACUSA… de CATANIA… y de JACAREÍ”

No hay comentarios:

Publicar un comentario