16 dic. 2014

Mensaje 13 diciembre 2014 - Jacareí Santa Lucia


Jacareí, 13 de Diciembre del 2014

FIESTA DEL MARTIRIO DE SANTA LUCÍA 
MENSAJE DE SANTA LUCÍA DE SIRACUSA


“Amados hermanos Míos, Yo, Lucía, sierva del Señor y de la Madre de DIOS, Me alegro por estar hoy con ustedes aquí en el Día de Mi Fiesta.

Vengo para decirles: Sean Lucías.

Sean luces para este mundo envuelto en tinieblas, brillando en el medio de la oscuridad con la luz de sus virtudes, de su Fe, de su Oración, de su Amor. De modo que este mundo decaído en el pecado, pueda encontrar la luz de la Salvación, de la Paz y de la Gracia que tanto necesita, para que pueda en fin encontrar al Señor y en Él la Salvación.

Sean luces para este mundo repleto de tinieblas que se alejó tanto de DIOS, que ya no puede más encontrar solo el camino de su salvación y de su paz. Si ustedes no llevaren a este mundo la luz del Señor. Si ustedes no fueren otras Lucías, otras luces, este mundo decaído en las tinieblas no podrá ser salvo. Por eso es la misión de ustedes llevar a este mundo cada vez más la luz del Cielo.

Es verdad, lo que Mi querido Marcos dijo muy bien, ustedes tienen aquí un arma invencible que son los videos de las Apariciones de la Madre de DIOS, de Sus Lágrimas y de la Vida de los Santos, que Nuestro Amadísimo Marcos hizo para ustedes. Esas armas invencibles son capaces de tocar incluso los corazones más endurecidos, sólo necesitan llevar a ellos esta luz, sólo necesitan llevar a ellos esta Gracia y el resto Nosotros y el Señor Espíritu Santo haremos juntos.

Lleven a ellos esta luz, lleven a ellos esta Gracia, para que todos puedan conocer el camino de la salvación, el camino de la Paz. Por eso este lugar es tan amado por el Cielo, tan predilecto de la Madre de DIOS y por eso este vidente, este siervo del Señor que aquí está, es tan predilecto de la Madre de DIOS, tan predilecto Mío y de los Santos. Porque él hizo la mayor de todas las obras para dar a conocer a todos la Luz, Gracia y Amor del Señor, que son estos videos, que son capaces de iluminar hasta el alma que está más llena de tinieblas.

Lleven esta luz para el mundo, porque en esta hora en que Satanás se proclama el vencedor, el ganador seguro de toda la humanidad, es necesario llevar esta luz que salva, esta luz que ilumina y que disipa las tinieblas, para que el mundo verdaderamente pueda ser salvo.
Es la hora de ustedes, Apóstoles de los Últimos Tiempos, ahora deben ser Lucías, luces para este mundo más que nunca.

Vayan por lo tanto, hagan grupos de oración, cenáculos de familia en familia llevando esta luz maravillosa que emana de este lugar para que más almas sean iluminadas, sean libertadas de las tinieblas del pecado y de Satanás y puedan encontrar la nueva vida en DIOS, la verdadera vida en DIOS.

Sean Lucías, luces para este mundo, haciendo la luz de sus virtudes, de su Fe, de su oración brillaren como nunca antes delante de todos. No escondan su luz como se esconde una lámpara debajo de la cama, porque la lámpara debajo de la cama no iluminará, no puede iluminar, pues está escondida.

Hagan la luz de su Fe brillar para afuera de sus casas llevándola a todas las familias, a todos los lugares, a todos los corazones. Si ustedes caminaren en la Oración, caminaren en las virtudes, caminaren en el bien, entonces su luz se irradiará de ustedes para los otros automáticamente y ellos sentirán la presencia de DIOS en ustedes, de la Madre de DIOS en ustedes. Y se aproximarán de ustedes queriendo esta luz, queriendo esta Paz, queriendo esta Gracia celestial que estará en ustedes.

Vayan y no tengan miedo, tórnenme conocida y amada por todos, para que la Madre de DIOS, María Santísima sea más conocida y más amada. Todos aquellos que Me conocen, conocen a la Madre de DIOS y todos los que Me aman, aman por fin a la Madre de DIOS porque Yo les llevo a todos hacia Ella, Yo Soy el camino hacia la Madre de DIOS. Por eso, Mis hermanos, lleven, lleven Mis Mensajes, lleven la Devoción a Mí, Mi Vida a todos y verán como tantos corazones serán tocados por la Gracia del Señor y serán enamorados por Él.

Yo amo a todos ustedes, y les pido: Recen Mi Coronilla por lo menos una vez por semana, Yo tengo tantas Gracias para darles y quiero darles por medio de ella. No sean ingratos, no sean crueles con el Señor que ya les dio tantas Gracias por Mi intermedio.

No paguen el Amor del Señor con más pecados, sino antes, retribuyan este gran Amor con más amor con una vida verdaderamente dirigida para Él, fiel a Él. Y entonces, Yo les prometo que DIOS hará maravillas por medio de ustedes como hizo en Mí.

Recen el Santo Rosario y huyan del mal del pecado, si hicieren esto el Cielo será suyo. Yo les amo mucho, les protejo, les guardo y les guío siempre más.

Y hoy en el día de Mi Fiesta con todo Mi pueblo Siracusano, Me alegro con ustedes y también les bendigo: de CATANIA… de SIRACUSA… y de JACAREÍ”

No hay comentarios:

Publicar un comentario